Banner




Ud. está aquí

Del Mazo y el adiós del poder…

Correo electrónico Imprimir PDF

Por Jesús Michel Narváez

Desde 2010 soñó que despertaba y era el gobernador del Estado de México. Se le adelantó Enrique Peña Nieto. Pasaron seis años antes de que la pesadilla despareciera y la realidad lo llevara al Palacio de Gobierno. Sin embargo, su triunfo fue cuestionado y llegó hasta los tribunales en donde le asignaron la gubernatura.

Jurídicamente se cumplió. Legalmente, todo fue exacto. Ante los ojos de los ciudadanos del Estado de México, se cometió fraude. Se habló de millonarias sumas invertidas en la campaña para que ganara. Sus aliados le dieron el triunfo. Y él, ya investido gobernador, respondió con una patada en el trasero. No les reconoció el esfuerzo y los pocos pero definitivos votos que le otorgaron para levantarse con la victoria.

Se le olvidó que nueve meses más tarde tendría elecciones de diputados y presidentes municipales. Y endiosado con su programa rosa, perdió de vista que los aliados sí contaron. Decidió mostrar “la fuerza, el músculo del PRI estatal” y se lanzó en busca de los 45 distritos electorales y los 125 municipios como el jefe de Toro: en solitario.

Cuando la campaña presidencial entró a su etapa final y se advertía que el abanderado de Todos por México no cruzaría la meta en primer lugar, surgieron los rumores, las versiones, las propuestas. ¿Quién será el brazo fuerte del PRI después de la derrota presidencial?… los más osados lo mencionaron. Sí, el próximo líder del priísmo no sería ya Enrique Peña sino Alfredo del Mazo Maza.

Todo parecía estar planchado para que el siempre elegante gobernador mexiquense, el tercero de la familia en estar en Lerdo 300, se erigiera en el mando único al término de la gestión de Peña Nieto.

Sin embargo, soberbia, desconocimiento, irritación, se conjugaron para darle al PRI y a su gobernador en el Estado de México, la paliza del siglo XXI.

El poder que presumía tener, la fuerza que pregonaba como “líder tricolor mexiquense” se fue al drenaje profundo y ahora tendrá que gobernar, si lo dejan, sin diputados y con un mínimo de presidentes municipales que dejarán de serle afines cuando los recursos no fluyan.

Del Mazo Maza vive la encrucijada de su vida. ¿Terminará su mandato?... nadie puede decir que no, pero tampoco afirmar lo contrario. No saber tratar a los aliados y suponer que se tiene todo para ganar, fue el error más costoso de su vida.

E-mail: Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla , Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla , Facebook: jm-narvaez, Twitter: @jesusmichelMex y en Misión, Periodismo sin Regaños de lunes a viernes de 9 a 10 de la mañana por ABC-Radio en el 760 de AM.

Escribir un comentario