Banner




Ud. está aquí

Artículo Invitado

Correo electrónico Imprimir PDF
margarita_zavala

Poco más de Siete Meses del Enfrentamiento Panista, una Historia de Graves Desencuentros

*El 6 de Octubre Zavala Anunció su Salida del PAN

*Fue el 30 de Marzo que el INE le Otorgó el Registro

*Sólo Permaneció 47 Días en Campaña y Renunció

*¿A Dónde Irán los Millones de Votos que Obtendría?

Por Jesús Michel Narváez

Aquel 6 de octubre de 2017, el PAN se cimbró. Una de sus miembros con 33 años de militancia abandonó el hogar político. “Me voy sin rencor. Aquí crecí y aquí he pasado la mayor parte de mi vida. Me llevo al PAN en mi corazón y siempre seré panista”, refirió Margarita Zavala, después de haber sido avasallada por la estructura operada por Ricardo Anaya quien presidía el partido, luego de haber traicionado a su mentor, Gustavo Madero.

Se iba en busca de la candidatura independiente. “Estaré en la boleta”, señaló cuando iniciaba la recolección de las 866 mil 593 firmas. Su renuncia, un mes después de haberse iniciado el proceso electoral de 2018, dividió al PAN y aunque fueron pocos los militantes de renombre que la acompañaron en su salida, el resto permaneció. Desde el Senado de la República, Ernesto Cordero, Javier Lozano, Salvador Vega Casillas, Roberto Gil Zuarth y Jorge Lavalle manifestaron su apoyo a la excompañera de partido y dedicaron sus mejores esfuerzos a enfrentarse con el dirigente de su partido.

Zavala afirmaba, un día sí y otro también, que llegaría a la final y demostraría que la partidocracia no es la dueña de la democracia.

Arremetió en contra de Andrés Manuel López Obrador; cuestionó la fortuna de Ricardo Anaya; trató con indiferencia a José Antonio Meade y a Jaime Rodríguez lo tachó de tramposo por haber logado el registro “mediante artimañas”.

ANAYA Y MORENO VALLE, ADVERSARIOS

En la búsqueda del candidato presidencial del PAN había corrientes encontradas que produjeron resfrío a más de uno.

Rafael Moreno Valle trabajó desde el gobierno de Puebla para ser el abanderado del partido que, aliado en la coalición Compromiso por Puebla, conformada por los partidos PAN, PRD, Convergencia y Nueva Alianza, desdeñó sus apoyos y se convirtió en “azul-azul”. Entró al CEN del PAN y tejió para ser el candidato. Se le atravesaron Margarita Zavala y ¡Ricardo Anaya!

El dirigente panista utilizó los espacios propagandísticos del partido para crear su imagen, desplazar a sus contrincantes y provocar la peor crisis de las últimas dos décadas en el seno del PAN. Las voces se alzaron para reclamar la aplicación de la democracia interna “que siempre fue ejemplo para todos” sin que fueran escuchadas por el grupo compacto de Anaya.

Los enfrentamientos entre el expresidente Felipe Calderón y los allegados al jefe nacional del partido, generaron un ambiente de descomposición que culminó con la salida de Zavala para intentar ganar la candidatura independiente.

Sus adversarios cuestionaron su salida. Sin embargo, le dieron menor importancia de la que tenía la renuncia a una militancia de tres décadas.

EL REGISTRO Y LA CAMPAÑA

Después de 140 días de recabar firmas y dispersarlas en 17 entidades, el Instituto Nacional Electoral otorgó el 30 de marzo el registro a Margarita Zavala Gómez del Campo y se convirtió en la primera mujer en ser candidata independiente a la Presidencia de la República.

Horas después iniciaba su campaña. El primer minuto del mismo día, en el Ángel de la Independencia, sitio insignia del panismo desde el triunfo de Vicente Fox en 2000, Zavala lanzó sus primeras arengas. En su mensaje de apenas 16 minutos, expresó que “… México no necesita ningún iluminado que cree que todo lo sabe o que crea que todo lo puede”.

Ahí mismo, sin mencionarlos por su nombre, se refirió a los candidatos: “… frente a nosotros tenemos a tres candidatos que representan la política de la trampa y el dinero, la política de la corrupción que navega con bandera de honestidad, la política de la demagogia que polariza, que divide y que todo lo convierte en agresiones y no en soluciones”.

SOLO 48 DÍAS DE CAMPAÑA

Margarita Zavala tardó 140 días para recopilar las firmas exigidas. Y solamente aguantó 47 días de campaña.

Su decisión de renunciar a la candidatura independiente y dejar libre a sus seguidores para que emitan su voto en conciencia, tuvo una razón: no tener dinero para financiar la campaña, porque quienes se comprometieron a apoyarla económicamente no respondieron como esperaba.

Sin embargo, el análisis de los encuestadores difiere. Se bajó de la contienda porque no logró crecer en las preferencias electorales.

Zavala era la mejor posicionada en octubre del año pasado. De acuerdo con encuestas de ese momento tenía 26 por ciento de preferencias contra 24 de Andrés Manuel López.

Al inicio de la semana pasada, cuando se dieron a conocer las encuestas correspondientes al mes de abril, Zavala solamente alcanzó 3.9 puntos.

Se ubicó a cuando menos 33 puntos abajo del puntero.

Su renuncia fue calificada por quienes la defenestraron al abandonar el PAN, como un “acto de congruencia y valiente”. Tres de los cuatro candidatos que quedaron en la liza electoral, tuvieron expresiones de reconocimiento. Y los dirigentes del PAN y del PRI la invitaron a que se sumen a las campañas de sus respectivos candidatos, Ricardo Anaya y José Antonio Meade.

EL puntero opinó lo contrario. Habló de que es una maniobra de la mafia del poder pera “perjudicarme” y no descartó que otros aspirantes se unan en su contra.

LOS PROBLEMAS, PARA EL INE

El abandono de Margarita Zavala de la carrera presidencial, generó preocupación en el Instituto Nacional Electoral, en donde lo primero que se analizó fue la impresión de las boletas. Ya se ha impreso el 48 por ciento de ellas. Imposible reimprimir, acusan los consejeros Marco Baños, Ciro Murayama y Benito Nacif.

¿Qué procede?... ¡Margarita sí estará en la boleta!, pero lo sufragios que alcance serán nulos.

El otro, menor, fue ajustar el debate de domingo pasado.

¿A DÓNDE IRÁN SUS VOTOS…?

La polémica el fin de semana fue: ¿a dónde irán los poco más de dos millones de votos que obtendría con su 3.9 por ciento de preferencia electoral?

Los más opinaron que se dividirían entre los candidatos del PRI y del PAN. El de Morena afirmó que “todos serán para nosotros”.

Será decisión de los votantes, porque no existe reglamentación para declinar a favor de otro aspirante.

Margarita Zavala se fue cuando la campaña comenzaba a tomar rumbo.

Escribir un comentario