Banner




Ud. está aquí

Tema Principal

Correo electrónico Imprimir PDF
nepotismo_viento_en_popa_mision_868
felipe_borrego_estrada
felipe_borrego

Casi la Mitad de las Plazas en 31 Circuitos Están Ocupadas por Parientes de Jueces y Magistrados

*Redes Clientelares en los Órganos Jurisdiccionales

*Abuso de la Disposición Constitucional de Autonomía

*Hay Compromisos Hasta con Abogados Defensores

*Los Hechos Recopilados por Felipe Borrego Estrada

*El Estudio, Está en Poder del Consejo de la Judicatura

Por Alberto Almazán

Nepotismo, dice la Real Academia de la Lengua Española es el “trato de favor hacia familiares o amigos, a los que se otorgan cargos o empleos públicos por el mero hecho de serlo, sin tener en cuenta otros méritos”.

Y con el paso de los siglos, porque no hay una fecha que revele dónde y cómo se inició, el nepotismo es parte sustancial del ejercicio público. Y si bien cada vez se persiguen más activamente los casos de tráfico de influencias, nepotismo y otras formas de corrupción política, el poder del encumbrado encuentra las fórmulas para colocar a sus familiares y amigos en puestos clave. No en balde se decía que el amigo llegó con el político y le dijo: “no me des, ponme en donde haya”.

En México, no es novedad saber que el hermano del gobernador tiene negocios; o que el primo del senador cabildea para impedir o mejorar tal o cual ley; menos aún se ignora cómo desde la Presidencia de la República se permitió le “comalada” de nuevos ricos cada sexenio. El Poder Judicial de la Federación había permanecido incólume a la práctica… bueno, eso se pensaba hasta que el magistrado Felipe Borrego Estrada –hermano de Genaro Borrego Estrada quien ha sido diputado federal, gobernador de Zacatecas, senador, presidente del CEN del PRI, director del IMSS por 11 años y senador de la República en dos ocasiones-, nombrado por el Senado de la República para integrar el Consejo de la Judicatura Federal, realizó un estudio en el que se demuestra que “el nepotismo se ha instalado en el poder judicial de la federación”.

MISIÓN POLÍTICA tuvo acceso al estudio en el que Borrego Estrada revela: “En el estudio se exponen casos extremos, como el de un magistrado del circuito correspondiente a Durango, que integró a 17 miembros de su familia, entre hijos, hermanos, concuños, cuñadas, primos y sobrinos en puestos administrativos, como actuarios, secretarios de tribunal y juzgado, asesor jurídico y analista especializado.

Otros dos magistrados de San Luis Potosí y de Baja California tienen 11 parientes cada uno.

De acuerdo con la versión publicada en Internet por los investigadores Valeria Durán, Dulce González y Raúl Olmos, de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, el magistrado Borrego Estrada recopiló los datos en visitas realizadas del 28 de enero de 2016 al 31 de enero de 2017 en 31 circuitos del País, y según se dice la información recabada fue corroborada con información del CJF.

El informe no incluye el primer circuito, correspondiente a la Ciudad de México, debido a que los responsables del estudio no pudieron obtener información. Tampoco fue posible conseguir datos en los órganos jurisdiccionales de Nezahualcóyotl y Naucalpan, correspondientes, precisa el estudio.

Durante los 12 meses que tardó la construcción del diagnóstico, Borrego Estrada documentó que el 48.6 por ciento de las plazas revisadas en los 31 circuitos federales están ocupadas por familiares de los propios magistrados y jueces.

“Aunque hay estados donde el nepotismo es más grave. Es el caso del circuito décimo sexto, que corresponde a Guanajuato, en donde 38 de 46 titulares tienen familiares, que equivale al 82.61%”, abunda la investigación que pone al descubierto que el nepotismo del Poder Judicial de la Federación es una práctica común...

Refiere que en Guanajuato –estado gobernado por el PAN desde hace 27 años- “hay un magistrado que tiene a su pareja como Secretaria del Tribunal, además de emplear a dos hijos como oficiales administrativos”.

PARA ESO SON LOS CUÑADOS

Felipe Borrego Estrada, miembro del PAN, también ha sido diputado federal y presidente del Tribunal Superior de Justicia de Zacatecas una década después de que su hermano Genaro gobernara la entidad.

En el estudio contenido en 11 páginas en su versión pública, se pone de manifiesto que los cuñados y concuños juegan importante papel en el Poder Judicial de la Federación al ser designados por los magistrados y jueces como parte de sus Tribunales y Juzgados de Distrito.

El magistrado-investigador, pone el dedo en la llaga al recordar lo que establece el artículo 97 constitucional:

“Los jueces y magistrados tienen facultades para nombrar y remover a los funcionarios y empleados de los Tribunales de Circuito y de los Juzgados de Distrito, según establece el artículo 97 de la Constitución.

Esa disposición legal fue concebida para garantizar la autonomía de los jueces, pero ha sido desvirtuada para el nombramiento discrecional de parientes, como evidencia el estudio elaborado por el consejero de la Judicatura, Felipe Borrego Estrada.

“No sólo los magistrados de circuito y jueces de distrito logran generar redes clientelares haciendo mal uso de esta atribución. Los números muestran que muchos secretarios, actuarios, oficiales y administrativos poseen familiares en el mismo circuito y en otros. Claramente influyen en la designación, y lo hacen sin que sea posible incoarles (iniciarles proceso o expediente) ningún tipo de responsabilidad”, advierte el estudio, del que Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) posee una copia y de la cual MISIÓN POLÍTICA ofrece a sus lectores una versión ajustada.

El minucioso trabajo del magistrado Borrego Estrada explica que en el Poder Judicial de la Federación se ha dado la multiplicación de “redes clientelares” dentro de los órganos jurisdiccionales, o bien con cruzamientos y “enroques” entre los diversos circuitos.

Ofrece datos duros:

De 1,214 servidores públicos adscritos a dicho circuito, 438 tienen parientes.

Muchos de esos empleados tienen múltiples familiares. Por ejemplo, un secretario de Tribunal tiene dos cuñados, un concuño, cinco primos y una sobrina en cargos administrativos, mientras que otro secretario particular ha incorporado a una hermana y seis primas. En el circuito correspondiente a Aguascalientes, el 81% de los jueces y magistrados tienen parientes trabajando a su lado. De 16 titulares de tribunales y juzgados, 13 cuentan con familiares. El circuito correspondiente a Jalisco ocupa el tercer lugar con más juzgadores que tienen parientes en el Poder Judicial, con 76%.

SON ARREGLOS BAJO LA MESA

Un magistrado consultado por este medio y que habló bajo la condición de no revelar su nombre, expresa que “es una práctica común pedir favores entre pares”.

Lo explica así:

“Con el objeto de no violar la ley, aunque en el fondo sí ocurre, los magistrados le pedimos a otro magistrado que coloque a tal o cual persona y a cambio le ofrecemos una de las plazas que tenemos en nuestro Tribunal o en el Juzgado de Distrito”.

De tal suerte, apunta el togado, “podemos colocar familiares, amigos o cuñados sin que estén en nuestro propio espacio. El trabajo que realizó el magistrado Borrego Estrada le pega a la mitad de los magistrados y jueces, porque comprobó que se utiliza la influencia y la amistad, porque todos prácticamente nos conocemos, para generar empleos a familiares”.

Otro de los fenómenos que se vuelven recurrentes, es que los jueces y magistrados se hagan amigos de los abogados defensores y tengan, en muchas ocasiones, “compromisos que podrían afectar las decisiones judiciales”, comenta.

Remata:

“El estudio ya fue entregado al Consejo de la Judicatura Federal, que preside el presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, el ministro Luis María Aguilar y es de esperarse que se analice a fondo y de encontrarse pruebas de lo que revela el trabajo del ministro Borrego Estrada, deberán tomarse las medidas correctivas pertinentes”.

Antes de concluir la entrevista, el magistrado que habló con MISIÓN POLÍTICA examinó el tema y advirtió que es la primera ocasión en que se “desnuda el entramado del Poder Judicial de la Federación y ello deberá redundar en una acción en la que quienes lo conformen sean juristas y no que asuman cargos solamente por el parentesco o la amistad con los magistrados y jueces de Distrito”.

En la página 5 del trabajo del magistrado Borrego Estrada, se lee:

ESTADO CHICO, NEPOTISMO GRANDE

“En colima no abusan los jueces, sino los empleados.

“El Circuito Trigésimo Segundo, correspondiente a Colima, es el que tiene el menor número de empleados del Poder Judicial, pero a la vez es el que registra mayor porcentaje de posible nepotismo.

“De 199 empleados, al menos 136 tienen parientes -principalmente esposas, hermanos e hijos-, lo que representa el 68.34% del total de plazas.

“En contraste, el nepotismo entre juzgadores es el segundo menor en el país, pues de 10 jueces y magistrados, sólo dos tienen parientes.

JALISCO: VIRREINATO DE LOS HIJOS

“El Tercer Circuito, que corresponde a Jalisco, ocupa el primer lugar nacional en contratar a los hijos de jueces y magistrados.

“En ese Circuito hay 33 juzgadores que tienen en el mismo Poder Judicial federal a 54 de sus hijos.

“Por mencionar algunos ejemplos: uno de los magistrados de Circuito tiene trabajando a sus 4 hijos. Uno de ellos es oficial administrativo, dos más son secretarios de tribunal y de juzgado.

“Otro magistrado tiene a dos hijos trabajando como oficiales administrativos y a otro como actuario judicial.

“En la lista del estado de Jalisco aparece el caso de otros tres hijos de un magistrado que trabajan como secretarios de juzgado y de tribunal.

“Esta práctica de emplear a los hijos de magistrados y jueces se ha replicado en 29 de los 31 circuitos revisados en el estudio”.

EL REMATE: CON SUS ESPOSAS Y EXPAREJAS

“En el estudio realizado en 31 circuitos se identificó a 112 juzgadores que tienen a su cónyuge, pareja o exesposa trabajando en el Poder Judicial.

“De ese listado destacan el Circuito Sexto de Puebla, en donde se ha dado trabajo a 11 parejas de jueces y magistrados, el Décimo Sexto de Guanajuato con 10 casos y el Décimo Octavo de Morelos con 9.

“¿Quién dijo que las nuevas parejas y los ex no pueden tener una sana convivencia? hay magistrados que lo han hecho posible.

“Un magistrado del Segundo Circuito, del Estado de México, tiene trabajando a su actual cónyuge en el cargo de secretario de tribunal y a su expareja como secretario de juzgado; además, empleó a su cuñado como oficial administrativo”.

El trabajo minucioso, a fondo del magistrado Felipe Borrego Estrada evidencia con claridad que tampoco en el Poder Judicial de la Federación se aplica la ley no obstante ser el Poder para ello.

¿Habrá correcciones o el estudio será archivado para mejores tiempos? El trabajo es público y hay que leerlo con detenimiento para darse cuenta de lo que cuando menos el 48.6 por ciento de los integrantes del Poder Judicial de la Federación utilizan su poder para generar empleo familiar.

Escribir un comentario