Banner




Ud. está aquí

Los Dados de Dios

Correo electrónico Imprimir PDF
aleksei_makeev

Globalización de Xenofobia, Racismo y Discriminación

*Por Todo el Mundo la Lucha de Unos Contra los Otros

*Razas Enteras Resultan Afectadas en Ciertos Países

*¡El Colmo! El Ruso Atacante de Mexicanos, en Cancún

Por Nidia Marín

La discriminación, el racismo y la xenofobia, se globalizan. Ocurre en Estados Unidos, donde se exhibe en todo su esplendor contra los extranjeros sobre todo mexicanos, desde la llegada de Donald Trump al poder. México no se salva, en relación a los indígenas y centroamericanos (o en sentido contrario como fue el caso del ruso o ucraniano Aleksei Makeev).

Es un fenómeno que avanza en el mundo. En España, en contra los gitanos, latinos o negros. También en Alemania, casi en contra de todos los extranjeros; en Rusia, respecto de los africanos, asiáticos y latinoamericanos; en Japón, sus ataques se enderezan hacia coreanos, chinos y musulmanes, de acuerdo al Comité de Naciones Unidas para la Eliminación de la Discriminación Racial.

Mientras tanto en Sudáfrica actualmente van contra inmigrantes africanos y asiáticos, no obstante ser el país donde se ha registrado la mayor lucha debido al racismo legal que prevaleció durante más de un siglo, segregación racial impuesta por las grandes empresas, el gobierno y en general la raza blanca.

En Israel, las quejas en la materia son aseguran una discriminación institucionalizada contra los palestinos, inclusive la ONU recientemente señaló que “Israel ha establecido un régimen de apartheid que domina al pueblo palestino en su conjunto”. Además, existen reproches

Hay un largo etcétera, sobre los países donde el problema se agudiza, sobre todo contra los migrantes, los islamistas (que a su vez están contra los países occidentales o bien contra la occidentalización) y de pasada contra los mahometanos. De acuerdo a las Naciones Unidas actualmente uno de los principales obstáculos que impiden la integración de los migrantes y su acceso equitativo a los derechos humanos en las sociedades anfitrionas son las prácticas discriminatorias.

Además, existen sentimientos arraigados en contra de éstos, las cuales a menudo son reforzados por las leyes, las regulaciones y las políticas orientadas a restringir los flujos migratorios, lo cual queda en evidencia con la creciente tendencia de criminalizar la migración irregular.

“La crisis económica mundial y el aumento del desempleo -expone- han intensificado aún más estas tendencias. Por lo tanto, para promover la integración de los migrantes en la sociedad y proporcionarles mayores oportunidades para que contribuyan con el desarrollo de las mismas, es fundamental adoptar medidas para eliminar las percepciones negativas que tienen las comunidades anfitrionas de los migrantes”.

Y alude a la existencia de varios instrumentos internacionales, en particular la Convención Internacional sobre la Protección de los derechos de todos los trabajadores migratorios y sus familias, que ofrecen orientación sobre las salvaguardias de derechos humanos. Asimismo, existen procedimientos especiales, órganos creados en virtud de tratados y el mecanismo de Examen Periódico Universal que también contemplan estas cuestiones.

En muchas partes del mundo, ha precisado el organismo internacional, la incitación al odio y las prácticas discriminatorias por razones de raza, étnica, religión, nacionalidad, entre otras, están muy extendidas.

Y resalta lo que se entiende por utilización de perfiles raciales y étnicos: “el recurso de los agentes de las fuerzas del orden, de seguridad y de control fronterizo a criterios basados en la raza, el color de la piel, la ascendencia o el origen nacional o étnico como motivo para someter a personas a registros detallados, controles de identidad e investigaciones, o para determinar si realizan actividades delictivas”

Ello conforme a un reciente informe presentado al Consejo de Derechos Humanos por el Relator Especial sobre las formas contemporáneas de racismo, discriminación racial, xenofobia y otras formas de intolerancia.

El colmo del racismo y la discriminación ocurrió en México, donde un ciudadano ruso o de Ucrania, atacó verbal y físicamente a los habitantes de un barrio de Cancún, Quintana Roo e inclusive presuntamente mató a un jovencito a puñaladas, por lo cual cientos de pobladores de la zona pretendieron lincharlo a palos y pedradas.

Desgraciadamente a este hombre se le volteó el chirrión por el palito y, encontró las hormas de su zapato.

Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla

 

Escribir un comentario