Banner




Ud. está aquí
Banner
Banner

Urbana

Correo electrónico Imprimir PDF
carlos_madrazo

Impedir el Cambio de uso de Suelo en Áreas Naturales Para Evitar la Contaminación: CMS

Por Héctor Rivera Trujillo

La desertificación es la pérdida de la capa del suelo que contiene los nutrientes y componentes necesarios para albergar vida vegetal. Los motivos principales de su degradación son la tala ilegal, incendios forestales, la ampliación de tierras de cultivo, el sobrepastoreo, la ganadería y en el caso de la Ciudad de México, el avance de la mancha urbana sobre áreas naturales informó el secretario general del Partido Verde Ecologista de México, en la CDMX, Carlos Madrazo Silva.

Con motivo del pasado Día Mundial de la Lucha contra la Desertificación y la Sequía, solicitó a las autoridades locales intensificar las políticas públicas encaminadas a la preservación y recuperación de las áreas naturales de la Ciudad de México.

Evitar el cambio del uso de suelo de las áreas naturales de la ciudad es una labor que las autoridades deben realizar desde varios ángulos, como acciones encaminadas a vincular a la población con la preservación, impulsar programas comunitarios de aprovechamiento forestal sustentable y el pago de servicios ambientales; además, impedir los asentamientos humanos irregulares, los cuales terminan siendo motivo de regularización en detrimento de la naturaleza y en beneficio de liderazgos políticos, explicó.

Un estudio de la Comisión Nacional Forestal señala que el 56.2% de connacionales vive en zonas de algún grado de desertificación, los estados con mayor proporción de población en zonas con desertificación extrema, al momento del reporte mencionado, eran, Baja California, Sonora y la ahora Ciudad de México, precisó.

Para contrarrestar la desertificación, dijo, “autoridades y población debemos sumar esfuerzos; juntos podemos detener el proceso de deterioro de nuestros suelos y evitar las nefastas consecuencias sobre especies, el clima, la recarga de mantos freáticos, etc.”

El PVEM, añadió, hace una invitación a todos para participar en las reforestaciones que año con año realizan; “el ciclo pasado, en compañía de habitantes de diferentes delegaciones pudimos plantar 1350 árboles, en esta temporada de lluvias vamos por muchos más”.

Exhortó a la Secretaría del Medio Ambiente capitalina, la interpretación más estricta y minuciosa de la norma ambiental PROY-NADF-001-RNT-2015 de la Ciudad de México, con el objetivo de preservar a los sujetos forestales indispensables para aminorar la contaminación de la ciudad, “porque es necesario que las autoridades frenen la tala de árboles”.

Los servicios ambientales que brindan los árboles, explicó, “son invaluables, no sólo se trata de la vital purificación del aire, también evitan la erosión de los suelos, son parte del hábitat de especies, regulan el clima, conservan las áreas verdes y permiten la recarga de mantos freáticos. La sustitución de los sujetos forestales no garantiza que los nuevos ejemplares sobrevivan y el lapso en el cual pueden llegar a igualar los beneficios de sus predecesores es considerablemente extenso”.

Informó, que la SEDEMA autorizó la tala de 618 árboles para la construcción de la línea siete del Metrobús y con motivo de una construcción distinta, pero también suspendida, plaza comercial Patio Tlalpan, ahí se inició la reposición por compensación de sujetos forestales, serán 140 ejemplares plantados en Insurgentes Sur.

La Organización Mundial de la Salud recomienda de nueve a 16m2 de áreas verdes por habitante en las ciudades, datos de la UNAM señalan que en la CDMX existen sólo 5.3m2 de éstas por persona, comentó.

También habló de que existen obras planeadas con la intención de sumar a la movilidad, “pero antes de su aprobación es necesario un análisis más riguroso, aunque se cancele la construcción, los daños ambientales generados muchas veces son irreversibles, la CDMX necesita sus árboles, los que están en pie y muchos más”.

Carlos Madrazo Silva, comentó que el Partido Verde, exige a las autoridades implicadas en el análisis de los proyectos de obra pública o construcciones particulares mayor rigor al momento de su aprobación, las edificaciones tienen un efecto en la vida citadina, como problemas de tránsito, emisiones contaminantes, afectación en servicios y tala de árboles.

Y en la Asamblea Legislativa de la CDMX, la diputada Wendy González, presidenta de la Comisión de Gestión Integral del Agua, pidió coordinación local y delegacional para sumir compromisos que reviertan la desertificación del suelo de conservación en la ciudad, porque “vivimos un acelerado proceso de desertificación de la zona chinampera y de la montaña, debido a la invasión de suelo de conservación ante la pasiva contemplación de los delegados y de SEDEMA; esto nos podría dejar sin agua y sin una calidad aceptable del aire”.

Escribir un comentario