Banner




Ud. está aquí

Madrazo y el bumerang…

Correo electrónico Imprimir PDF

Por Jesús Michel Narváez

Conozco a Roberto Pintado hace casi  décadas. Es más joven que el que esto escribe. Y siempre mostró respeto por las instituciones lo que le trajo como recompensa una fructífera carrera en la política nacional hasta que decidió arrojar el currículum por el drenaje profundo cuando, como ahora lo hizo Ricardo Anaya en el PAN, se apoderó del PRI, rompió con Elba Esther Gordillo, creó cacicazgos en su partido y terminó derrotado por Felipe Calderón y Andrés Manuel López Obrador en la elección presidencial de 2006.

En aquel año, el PRI se convirtió por primera ocasión en la tercera fuera política. Lejos del PAN y atrás del PRD. Reconoció su derrota cuando tuvo en sus manos las actas de las casi 15 mil casillas instaladas en el territorio nacional para que los ciudadanos depositaran sus votos. Todo había quedado en el pasado. En la democracia, como siempre se ha dicho, se gana y se pierde. Y se remata con la inexplicable frase: la derrota nunca es para siempre -¿es nunca o es siempre?- y en el PRI trataron de recomponer las cosas. Y lo hicieron en 2012 con Enrique Peña Nieto como su estrella en el firmamento político.

Durante 12 años, Andrés Manuel López Obrador machacó con el presunto fraude cometido en su contra. Aquella noche del primer domingo de julio de 2006 presumía una ventaja de más de 500 mil votos. Y durante los mismos 12 años las autoridades le negaron reconocer sus aseveraciones. Luis Carlos Ugalde, entonces presidente el Instituto Federal Electoral detuvo la información que debía conocerse la misma noche del domingo. Argumentó que la diferencia entre el primer y segundo lugar no daba opción de proclamar al ganador. Días de espera y de incertidumbre. Finalmente el veredicto favoreció a Calderón por la mínima diferencia. Con la legislación actual no habría podido tomar posesión.

A 12 años de distancia, Madrazo confirma la versión de López Obrador: había ganado la elección. ¿Y entonces quién se la robó?

No queda claro porque ahora el tabasqueño reconoce la victoria de su paisano. En 1994 la elección para gobernador de Tabasco creó el primer conflicto entre Madrazo y López. ¿También ahí ganó el presidente electo en 2018? Declaraciones que producen irritación y que dejan mal sabor de boca. ¿Qué ganó Madrazo con desprestigiar al IFE? Me dirán que no lo hizo por dinero ¿entonces por qué?

E-mail: Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla , Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla , Facebook: jesusmichel, Twitter: @jesusmichelMx y en Misión, Periodismo sin Regaños de lunes a viernes de 9 a 10 de la mañana por ABC-Radio en el 760 de AM

Escribir un comentario