Banner




Ud. está aquí

A la Vuelta de la Esquina

Correo electrónico Imprimir PDF
lleno_joven

La Desinformación del Ciudadano Sobre los Huachicoleros

*Robo de Gasolina: por Alza en el Precio, Dice la Mayoría

*Están Involucrados los Gasolineros en el ajo, Opina 57.8%

*Para ver la Estatura de la Corrupción: 83.1% la Compraría

Por Iván Ruiz

No cabe duda que hace falta informar mejor a la población sobre la realidad de nuestro país. En aquellos temas que tienen que ver con el orden gubernamental es donde surge el desconocimiento mayor de los mexicanos. La opacidad y la intención de que no se llegue al fondo de los asuntos producen la desinformación.

De ahí que resulte ilustrativa una encuesta realizada sobre los huachicoleros. El muestreo fue realizado por el Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública de la Cámara de Diputados y en el mismo se exhiben las mencionadas deficiencias.

Por ejemplo, la población encuestada, explican, sitúa aquellos estados de la República Mexicana donde existe el robo de combustibles y entre los más mencionados por los ciudadanos están: Puebla (40.4%), Veracruz (24.6%), Estado de México (13.2%), Jalisco (8.7%), Hidalgo (7.9%), Tamaulipas (7.2%), Michoacán (7.1%), Guanajuato (6.9%), Tabasco (5.7%), Guerrero (4.0%), Ciudad de México (3.8%), Chiapas (3.7%); el resto de los estados obtuvieron menos del 3% de menciones.

En tal sentido, más o menos la población tiene la información correcta, pero  al solicitarles su opinión sobre cuál consideran que es la principal razón del incremento de tomas clandestinas hasta en 1,800% entre los años 2006 y 2014, vea usted las respuestas: el 27.1% opinó que es por alza en el precio de los combustibles, 16.2% cree que es la corrupción/complicidad/colusión, 10.2% manifestó que es a causa del desempleo, 87% lo adjudicó a la incompetencia de las autoridades, 7% afirmó que es por la falta de vigilancia de los ductos, 5.8% consideró que se debe a la crisis económica, 4.4% a la delincuencia organizada, 3.8% por obtener dinero fácil, 3.2% a causa de la pobreza, 2.8% por la impunidad, 1.0% que se debe a los bajos salarios, 0.9% lo adjudica a la pérdida de valores, 0.6% aseguró que es fácil el acceso a los ductos, 0.4% manifestó que se debe al incremento del dólar, y 7.9% no supo.

En las respuestas a otras preguntas, se observa que la mayoría está bien o más o menos bien informada. Lo señalamos porque vea usted:

El 57.8% de la muestra consideró que los dueños de las gasolineras están involucrados con los grupos que realizan robo de combustible, 27.2% no cree que lo estén, y 15.0% no supo/no contestó.

Pero también los resultados exponen que entre las principales razones por las que los dueños venden combustible robado, destacan: 52.1% la corrupción, 13.4% porque lo permiten las autoridades, 12.2% porque es más económico, 7.1% por estar coludidos, 6.4% porque son obligados, 3.1% porque no saben que es robado y 5.6% no sabe/no contesta.

Los encuestadores del CESOP, después de darles a los muestreados una breve introducción sobre lo que significa la palabra “huachicoleros”, realizaron sus respuestas: 74.7% afirmó que los huachicoleros están protegidos por las comunidades, 15.9% no lo cree y 9.4% no supo/no contestó.

Y no se equivocó la mayoría en cuanto a qué tanto está coludido el Sindicato de Pemex con los huachicoleros: 56.2% manifestó que sí está coludido, 26.6% señaló que no, y 17.2% no supo/no contestó.

En lo que compete a qué tan involucrados están los altos funcionarios de Pemex con los huachicoleros, 61.2% dijo que lo están, 26.3% consideró que no es así y 12.4% no supo/ no contestó.

Lo más grave viene ahora: 83.1% de los encuestados manifiesta estar dispuesto a comprar combustible robado a bajo costo, 10.4% no lo compararía y 6.4% no supo o no contestó.

Esto causa la desinformación, ya que con fundamento en lo anterior 76.0% expresó que no deberían cancelarles definitivamente las licencias de distribución y funcionamiento a las gasolineras que vendan combustible robado, 20.3% sí lo señala y 3.7% ni supo o no contestó.

Sin embargo, 88.1% cree que los dueños de las gasolineras que sean descubiertas vendiendo combustible robado merecen ir a la cárcel, 6.6% piensa que no deberían ir a la cárcel y 5.3% no supo o no contestó.

Y como de lo que menos se sabe es acerca de la aplicación de la justicia. Al preguntarles cuántos años de prisión darían a quienes pongan en peligro la vida de ellos y sus comunidades por robar gasolina en una toma clandestina, entre las principales respuestas sobresalen: 16.2% 10 años, 15.2% 20 años, 9.2% 50 años, 8.9% 5 años, 7.1% 15 años, 6.1% 30 años, 3.1% 40 años, 4.2% 100 años, y 14.1%no supo o no respondió.

Por lo mismo, 74.7% no ha escuchado hablar de las sanciones impuestas de prisión a quien robe combustible, incluyendo al arrendatario y propietario del predio donde exista una toma clandestina, 23.0% sí conoce las sanciones, y 2.3% o no supo o no quiso contestar.

Ante ello, le fue comentado a los encuestados que el pasado 28 de abril la Cámara de Diputados había aprobado el dictamen en donde aumentan las sanciones, que van desde 4 a 25 años de prisión, para todos los involucrados en el robo de combustible y… 66.7% desconoce esta información, 31.6% sí estaba enterado y 1.8% o no supo o no quiso contestar.

¿Cómo andamos? Mal, muy mal.

Escribir un comentario