Banner




Ud. está aquí

Balconeada de Trump…

Correo electrónico Imprimir PDF

Por Jesús Michel Narváez

Luis Videgaray estaba en Washington el 15 de febrero. Y ese mismo día se anunció la reunión de Enrique Peña Nieto con Donald Trump, sin que se fijara lugar, fecha y agenda. Cinco días después, los dos mandatarios hablaron por teléfono durante 50 minutos y la comunicación terminó abruptamente. ¿El resultado? Cancelación por segunda ocasión de una cumbre entre ambos, a solas.

Jared Kushner, el influyente asesor del residente de la Casa Blanca llegó a México el 7 de marzo. ¿Los temas?: migración, seguridad y ¡aranceles! De la reunión con el presidente Peña Nieto se filtró que Trump no aplicaría los aranceles al acero y a aluminio a  México ni a Canadá. Porque son países “amigos”.

Hasta ahí todo se mostraba como acciones diplomáticas encaminadas a fortalecer la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte. Sin embargo, este sábado Donald Trump reveló que Peña Nieto le pidió, en la charla del 20 de febrero informar que México no pagaría el muro, la obsesión del presidente estadounidense. ¿Ocurrió o no? Solamente los dos que charlaban lo saben.

No deja de sorprender que sea en Estados Unidos y su protagonista principal el que haga público un diálogo privado que, según las buenas reglas de la diplomacia, debía permanecer entre los dos y probablemente en sus equipos cercano.

Las palabras de Trump se vuelven agresivas, como es su costumbre, al decir que le respondió: “está loco, eso no lo puedo decir”.  Se presume que ante esa afirmación, Peña Nieto dio por concluida la conversación y enseguida instruyó a Videgaray para que informara de la cancelación de la reunión anunciada el 15 de febrero.

Trump vuelve a pisar no solo al Presidente sino a México, todo, al confirmar que el muro se hará y que lo pagarán los mexicanos. ¿Qué le hace suponer que se saldrá con la suya?

Quizá la tibieza con que el Gobierno de Peña Nieto ha respondido a las agresiones, un día sí y otro también, de un personaje que de política nada sabe, nada entiende, pero que tiene el poder de su firma. Sin embargo, el responsable de la forma en que el empresario metido a presidente de Estados Unidos sea más que soberbio, tiene nombre y apellido y no se advierte que Peña Nieto quiera tomar la decisión de mandarlo a su casa. ¿Habrá que esperar a que Trump ordene una invasión del territorio mexicano para nombrar nuevo canciller? Es pregunta, solamente pregunta.

E-mail: Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla , Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla , Facebook: jm-narvaez, Twitter: @jesusmichelMx y en Misión, Periodismo sin Regaños de lunes a viernes de 9 a 10 de la mañana por ABC-Radio en el 760 de AM.

Escribir un comentario