Banner




Ud. está aquí
Banner
Banner

Urbana

Correo electrónico Imprimir PDF
asalto

Cuauhtémoc, Delegación en Primer Lugar de Inseguridad en la CdMx

*Urgen Acciones Contra la Delincuencia

*Violación: Cuauhtémoc, GAM e Iztacalco

*En Extorsión También Está Benito Juárez

*Asaltos: Junto al Centro Médico La Raza

Por Héctor Rivera Trujillo

De acuerdo con el ranking de violencia en la capital del país, realizado por Observatorio Ciudadano de la Ciudad de México, de enero a mayo de 2018, del total de delegaciones, la Cuauhtémoc ocupa el primer lugar en la comisión de delitos como narcomenudeo, violación, robo a transeúnte, robo con violencia y extorsión, reveló el dirigente del Partido Verde de la Ciudad de México, Carlos Madrazo Silva.

Explicó que, la sociedad no puede desarrollarse, producir, educarse, subsistir si está acosada por la inseguridad. “Los contenidos noticiosos dan cuenta de delitos de toda índole cometidos por bandas organizadas que han tomado como rehén a la población de la Ciudad de México y la Zona Metropolitana”, e hizo un llamado a las autoridades capitalinas, para reforzar y optimizar medidas en pro de la seguridad y bienestar de la población en la Ciudad de México.

La Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México, señala que Cuauhtémoc, Gustavo A. Madero e Iztacalco son las demarcaciones que encabezan la lista con respecto al delito de violación. En el delito de extorsión, Cuauhtémoc, Iztacalco y Benito Juárez están en los primeros sitios de incidencia, y datos de la Secretaría de Seguridad Pública capitalina muestran que, durante la última semana de junio pasado, presentaron ante las autoridades a 80 personas por delito de narcomenudeo.

Dijo que, la presencia de grupos criminales en la ciudad es innegable, su desarticulación por parte de las autoridades locales es urgente, el narcomenudeo y el crecimiento de las adicciones entre la población llevará al crecimiento de la inseguridad en las calles, ya que en algunos casos las personas adictas a drogas roban para poder seguir consumiendo. El tema de la extorsión frena el crecimiento económico, ya que sus principales víctimas son comerciantes.

El ecologista destacó en el tema de las adicciones que, “está en las manos de nosotros como sociedad evitar el consumo, por salud claro, pero también por responsabilidad social, ya que detrás de cada dosis de droga está una cadena de ilícitos que nos dañan a todos e incrementan la inseguridad en la Ciudad de México, lograr ese compromiso social puede ser incentivado por campañas de concienciación e información por parte del Gobierno local”, concluyó.

También hizo un llamado a las autoridades capitalinas correspondientes, para mejorar la seguridad en las calles cercanas al Centro Médico Nacional La Raza, donde constantemente hay asaltos a mano armada.

Informó que, el enfermero Francisco Javier Cortés, del turno vespertino en el Hospital de Infectología, fue asaltado y herido con arma blanca, al salir rumbo a su casa. “El nivel de inseguridad en la zona del Centro Médico Nacional La Raza, en especial por Circuito Interior, va en aumento, pues falta vigilancia policiaca y alumbrado. Tanto médicos como personal de enfermería y camilleros, se han quejado de los constantes asaltos, sobre todo, a quienes tienen el turno vespertino”.

A raíz de lo ocurrido al enfermero, médicos, enfermeras y camilleros protestaron, exigiendo mayor seguridad y que se reanude el operativo implementado por la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México, por el lamentable asesinato del médico residente Carlos Cruz, en febrero del 2017.

“Desafortunadamente, el operativo implementado en ese entonces, se canceló hace unos meses, por lo que los delincuentes vuelven a hacer de las suyas, ojalá y se reanude dicho operativo, y que sea permanente”, afirmó Madrazo Silva.

Y señaló que, desde el año pasado, a raíz de lo ocurrido con el médico Carlos Cruz, hicimos un llamado a las autoridades para mejorar la seguridad, no sólo del Centro Médico Nacional La Raza, sino de todos los hospitales, pues ha habido casos similares en otros nosocomios, afectando no sólo al personal que labora ahí, sino también a los usuarios de los servicios de salud.

Escribir un comentario