Banner




Ud. está aquí

Las Revueltas de Silvestre

Correo electrónico Imprimir PDF
emmanuel_macron_marine_le_pen

Quedaron a Deber en el Último Debate

*No Resistirían Discutir en Países Europeos

*Impedidos Para Explicar sus Proyectos

*De Igual Manera Para Poder Defenderlos

Por Silvestre Villegas Revueltas

Con semejante frase abría la edición de El Sol de México el pasado 13 de junio, revelando lo que los televidentes, la comentocracia y demás público pudo apreciar de la reunión que en Mérida agrupó a los cuatro candidatos presidenciales. Si éstos cuatro politiquillos, por un acto de magia, tuvieran que enfrentar una moción de censura o simplemente un debate parlamentario en España, si tuvieran que genuinamente explicar sus proyectos y defenderlos en una sesión del parlamento británico, si tuvieran que exponer sus ideas y atacar, al o a los contrarios, durante los debates que al interior de los partidos estadounidenses Republicano y Demócrata se llevan a cabo antes de la formalización de la candidatura única, en estos tres casos pero pudiéramos agrandarlo con la vida democrática existente en Francia, Italia o Chile, nuestros cuatro candidatos mexicanos verdaderamente sucumbirían al reto de proponer, y al reto mayúsculo de explicar convincentemente los proyectos de gobierno que cada uno estuviera proponiendo; quizá hasta se sentirían mal del estómago.

Los candidatos son responsables en lo que les toca, pero lo es también el INE y los representantes de los partidos políticos que, en una mala interpretación de proteger a su parcial, obstaculizan el auténtico debate de candidatos a la presidencia que desde el origen de la contienda y hasta el final del proceso dependen de la voluntad popular. Ésta materializa su soberanía con el voto una de las opciones. A lo anterior habría que agregar que tres conductores fueron muchos para el ejercicio señalado, peor, me pareció que estábamos viendo el programa de Carlos Puig “y sus invitados”; la segunda periodista se condujo como si hubiera estado en una conferencia universitaria sobre los problemas de género o de las características del mundo virtual en la contemporaneidad. Y lo que más me sorprendió fue la pasividad de Leonardo Curzio; sufrió una experiencia de hiperventilación o le cayó mal la comida yucateca. El investigador de la UNAM con tanta experiencia en los programas de debate, que semana tras semana elabora preguntas incómodas para sus contertulios o plantea argumentos realmente profundos, el pasado día 12 estuvo jetón, peor… cuasi callado.

Los temas que se han tratado en los tres intentos de debate interesan a la ciudadanía. El Bronco correctamente señaló en Mérida que una reforma educativa comienza volviendo al papel que debería desempeñar el seno familiar, claro, una formación tendiente hacia la civilidad, la moralidad, la honradez y el empeño; asimismo subrayó que la reforma educativa debería regresarle al docente su poder formativo y reconstruirle su prestigio, como alguna vez lo tuvieron los normalistas de la primera mitad del siglo XX hasta las nefastas reformas de los años de 1970. En cuanto a Meade ahora sí se le vio como funcionario con experiencia gubernamental, pero no hizo propuestas tajantes que lo alejaran de las ramplonas promesas de campaña y sorprendieran al soberano. Curiosamente, más allá del martirologio anayista, el panista estuvo retomando las “propuestas populistas” de MORENA y su candidato, a quien intentaré explicar lo que no dijo. López Obrador, reiteradamente y como monólogo ha señalado a la corrupción como la base de todos los males; combatirla y disminuirla es la fórmula para materializar todas las bondades y alegrías. Los robos masivos que se suceden en la alta burocracia y las corruptelas que existen entre el empresariado, hacen que ningún presupuesto federal alcance a cubrir los gastos para realmente hacer eficiente el sistema de salud, el sistema educativo, el sistema carretero, etcétera. Su ejemplo sobre la diferencia de precio en las medicinas es sencillo y evidente. Un particular compra medicinas -caras- pero a una tercera o cuarta parte del precio que paga el sector oficial por adquirirla. Si lo anterior se hace extensivo a los sobreprecios que los gobiernos federal, estatal y municipal pagan por construir un puente, asfaltar una avenida, mantener escuelas o modernizar las refinerías mexicanas, amén de un larguísimo etcétera…no hay presupuesto que alcance. Si por el contrario, se lleva adelante un estricto, moralizante y anticorruptor gasto público, subrayamos, no alcanzará para todo, como él dijo el gasto para hacer el bien común será progresivo y los resultados serán escuelas con todos los servicios, un transporte público moderno y suficiente. Estimado lector, si usted en la esfera de lo privado tiene unos ingresos mensuales determinados, pero cada vez que se mete a bañar sus hijos lo bolsean, la empleada doméstica se queda con todos los cambios, el chofer le pide cada tercer día dinero para ponerle gasolina a la camioneta, su esposa la exige pesitos o dólares para pagar la cuenta de Nordstrom durante el último viaje a los EEUU y usted es aficionado a los relojes Bacheron & Constantin…no existe sueldo que alcance. Hay que poner la casa en orden.

Escribir un comentario