Banner




Ud. está aquí
Banner
Banner

Tema Principal

Correo electrónico Imprimir PDF
el_sepulcro_esta_abierto
cigarrillo
cigarro
pulmones_enfermos

Humeante Ritmo: Tabaquismo al Alza y las Enfermedades Respiratorias También

*En 2016 se Vendieron 1,563 Millones de Cajetillas

*El Resultado Fueron 60,000 Mexicanos Muertos

*Únicamente 11 Entidades Aplican Leyes con Rigor

*En el Congreso de la Unión Duermen las Iniciativas

*Y los Cabilderos Reparten Millones de Pesos: BJRA

Por Jesús Michel Narváez

Es la lucha del bien contra el mal. Es el poder de las tabacaleras. Es el cabildeo que reparte millones de pesos en el Congreso de la Unión para que no avance el bien y el mal lo venza.

¿De qué se trata? De la batalla que realizan instituciones multilaterales como la Organización Mundial de la Salud (OMS) y a la que se han sumado decenas de países, entre ellos México, pero el monstruo se reproduce de manera exponencial y cobra vidas en todo el globo terráqueo.

Y aunque existen cuando menos una docena de iniciativas para reformar la Ley General de Salud, las ganancias obtenidas por las tres empresas que dominan el mercado: Philip Morris, British American Tobacco y Japan Tobacco International, impiden los cambios.

Información oficial del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER), en el primer semestre de 2016 el volumen de ventas en la industria del tabaco fue de mil 563 millones de cajetillas en el país, es decir, casi 42.6% más que lo registrado en 2015 y cifras del INEGI correspondientes a 2016 muestran que el consumo alcanzó los 2.6 millones de cajetillas.

Con un mercado creciente entre los jóvenes, como la Comisión Nacional contra las Adicciones revela, las tabacaleras saben que el consumo de cigarrillos no descenderá no obstante la cifra de víctimas que fallecen anualmente a causa de enfermedades de las vías respiratorias, infartos cardiovasculares y cáncer pulmonar, entre otras.

Los ingresos por la venta, reportados por las tres tabacaleras que dominan el mercado, creció en 3.4% con respecto al año anterior y el consumo generó a la hacienda pública 36 mil millones de pesos por concepto de IEPS (Impuesto Especial sobre Producción y Servicios) en 2016.

LOS DATOS DUROS

De acuerdo con información de la Secretaría de Salud, de INEGI y del INER, anualmente más de 60 mil mexicanos mueren por enfermedades relacionadas al tabaquismo.

Por ello, en el cajón de la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados y su par en el Senado de la República, presididas por Elías Octavio Iñiguez Mejía y Francisco Salvador López Brito, ambos del Partido Acción Nacional (PAN) duermen cuando menos 12 iniciativas que buscaban ampliar los espacios libres de humo para evitar que los fumadores activos no contaminen a los pasivos, porque el humo también los lleva a la muerte.

Las iniciativas pretenden reformar la Ley General para el Control del Tabaco y proponen desde incrementar la edad para poder comprar cigarrillos hasta aumentar los espacios libres de humo para que solo se pueda fumar en exteriores.

Con información oficial proporcionada a MISIÓN POLÍTICA se corroboró que en la actualidad solamente 11 entidades han aplicado con mayor rigurosidad sus leyes para combatir el tabaquismo.

Son once: Ciudad de México 2004, Tabasco 2008, Sinaloa 2008, Estado de México 2010, Morelos 2011, Zacatecas 2011, Veracruz 2012, Baja California 2013, Nuevo León 2013, Baja California Sur 2014, y Oaxaca 2014.

“Estos estados son los que cuentan con una ley sólida para promover los espacios libres de humo. Sin embargo, protegen a menos del 50% de los mexicanos mientras el 53% de los mexicanos están expuestos al humo del tabaco”, dice un reporte.

En cuando al costo para los próximos 10 años alcanzará los 30 mil millones de pesos solamente para atacar, prevenir y contener el tabaquismo.

Este dinero representa 5 veces el presupuesto destinado actualmente al programa Prospera en su componente de salud. Más de 23 millones de mexicanos en pobreza extrema podrían tener mejores servicios de salud. Esta cifra significa el 42% del presupuesto del Seguro Popular que es de 69,000 millones y atiende a más de 50 millones de mexicanos.

Lo grave: más 20 mil personas morirán y más de 54 mil sufrirán una enfermad cardiovascular.

En los informes relacionados con el consumo de cigarrillos, se establece que con implementar áreas 100% libres de humo la prevalencia se podrá reducir en un 8.4%.

Se ofrece un punto de comparación: como punto de comparación, en el Reino Unido reducir el 1% de la prevalencia cada año durante 10 años prevendrá 69,049 muertes en las personas de 35 a 74 años de edad

Otro dato duro: El tabaquismo no solo afecta a los adultos. Alrededor del 40% de los niños en el mundo están expuestos al humo del tabaco. Esto indica que el 31% de las muertes por exposición al humo del tabaco (segunda mano) son de niños. Un estudio realizado en Monterrey muestra que los niños expuestos al humo del tabaco tienen 3 veces mayor riesgo de sufrir neumonía. Asimismo, un niño con neumonía y expuesto al humo del tabaco tiene 3 veces mayor riesgo a ser hospitalizados dos veces, por este padecimiento, en sus 10 primeros años de vida.

Y aunque la cifra no se puede corroborar con ninguna fuente oficial, hay números que indican que el 96% de la población cree que el humo ajeno es dañino y 93% de la población apoya las leyes de espacios libres de humo.

Pero en el Congreso de la Unión las iniciativas duermen el sueño de los justos.

EL PODER DE LOS CABILDEROS

La organización Vital Strategies Building Public Health Systems Globally, ha puesto en marcha una campaña que intenta ampliar los espacios libres de humo “sin criminalizar a los fumadores”, pero al mismo tiempo su gerente en comunicación para México, Benjamín González Rubio Aguilar, dice a MISIÓN POLÍTICA que el poder de los cabilderos “que reparten millones de pesos” frena todos los esfuerzos para contar con las herramientas jurídicas que se requieren.

Durante una charla con este semanario, sostiene que el poder de las tabacaleras no solamente en México sino en todo el mundo por sus acciones globales, han detenido todos aquellos intentos que buscan la reducción de espacios para fumadores y sin el uso de publicidad en medios electrónicos, ahora utilizan las redes y al mismo tiempo patrocinan eventos internacionales en los que se visualizan los logotipos de sus productos.

En concordancia con los programas gubernamentales en materia de salud pública, la Vital Strategies Building Public Health Systems Globally, busca reunirse con los legisladores de las comisiones de Salud de los Diputados y Senadores para que el tema de reformar la Ley General para el Control del Tabaco.

Hemos observado, señala, que las iniciativas están agendadas, pero en el último lugar. “El tiempo no alcanza y entonces se pasa para la siguiente sesión en donde las iniciativas vuelven a quedar al final y de nueva cuenta no se abordan”.

¿Acaso es por a presión de los cabilderos…?

Sin dar tiempo a terminar la pregunta, Benjamín González Rubio ataja y responder:

¡Por supuesto!

Añade: se advierte cómo los cabilderos derraman dinero para frenar los cambios a la ley.

Un informe publicado por la revista JAMA en el año 2014 analizó la prevalencia del consumo de tabaco en el mundo. Desde los años 80, los programas de prevención han logrado que muchas personas dejen de fumar pero no evitan la incorporación de nuevos fumadores, según su contenido.

Por su parte, el INEGI revela que la población adulta mexicana de entre 18 y 65 años invierte un promedio de seis días de salario mínimo al mes en tabaco, alrededor de 390 pesos mexicanos (19 euros o 19 dólares americanos).

“En México, casi la mitad de los fumadores iniciaron el consumo antes de los 16 años, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Adicciones del año 2011. Un año más tarde fallecieron 29 de cada 100 personas en México por enfermedades relacionadas con el tabaco, como las cardiopatías isquémicas. Asimismo, la prevalencia de consumo de tabaco fue más alta en hombres que en mujeres (31 en hombres y 9 mujeres) en el año 2012”, dice el organismo autónomo.

En los estudios sobre el tabaquismo, el director del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), Mauricio Hernández presentó los principales hallazgos de la GATS 2015 en la ceremonia por Día Mundial Sin Tabaco que presidió el Secretario de Salud, Narro Robles y en la cual participó Gerry Eijkemans, Representante de la OPS/OMS en México. Entre los principales hallazgos están:

- El 16.4%, casi 1 de cada 6 adultos, son fumadores actuales de tabaco, de los cuales casi la cuarta parte son mujeres.

- 6 de cada 10 de los fumadores actuales hicieron un intento para dejar de fumar en los pasados 12 meses.

- 17.0% de los adultos que trabajan en lugares interiores estuvieron expuestos a humo de tabaco de segunda mano en sus lugares de trabajo y 12.6% lo estuvieron en sus hogares.

- En promedio, un fumador gasta 297.20 pesos MNX al mes en cigarros.

- 7 de cada 10 refirió haber observado propaganda antitabaco en la televisión o radio.

- 98.1% de los adultos cree que fumar causa serios daños a la salud.

- 93.4% de los adultos apoya la prohibición de fumar en espacios cerrados públicos y de trabajo.

- 84.0% de los adultos apoya la prohibición total de la publicidad, promoción y patrocinio.

LO ACTUAL Y SIN DISCUSIÓN

Benjamin González Rubio Aguilar, presenta este cuadro:

Datos actuales

* Prevalencia de fumadores: 17.6%

* Exposición al humo ajeno:

* Áreas cerradas o lugares de trabajo en interior 15.2%

* Edificios de gobierno 14%*

* Transporte público 26%

* Restaurantes 31.9%

Mejores prácticas para reducir la prevalencia del tabaco.

1.- Leyes para espacios libres de humo.

2.- Incremento a los impuestos.

3.- Empaquetados neutros y aumentar las advertencias.

4.- Prohibir la publicidad (puntos de venta).

Sin embargo, el consumo aumenta año con año y los fumadores son cada día menos aceptados en restaurantes o lugares públicos. El esfuerzo se hace, la adición lo derrota.

Escribir un comentario