Banner




Ud. está aquí
Banner
Banner

Patrimonio de la Biblioteca Central de la UNAM, sin daños tras severa lluvia

Correo electrónico Imprimir PDF

Gracias a la activación de los protocolos de emergencia establecidos por la UNESCO, el patrimonio bibliográfico que resguarda la Biblioteca Central de la UNAM no tuvo daño alguno debido a la filtración de agua que sufrió durante la atípica tormenta que afectó al sur de la Ciudad de México la noche de este lunes.

La máxima casa de estudios del país aseguró que la inmediata y profesional intervención del personal de la Dirección General de Bibliotecas hizo posible controlar la contingencia en el inmueble declarado en 2007 por la UNESCO Patrimonio Cultural de la Humanidad, junto con otros edificios de Ciudad Universitaria (CU).

Con un acervo de más de 80 mil libros, 20 mil adquiridos exprofeso para ella y los demás entregados por el Departamento Técnico de Bibliotecas de la UNAM, tiene un total de 270 mil títulos en su colección general.

Con unos 527 mil volúmenes conforman su acervo a 60 años de su fundación, más las joyas literarias contenidas en su Fondo Antiguo, y la mayor colección de tesis existentes en México.

Su historia comenzó cuando, en 1948 el arquitecto y pintor Juan O’Gorman fue invitado para que proyectara, con los arquitectos Gustavo Saavedra y Juan Martínez de Velasco el edificio al que se había concedido una posición preponderante en el plano de Conjunto de CU.

En una definición se menciona acerca de su nombre que surge al considerar el carácter multidisciplinario de sus acervos bibliográficos y la modalidad de sus servicios, abiertos de manera especial para toda la comunidad universitaria en igualdad de circunstancias, ahí “está el significado de su denominación como Biblioteca Central”.

Al consultar cuál es la a misión de esa megabiblioteca se menciona que es la de proporcionar recursos y servicios documentales pertinentes, suficientes y de calidad para apoyar las actividades formativas y de actualización de la enseñanza, investigación y difusión de la cultura de los alumnos, maestros e investigadores de todas las escuelas, facultades, centros e institutos de la UNAM, así como preservar su patrimonio documental.

Tales servicios se ofrecen prioritariamente a la comunidad UNAM, y extensivamente, a la sociedad, en el marco de los principios, los valores y los fines de ésta, conforme a las posibilidades y límites que le impone su naturaleza de biblioteca universitaria.

La visión para tal obra es la de constituirse en una institución que a través de sus acervos bibliográficos y servicios cumpla permanentemente con un papel activo fundamental en la materialización de la vocación académica de la comunidad universitaria.

Así como cubrir la demanda de información de los usuarios universitarios a partir de la atención a la bibliografía básica, directa e indirecta, de todas las carreras que se imparten en la Universidad Nacional.

Y la integración de una propuesta bibliográfica complementaria amplia, sólida, de calidad y actualidad, que corresponda, en sus líneas generales, con el marco que define toda cultura general universitaria posible, es decir, universal en todos los campos de la ciencia, la tecnología y las humanidades.

La Biblioteca Central es definida como el principal recinto bibliográfico de la UNAM y cuenta con acervos multidisciplinarios abiertos para toda la comunidad universitaria, en igualdad de circunstancias, y la que salvó la torrencial tormenta de ayer.

Escribir un comentario