Banner




Ud. está aquí
Banner
Banner

Los Dados de Dios

Correo electrónico Imprimir PDF
miguel_sarre

Las Violaciones al Debido Proceso y a los Derechos Fundamentales

*La Aplicación de la Constitución por la SCJN

*Liberados hoy Muchos Presuntos Delincuentes

*Problemática con los Medios de Comunicación

Por Nidia Marín

El caso del fiscal cesado Santiago Nieto Castillo (sea cual fuere su conclusión), nuevamente enciende las alertas sobre las violaciones desde las altas esferas a la aplicación del debido proceso para los presuntos imputados.

En su momento, precisamente por esas violaciones, fueron dejados en libertad -al aplicar la Suprema Corte de Justicia de la Nación de la nación la Constitución-, no sólo Florenece Cassez, sino los siete indígenas tzotziles presos por el caso Acteal, así como un indígena mazahua sentenciado por secuestro y dos indígenas nahuas acusados de robo calificado de vehículo. Las violaciones al debido proceso y a sus derechos fundamentales fueron el porqué de la liberación.

Sin embargo, también por violaciones al debido proceso han salido libres muchos delincuentes, como fue el caso, el año pasado, de Isidro Solís Medina integrante de “Los Rojos”, supuesto participante en el secuestro de la hija de Nelson Vargas, la jovencita Silvia Vargas Escalera. Muchos otros por motivos similares también fueron liberados. En Monterrey, uno de los supuestos asesinos del empresario Damián González del Río. En el Estado de México ocurrió lo mismo con los asesinos confesos del general Jorge Juárez Loera y en Jalisco de Sergio Kurt, alias “La Pistola”; mientras que, en Veracruz, salió en libertad Luís Hernández, presunto asesino del joven Pedro Fernández Rivas, chofer del alcalde de Emiliano Zapata.

Evidentemente tenemos problemas, que se agravan con funcionarios públicos que justifican su dudosa actuación, como Nieto Castillo.

Las normas señalan:

“El debido proceso es el conjunto de formalidades esenciales que deben observarse en cualquier procedimiento legal, para asegurar o defender los derechos y libertades de toda persona acusada de cometer un delito. Por un lado, se refiere a los medios que toda persona tiene para hacer valer sus derechos, es decir, para asegurar o defender sus libertades; esto se conoce como “derecho a un recurso”. El debido proceso incluye también las condiciones que deben cumplirse para asegurar que toda persona acusada de un delito pueda defenderse y garantizar el cumplimiento de sus derechos; esto se conoce como “derecho al debido proceso legal”.

Pero hay avatares…

En marzo de 2013 la institución Fundar dio a conocer el texto “Exhibición en Medios de Comunicación de Víctimas del Delito y d Personas Detenidas y/ o bajo Responsabilidad del Ministerio Público en México”.

Este Centro de Análisis e Investigación, con el apoyo de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, el Instituto de Justicia Procesal Penal, la Clínica de Interés Público de CIDE Miguel Sarre y el ITAM, precisó, las diversas reformas llevadas a cabo y consideró que a la luz de las mismas “…el Estado tiene el deber de alinearse a lógicas de actuación que garanticen el respeto y promoción de los derechos humanos. En este contexto no sólo las personas que imparten justicia adquieren un nuevo rol en el sistema de justicia penal mexicano; también el Ministerio Público y las fuerzas de seguridad que colaboran deben guiar sus actuaciones a partir de estos principios.”

Fundar advertía algo que al parecer no tiene fin:

“A nivel federal la práctica de exhibición de personas ha sido utilizada de manera constante. Los últimos 6 años se han caracterizado por el establecimiento de una política de comunicación social que radicalizó esta práctica en los medios de comunicación. Como nunca la ciudadanía ha estado expuesta desde el espacio mediático a gran profusión de imágenes sobre víctimas mortales y cadáveres desmembrados; a la par se presenció el enjuiciamiento fáctico de personas detenidas e imputadas de delito.

“Además, se recurrió como nunca a los montajes mediáticos, a la recreación o adulteración de sucesos para realizar su dramatismo, buscando al mismo tiempo hacerlos convincentes y darles un sentido edificante aprovechando la capacidad de replicación del mensaje de la industria noticiosa.

“Existen cientos de ejemplos de todo lo anterior. Pero hay dos en los que conviene mencionar por ser reveladores de los tribunales paralelos como parte nodal de la política de comunicación de los últimos años: el montaje mediático donde fue criminalizada como secuestradora Florence Cassez y la exhibición del cadáver manipulado de Arturo Beltrán Leyva, a quien el gobierno atribuía un liderazgo criminal.

“En el ámbito local entidades como Baja California, Campeche, Chiapas, Chihuahua, el Distrito Federal, Guerrero, Oaxaca, Quintana Roo, Tabasco, Tamaulipas, Veracruz  y Yucatán, por mencionar sólo algunas mantienen una política clara de exhibición ante los medios de! comunicación de personas detenidas  y/o bajo la responsabilidad del Ministerio Público; asimismo, la! exhibición! de! víctimas! del! delito! y! la! revelación! de! información! que! viola su privacidad es una constante”.

Y seguimos en las mismas…

Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla

Escribir un comentario