Banner




Ud. está aquí
Banner
Banner

Del ABC Político

Correo electrónico Imprimir PDF
fernando_herrera_avila

*El Brote de “Independientes” que han Sido de Partidos

*Viviendo en la Peor Crisis que ha Padecido el Senado

*Incongruencia: Herrera Ávila de General de los Ejércitos

*El Chantaje Paraliza la Cámara Alta y Afecta a México

*El rey Anaya Está Enojado y sus Bufones lo Acompañan

Por Gerardo Lavalle

A.- Una figura, cuya última instancia es la participación de la sociedad civil, la de candidatos independientes, se ha pervertido por aquellos que una mañana militan en un partido y por la tarde defenestran la partidocracia para instalarse como “ciudadanos independientes” cuando, por lo menos, deberían ser considerados “candidatos sin partido”.

Sobre el tema mucho se ha escrito a estas alturas. Sin embargo, prevalece el uso y abuso de algo que en sus orígenes se mostraba como noble y termina peor que la cortesanía política.

He sostenido que personajes como Margarita Zavala, Jaime Rodríguez o Armando Ríos Piter no pueden ser candidatos independientes toda vez que durante su vida y trayectoria política militaron en partidos que les dieron todo para que brillaran, aunque fuera de manera fugaz, en el firmamento del ejercicio del poder público.

Hoy que se encuentran en la recolección de las 866 mil firmas que avalen sus ambiciones de convertirse en candidatos, ya comienzan a señalar las fallas de la aplicación diseñada para el Instituto Nacional Electoral a fin de que cada ciudadano signe en la pantalla del celular y de ésta se envíe al centro de cómputo en donde se corrobora si es válida la aportación del ciudadano y si no está repetida.

Pedro Ferriz de Con acusa que su ejército de 40 mil “voluntarios” no ha podido realizar el trabajo adecuadamente y ello impide que se recaben cuando menos 7 mil firmas cada 24 horas para alcanzar la meta fijada por la legislación electoral.

Margarita Zavala se suma a la queja y sin rubor alguno mantiene sus señalamientos en contra del presidente del PAN, Ricardo Anaya, no porque utilice los medios oficiales para su promoción personal sino porque cerró el paso a sus ambiciones. Momentos antes de renunciar al que fue su partido durante todo el tiempo que dice ha actuado en la política nacional, ya ponía precio a su militancia: o entro en el juego o me voy.

¿De dónde sale su “independencia” partidista?

Y de Armando Ríos Piter, un hombre brillante que tenía la candidatura ganadora del PRD para Guerrero y fue desplazado y que después aspiró a ser dirigente nacional del entonces su partido, hoy ondea la bandera del “independiente” cuyos colores no puede evitar: amarillo y negro.

El maestro y académico de la UNAM, Roberto Duque, experto en derecho electoral, me dice que el tema de los independientes es un fenómeno y está en boga, “porque surge contra los partidos políticos que nos, (así lo dice), tienen irritados”.

Afirma que la figura fue creada para abrir las puertas a la sociedad civil a fin de que participara en la vida política por la vía civil y hoy es muy poco serio que broten candidatos que “hace cinco minutos militaban en un partido” y se lanzan contra la partidocracia de la que ellos y ellas formaron parte.

También sostiene que corresponderá justamente a la sociedad civil castigar a quienes se apropiaron de la figura de independiente negándoles el voto que buscan para ser candidatos, primero, y a aquellos que lleguen a serlo, no dárselos en las urnas.

El tema dará para mucho en las próximas semanas, cuando los “independientes” sientan que la lumbre les llega a los aparejos y no encuentren cómo apagar las llamas del rechazo popular, ciudadano, de la sociedad civil, esa que han tenido olvidada desde el momento en que tuvieron el poder de servirla.

B.- La crisis que vive el Senado de la República en la LXIII Legislatura no tiene comparación con ninguna que haya sufrido en el pasado reciente.

La formación de un bloque opositor, conformado por desertores del PRD e incorporados al PT, cuyo dirigente nacional, Alberto Anaya ya le dio la vuelta a la resolución del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, no busca otra cosa que hacerse del poder y justificar su presencia en la Cámara Alta.

No tiene sentido ni lógica que los 12 senadores que abandonaron el PRD sean ahora los aliados del partido que les dio todo y al que le quitaron el peso como grupo parlamentario. Tampoco existe congruencia entre los panistas, cuyo coordinador, Fernando Herrera Ávila se ha convertido en el general de los ejércitos de Ricardo Anaya para hacer “sentir su peso” frente a los otros grupos parlamentarios.

El caso del cesado fiscal para delitos electorales, Santiago Nieto Castillo, ha desvelado a los que buscan paralizar, mediante el chantaje, toda la actividad parlamentaria cuyas responsabilidades deben estar más allá de las ambiciones de quienes no admiten la aplicación de la ley.

No deja de ser discutible la decisión del procurador en funciones, Alberto Elías Beltrán, a quien los aliados de oportunidad –porque el PT no está en el Frente Ciudadano por México- acusan de haber actuado políticamente y no en base a lo jurídico.

¿En qué va terminar el secuestro del Senado? Nadie tiene la respuesta porque va más allá de la remoción del fiscal.

El objetivo: doblegar al Ejecutivo, a Enrique Peña Nieto y gabinete que lo acompaña, para demostrar que el poder lo tienen los que ahora lo anhelan después de probar las mieles de su ejercicio.

Los integrantes de la LXIII Legislatura solamente tienen 135 días de trabajo ordinario y después ¡adiós! Es por ello que aprovechan y harán lo mismo en las siguientes semanas, para hacer creer que son los buenos de la política.

En abril se cierran los periodos ordinarios y seguirán las batallas que conforman la guerra hacia el primer domingo de julio.

C.- Después de casi cuatro meses de examinar las quejas de los partidos políticos que aseguraban tener en la mano el triunfo en la elección para gobernador de Coahuila en el compadre de Felipe Calderón, Guillermo Anaya, el Tribunal Electoral del Estado validó los comicios y Miguel Ángel Riquelme ya es gobernador electo hasta en tanto la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación opine lo mismo.

Por ello, Ricardo Anaya Cortés, desde su atalaya del FCM, porque es el rey y Alejandra Barrales y Dante Delgado sus bufones de la Corte, está irritado y hará hasta lo inimaginable para crear conflictos políticos que detengan la marcha del Gobierno sin importarle la crisis en que coloca al país.

Nada bueno se vislumbra en los siguientes meses sí, por el contrario, los nubarrones se cierran para inundar de mentiras o medias verdades los comicios de julio del 2018.

Escribir un comentario