Banner




Ud. está aquí

Cárcel para un expresidentes…

Correo electrónico Imprimir PDF

Por Jesús Michel Narváez

Aferrarse a la candidatura y suponer el triunfo cuando aún no inician las campañas ni se ha registrado la verdadera encuesta: la de las urnas y anunciar que si gana las elecciones, si el presidente Enrique Peña Nieto cometió actos “graves de corrupción”, por supuesto que “lo metería a la cárcel”, podría ser muestra de desesperación por parte de Ricardo Anaya Cortés, a quien el fuego comienza a quemarlo más que su exposición al sol.

Está seguro, afirma, de que el residente de Los Pinos lo quiere sacar de la boleta porque “quiere impunidad” y nosotros “no lo vamos a conceder”. Repite cual jugador de dominó la misma ficha: “ya estuvo bueno de que haya intocables en nuestro país”.

Totalmente de acuerdo. Salvo que… a don Ricardo parecen entrarle por un oído y salirle por el otro los señalamientos que se han generado por su presunta participación en lavado de dinero y triangulación de recursos financieros.

Cuándo “dice que ya estuvo…” ¿se incluye él? Y que quede claro: no defiendo al Presidente porque él lo hace solo –aunque mal- sino cuestiono el doble lenguaje o duplicidad de moral de alguien que quiere el poder para ejercerlo a plenitud cobrando facturas que involucran su posible defenestración o por haber sido calumniado.

Hasta el momento no ha podido demostrar cómo incrementó su fortuna personal y la de su familia política. Se ha enredado en las “explicaciones” que van desde haber obtenido un crédito bancario para comprar la bodega que después vendió, hasta insistir en que él no sabía a quién le vendió la propiedad, no obstante ser amigo personal de su presunto socio Manuel Barreiro, a quien se localizó en Canadá hace 10 días y quien de inmediato solicitó amparo para no ser detenido.

Le decía ayer que los estrategas de Anaya han evaluado su situación y decidieron que el “ataque es la mejor defensa”, definición que se advierte no comparte su mentor, Diego Fernández de Cevallos, porque en los últimos eventos no lo acompañó ya no como abogado sino como panista que lo asesora política y jurídicamente.

Por lo tanto, habrá que tratar de entender hasta dónde el queretano trabaja por la libre, si bien no debe pedir permiso a nadie, y si el tiempo le alcanzará para, en efecto, mantenerse en la boleta electoral. Esto está empezando y no se acaba hasta que se acaba como diría el clásico de los deportes.

E-mail: Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla , Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla , Facebook: jm-narvaez, Twitter: @jesusmichelMx y en Misión, Periodismo sin Regaños de lunes a viernes de 9 a 10 de la mañana por ABC-Radio en el 760 de AM.

Escribir un comentario