Banner




Ud. está aquí
Banner
Banner

Murmullos

Correo electrónico Imprimir PDF

ALERTAS.- Forjar nuevas instituciones en las que prevalezca la legalidad, se abata la impunidad y se corte de tajo la corrupción, lo que podría llevar a la redacción de una nueva Constitución, propone el rector de la Universidad Iberoamericana.

Entrevistado En el programa radiofónico Misión, Periodismo sin Regaños, que se transmite de lunes a viernes de 9 a 10 de la mañana por ABC-Radio en el 760 de AM, el maestro David Fernández Dávalos es tajante: los políticos deben ponerse a trabajar y dejar de robar.

Plantea que se trata de un proyecto de Nación a largo plazo, pero que debe iniciarse con el próximo régimen, gane quien ganare, porque las condiciones del país no pueden seguir iguales en las que unos pocos tienen en exceso y muchos no tienen nada.

¿Rumbo a la autocracia?, le pregunto y me responde: “No. No necesariamente sino hacia un modelo que distribuya la riqueza y en el que el Estado participe más activamente en la economía.

RUMORES.- ¿Un regreso al estatismo de los años setenta?, le pregunto durante la entrevista. “No, no se trata de eso. Estoy pensando en modelos como el de Suecia, por citar un ejemplo, en cuyo sistema participa el Estado en el desarrollo de la economía”.

Planteamientos sin duda más allá del cortoplacismo que tienen, justamente, los que dicen ser políticos, comer política y hacer política.

SONIDOS.- Para el doctor Tommaso Gravante, investigador del Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Ciencias y Humanidades, el futbol es una buena medicina para olvidar las tragedias cotidianas.

El experto en la materia afirma que “el juego del hombre” –como lo bautizó Ángel Fernández- que los triunfos de México en la Copa del Mundo que se realiza en Rusia, han caído como bálsamo en medio de las crisis de distintos tópicos que registra el país.

“Vale la pena separarse de los problemas por dos horas… y se gana el equipo preferido, mucho mejor”, acota.

Así que, pese a lo que se diga que el futbol es el opio de los pueblos, lo cierto es que se trata de un escape que muchos lo necesitan. Mañana juega México y hay que estar pendientes y transmitirles a los jugadores la vibra de que “estamos con ustedes”.

ENTRE LÍNEAS.- Me envían diversos correos en relación a lo publicado ayer sobre Amalia García.

“Usted omitió señalar que la señora fue diputada federal justamente cuando Ricardo Anaya presidía la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados y se votó la Reforma Energética. ¿Dónde estaba la legisladora?... ¿acaso se ausentó para no ser parte de la acción con la que se entregó el petróleo mexicano a los extranjeros?, me dice uno de ellos.

Acepto la responsabilidad. Se me olvidó su paso por San Lázaro, a pesar de que la entrevisté en varias ocasiones en el programa radiofónico que conduzco todas las mañanas. Y sí, hay razón en cuestionar su renuncia al PRD porque conocía, como lo escribí, la creación del Frente constituido por PRD-PAN y MC, y no tuvo empacho en seguir cobrando como servidora pública en el gobierno de Miguel Ángel Mancera y permanecer al frente de su corriente: Foro Nuevo Sol, que por cierto, apoyo la creación de la coalición de los partidos que tienen a Ricardo Anaya como candidato presidencial.

RUIDOS.- ¿Con quién juega o quiere quedar bien el gobernador perredista Silvano Aureoles Conejo? Ha echado a andar a Vladimir Aguilar, secretario de Operación Política del CEN del PRD, para atacar a Alejandra Barrales, aspirante a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México.

¿Acaso la candidata duerme con el enemigo en casa? Porque no tiene explicación que un mandatario surgido del PRD ataque a su compañera de partido cuando la lucha por el triunfo está de a peso.

Lo lógico y políticamente correcto sería apoyar a quien le daría fortaleza al PRD ante la profunda crisis que viene el partido desde hace más de un año. Por ello la pregunta: ¿a quien sirve Silvano?

E-mail: murmullos2008 Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla

Escribir un comentario