Banner




Ud. está aquí
Banner
Banner

Los Privilegios del Poder

Correo electrónico Imprimir PDF
dia_del_trabajo

Reforma Laboral Regresiva Pospuesta

Por Verónica V. González y Arnoldo Piñón

Se celebra hoy el Día del Trabajo, en el marco de una crisis del sindicalismo mexicano que data de muchos años, agudizada en los últimos meses a consecuencia de una iniciativa de reformas a la Ley Federal del Trabajo y de otras disposiciones, presentada por los senadores obreros Isaías González Cuevas -secretario general de la Confederación de Obreros y Campesinos- y Tereso Medina Ramírez, de la CTM, que de haberse aprobado hubiese agudizado la precarización laboral.

Fue el dirigente de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), Carlos Aceves del Olmo, quien anunció que no sería en el primer periodo de sesiones de la Cámara de Senadores -concluido ayer lunes- que se sometería a discusión el proyecto de dictamen de la Comisión de Trabajo y de Estudios Legislativos Primera, al anunciar que se llamaría al senador Medina Ramírez a explicaciones sobre esa iniciativa d ley.

Antes que se diera a conocer  la decisión de no someter a discusión y eventual votación el proyecto de dictamen, se había logrado no incluir en el mismo las reformas a los artículos 15-A, 15-B, 15-C, 15-D, 39-A, 39-B, 53, 74, 101 y 285 propuestas en la iniciativa, en la que desaparecían las restricciones en vigor para hacer del outsourcing la forma de contratación prevaleciente.

El abogado laboral, Arturo Alcalde Justiniani, al festinar que en este periodo del Senado de la República no se sometiera a discusión y eventual aprobación ese proyecto, llamó a los sindicatos a estar pendientes para que esa reforma no sea aprobada, aun cuando aclaró que en la siguiente legislatura -la cual iniciará el próximo 1 de septiembre para los próximos tres años- la representación de los partidos será muy distinta a la que concluyó formalmente su trabajo.

Lamentó que la Secretaría del Trabajo y Previsión Social haya renunciado a hacer valer lo que la ley laboral contempla en materia de outsourcing, como forma de contratación excepcional y que no incluye a todos los trabajadores en cada empresa, debido a que impulsa la especialización.

Existe un outsourcing malo, que en la práctica representa una simulación laboral, permitiéndose la creación de figuras no previstas. El especialista lamentó, con justa razón, que en el ámbito local no existan sindicatos en los que se aglutinen, por ejemplo, quienes prestan sus servicios en farmacias y en otros rubros de servicios.

Alcalde Justiniani, estimó que el incumplimiento en el deber de la autoridad laboral de hacer valer la ley ha originado que en la actualidad una tercera parte de los trabajadores están contratados a través del outsourcing. El caso más representativo es BBVA Bancomer, que de sus 30 mil trabajadores sólo uno está contratado de manera directa.

Ahora bien, haber dejado fuera las propuestas de los senadores de la CTM y la CROC, fue un primer avance; se mantuvieron otras restricciones, especialmente para el emplazamiento y estallamiento de huelga, registro de sindicatos, y recuperaba la representación tripartita en el Instituto Federal de Conciliación y Registro Laborales.

A manera de ejemplo, el articulo 387 en el párrafo tercero preveía: “El Sindicato que emplace a huelga para obtener la celebración de un contrato colectivo de trabajo, deberá acreditar que cuenta con la representación de los trabajadores a los que les será aplicable el contrato colectivo de trabajo que se pretenda firmar, demostrando que laboran en esa empresa o centro de trabajo y quieren que dicha agrupación sindical sea quien los represente”.

En ese mismo sentido el artículo 1008 párrafo tercero señalaría que el sindicato emplazante por firma de contrato colectivo, “como requisito de procedibilidad y para acreditar su legitimación” deberá acreditar la representación de los trabajadores, demostrando “a) que duchos trabajadores han cumplido con los requisitos estatutarios de ingreso, b) que se ha informado al Instituto (de Conciliación y Registro Laborales), y c) que estos le han solicitado en forma expresa al sindicato ejercite las acciones correspondientes en su nombre y representación, de acuerdo con lo establecido en sus estatutos”.

Ese mismo artículo, en su penúltimo párrafo, contemplaría que el instituto podría verificar -incluso solicitar informes a otras autoridades- la información que se le proporciona.

A su vez, el artículo 390 Bis establecía los requisitos para el registro de un contrato colectivo de trabajo inicial, incluido el inciso c): “Lista con los nombres y número de seguridad social de cada trabajador sujeto al contrato colectivo de trabajo”.

Es claro que esos requisitos, de ser aprobados, representarían un dique difícil de cumplir para sindicatos que carecieran de la aprobación de las empresas para representar a sus trabajadores. Esto es, se traduciría en el fortalecimiento del sindicalismo blanco y de los contratos de protección.

En ese marco, la celebración del Día del Trabajo adquiere matices especiales: el resultado de las elecciones impactará también a los trabajadores.

PARA LA AGENDA

Diversas voces han salido a denunciar que las pancartas en contra de Andrés Manuel López Obrador, apostadas en diversas calles en el centro de la Ciudad, el pasado domingo 22 de abril, día del primer debate de los candidatos a la Presidencia de la República, fueron colocadas por instrucciones de dirigentes del Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México (SUTGCDMX), que habrían obligado a trabajadores eventuales y por honorarios de las secciones 4, 6 y 11, a petición de Miguel Ángel Vásquez. Lo que es real es que todavía hace meses, Juan Ayala Rivero fustigaba a López Obrador haberles quitado prestaciones a los trabajadores, durante su gestión como jefe de gobierno...

 

Escribir un comentario