Banner




Ud. está aquí
Banner
Banner

Reportaje

Correo electrónico Imprimir PDF
dia_de_muertos_en_xochimilco

Día de Muertos en Xochimilco, Para que se Levante del Embate del Sismo

Por Susana Vega López

Chamberito, axolote, chinampa, amaranto, olivo, dulces cristalizados, dalia, chilacayote, niñopan, mayordomía, pulque, la isla de las muñecas, nahuales, costumbres, tradiciones, trajineras, garrucha, leyendas, historia, todas son palabras de uso común en este lugar emblemático, orgullo de México y reconocido a nivel mundial: Xochimilco.

El chamberito es ese trabajador que, en bicicleta, aborda a los visitantes para llevarlos a los diferentes embarcaderos; el axolote es el animal endémico de esta región que –dicen- mientras viva, Xochimilco seguirá latiendo; las chinampas son terrenos de cultivo de producción intensiva que existen desde épocas prehispánicas en donde se siembra chilacayote, espinaca, lechuga, acelga, y cebollín, entre otros productos.

Y para reactivar la economía de este lugar y seguir promoviendo el programa de la Secretaría de Turismo Federal “Viajemos Todos por México”, que encabeza María Eugenia González O’Farril, se creó el circuito turístico Xochimilco para que “de manera accesible se puedan visitar nuestros destinos y generar una cadena de valor que propicie derrama económica que fortalezca a los negocios locales”, aseguró la funcionaria.

Luego de dar el banderazo de salida, el director de Transportadora Turística y Agencia de Viajes Noguez, Federico Noguez, explicó que es un circuito que comienza a las ocho de la mañana y concluye a las seis de la tarde donde se visita el Museo Dolores Olmedo, el Mercado de Flores Madreselva, el Convento de San Bernardino de Siena, con su desaparecido panteón y colegio dividido para niños y niñas, el Templo de Diana (una pulquería de barrio), el centro histórico de Xochimilco y, por supuesto, el paseo en trajinera.

El Director de Turismo de Xochimilco, José Luis Saldívar, comentó en entrevista para Misión Política, que esta ciudad Patrimonio Mundial de la Humanidad, con tres declaratorias, tiene registradas más de 500 fiestas al año, entre las que destacan la Flor más bella del Ejido, la Feria del Amaranto, la del Olivo, la del Dulce Cristalizado, la del Mole, Semana Santa, las posadas de diciembre y más, por lo que este tipo de iniciativas los ayudan a levantarse del embate que sufrió el pasado mes de septiembre a raíz de los sismos registrados.

Para continuar con sus festejos, esperan salir pronto de la urgencia y retomar lo que tienen claro: sacar adelante Xochimilco, reconstruirlo, crear los centros deportivos, como lo ha señalado el jefe delegacional, y seguir promoviendo el turismo para que quienes no conocen esta parte de la Ciudad de México se acerquen lo visiten y lo disfruten.

Luego de señalar que las cifras oficiales registraron un millón y medio de visitantes el año pasado, indicó que esperan superar este número en el que no se contabilizan a quienes venden comida, dulces cristalizados, artesanías, o plantas.

Explicó que en este sitio -que cuenta con 189 kilómetros de canales que actualmente son navegables- ya están listas las fiestas de Día de Muertos que, se espera, arranquen el 31 de octubre con puestas en escena como: La Llorona, La Catrina en Trajinera, Sobrenatural, La Tlahuipochi, y El Nahual, entre otros espectáculos únicos que se presentan en escenarios naturales.

Además, se espera la instalación de un área llamada “La pulquería”, donde se hace una recreación de estos establecimientos que esta vez sería con el tema de la lucha libre.

Por cierto, cuando vayan, prueben el curado de cempazúchitl, el de mango, el de jitomate, pistache o nuez, así como los deliciosos dulces cristalizados, las nieves, los atoles, tamales, los mixtotes, los tacos de barbacoa o carnitas acompañados con nopales y guacamole en este lugar de usos y costumbres.

 

Escribir un comentario