Banner




Ud. está aquí
Banner
Banner

Del ABC Político

Correo electrónico Imprimir PDF
mario_di_costanzo

*Abren Caja de Pandora Contra Aseguradoras y Bancos

*Deberán Revaluar lo Garantizado y Actualizar Precios

*El PRI Está Diluyendo los Ataques de sus Adversarios

*Morena Está Como los Bilimbiques de la Revolución

Por Gerardo Lavalle

A.- Dos días más y habrá de completarse el mes desde que ocurrió el terremoto que sacudió no solamente la tierra sino las estructuras de poder.

La semana pasada MISIÓN POLÍTICA le presentó cómo aparecieron los buitres para aprovecharse de la tragedia. Además de todos los enumerados ahora se suman los bancos y las compañías aseguradoras, cuyas pólizas tienen una trampa que fue descubierta por la Condusef y llevada ante la Asociación Mexicana de Bancos (AMB), la Comisión Nacional Bancaria, de Valores y Seguros (CNBS) y la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) por Mario Di Costanzo, quien corroboró que hay “letras chiquitas” de las que nadie se había percatado y que dejan a los afectados, en el mayor número de casos, en estado de indefensión.

Le platico la historia: al momento de recurrir a los bancos, a las aseguradoras para hacer valer los derechos contratados y amparados en pólizas de seguro contra siniestros naturales, se descubrió que las instituciones financieras insertaron una cláusula en la que se establecen los montos a pagar. La sorpresa es que se fijan cantidades equivalentes al avalúo original y solamente cubre la construcción no el valor del predio. Las aseguradoras no actualizan los valores y se da el caso de que después de pagar lo que establece la póliza y no obstante que el deudor hipotecario haya cubierto uno o dos años de su crédito, el asegurado sale debiendo.

Ante esta situación, Di Costanzo abrió la caja de Pandora y comenzó a hurgar cómo proteger a los afectados y finalmente se llegó a la conclusión de que las aseguradoras y algunos de los bancos que siguieron el mismo camino, tendrán que revaluar lo garantizado y actualizar sus precios, lo que permitirá que quien haya comprado el seguro reciba el dinero correspondiente a valores actuales.

El tema no es menor. Hay que revisar en retrospectiva, aunque no se aplique sanción alguna, para saber cuántos cientos y quizá miles de millones de pesos se han embolsado las aseguradoras y los bancos que se ciñeron a una práctica que si bien no es de cláusulas abusivas sí podría considerarse falta de ética.

De acuerdo con la información disponible, no todos los bancos actúan de la misma manera. Inclusive, en tres de los llamados más grandes, sin reclamo del asegurado actualizan el valor de las viviendas, empresas y comercios para, en caso de un siniestro, se cubran los valores reales de lo que se pierde.

“En los bancos hay expertos, especialistas que, anualmente, revaloran lo asegurado”, me dice Di Costanzo.

Más allá de que el siniestro puso al descubierto la trampa de las trampas –no se puede definir de otra manera-, resulta de suma importancia la revisión de los contratos y pólizas, porque las aseguradoras buscan no cubrir lo que ofrecen al contratante.

¿Cuántos casos no se registraron en el pasado y que no fueron denunciados?

La cultura financiera y de seguros en nuestro país ya es una realidad y, desde ahora, las empresas del ramo tendrán que cumplir a cabalidad lo que venden y, las autoridades correspondientes del sector tendrán que aplicarse a fondo con las aseguradoras, no solamente en el caso de seguros de bienes inmuebles sino de gastos médicos mayores, por ejemplo, cuyas pólizas son incrementadas hasta en 56% anualmente, bajo el argumento de que a mayor edad mayor riesgo, aunque el asegurado no padezca enfermedad alguna.

Haber descubierto la “letra chiquita” es un avance. Sin embargo, no debe quedar ahí.

Aseguradoras y algunos bancos son parte de la parvada de buitres que lucran con la tragedia de otros.

B.- Alejados de los pleitos que registran sus adversarios políticos, en el PRI están ocupados y preocupados por el proyecto político que presentará a los ciudadanos a fin de mantener la Presidencia de la República y la mayoría en el Congreso Federal.

Así lo informó a MISIÓN POLÍTICA Joaquín Hendricks Díaz, exsecretario técnico del Consejo Político Nacional del tricolor.

“Nosotros tenemos el capital humano para ganar las próximas elecciones”, me responde a la pregunta de si cuentan con el personaje del perfil que reclama la sociedad.

Habla de que dejar a los partidos políticos sin recursos para sus actividades ordinarias y gastos de campaña “es demagogia pura”. Lo que en el PRI queremos, añade, es que se reduzcan las partidas para que deje de “despilfarrarse” tanto dinero.

El también exgobernador de Quintana Roo no deja pasar la oportunidad para señalar que la dirigente del PRI está haciendo su trabajo sin prisas ni pereza. “Todo a su tiempo. Hay que evaluar la estructura, saber en dónde hay deficiencias, conocer los perfiles de todos aquellos que sean postulados y evitar, rechazar, mejor dicho, a quienes no reúnan las cualidades de conocimiento y honestidad, sobre todo honestidad”.

Para quienes miramos los toros desde la barrera porque ni a novilleros llegamos, la posición del PRI parece diluir los ataques de sus adversarios que sienten pasos en la azotea y miran como se resquebraja la fuerza del Frente Ciudadano y cómo Morena perdió el ritmo de crecimiento.

Como le he dicho en este mismo espacio, en Morena afloró el pasado de sus militantes y difícilmente se salva uno de no haber cometido irregularidades durante sus gestiones públicas.

Recientemente los casos de Tláhuac y Tlalpan mostraron la cara de la moneda acuñada con las frases “No robamos… no engañamos” y se evidenció que no está forjada con metal sino con papel descontinuado. Es como los viejos bilimbiques que se imprimieron durante la Sacrosanta Revolución Mexicana.

A colación porque Rigoberto Salgado y Claudia Sheinbaum resultaron presuntos corresponsables del narcomenudeo en Tláhuac y de los permisos de construcción y ausencia de supervisión en el Colegio Enrique Rébasamen, en Tlalpan.

Por lo menos eso se ha dado a conocer mediante las investigaciones que realiza la Contraloría General del Gobierno de la Ciudad de México. Hay que recordar a Marcelo Ebrard y su Línea-Cobriza. Y no olvidar que durante el gobierno de Andrés Manuel López Obrador los recursos que se utilizaron en el segundo piso no fueron conocidos por nadie y la información quedó reservada por 12 años.

Y en el caso del Frente Ciudadano por México, las reyertas en el PAN más los rechazos en el PRD y la poca acción de MC, preludian un quiebre antes de diciembre.

Quizá por ello en el PRI voltean la mirada hacia la sociedad y dejan que sus adversarios se desgasten entre sí.

C.- Solamente para no permitir que desaparezca la Junta de Coordinación Política del Senado de la República, sería necesario que alguien diga qué se está haciendo para destrabar los temas pendientes de legislar.

Desde que Ana Lilia Herrera Anzaldo fue “elegida” para presidir el órgano de decisión más importante de la Cámara Alta, todo ha sido descontrol y parálisis legislativa.

¿A qué se debió que Emilio Gamboa Patrón cediera el espacio a quien pretendió ser candidata aliancista en el Estado de México y jamás pintó?

A ver si alguien nos responde.

Escribir un comentario