Banner




Ud. está aquí
Banner

Los Dados de Dios

Correo electrónico Imprimir PDF
armas

Colocan la Cimbra Municipal Para un “Estado Fallido”

*Son Varios los Municipios “Tomados” por el Crimen

*Hay Tráfico Ilegal de Armas, Personas y Mercancías

*Puebla y Guerrero Cuentan con Poblaciones Problema

*Y la Ley de Seguridad Interior Sigue en los Escritorios

Por Nidia Marín

México no ha llegado a alcanzar el ranking de “Estado fallido”, pero hay alerta, porque son varios los municipios donde la ausencia del ejercicio de gobierno ha permitido que la delincuencia prevalezca y que las autoridades sean meros instrumentos corruptibles de los criminales.

Y como decía desde 2009 el investigador parlamentario Gabriel Mario Santos Villarreal (entonces Subdirector de Política Exterior de los Servicios de Investigación y Análisis de la Cámara de Diputados), respecto de las matanzas en los Grandes Lagos de África, de la guerra en el Cáucaso, de la crisis en Bolivia y de los atentados y bombardeos en Irak, Afganistán y Pakistán:

“…la incapacidad de los Estados para garantizar la seguridad y la estabilidad se ha convertido hoy en día en un asunto crucial de política internacional. El desorden en los Estados frágiles propaga sus ondas de choque -criminalidad transnacional, terrorismo, migraciones y tráficos ilegales de armas, personas y mercancías- hasta el corazón de las metrópolis. La comunidad internacional ha hecho de ese tema una de sus prioridades estratégicas, mientras en otras partes del mundo la sociedad civil multiplica las iniciativas para seguir adelante”.

México no se ha salvado de estas calamidades. Por el contrario, en aquel año ocupaba el lugar 98 en la lista del Centro Para la Paz. Era catalogado como país en “estado de advertencia”. Otros en América Latina y el Caribe tenían mayores problemas, como Colombia, Bolivia, Ecuador, Nicaragua, Guatemala, Honduras y Venezuela. Algunos ya no.

Santos Villarreal en su trabajo mencionaba lo dicho por Gareth Evans, presidente del International Crisis Group: “Junto con la proliferación de las armas de destrucción masiva y el terrorismo internacional, el tema de la delincuencia de los Estados es uno de los tres mayores problemas de seguridad de las primeras décadas del siglo XXI”.

ENFERMEDADES MEXICANAS

En nuestro país se lucha denodadamente contra la serie de enfermedades que lo aquejan. Pero ha sido insuficiente y en este año 2017 se han puesto en exhibición la serie de municipios fallidos, entre los cuales están una treintena de Puebla y una decena de Guerrero, entre los cuales está Totolapan. En los últimos meses, sobre todo.

Si tomamos en cuenta los planteamientos de la ONU al respecto, bien valdría reflexionar en que para realizar un ejercicio de abstracción y definir lo qué se entiende por fragilidad de un Estado.

El Fund for Peace señala que los estados frágiles poseen una serie de características o atributos en común: Pérdida del control físico del territorio o del monopolio del uso de la fuerza; erosión de legitimidad de la autoridad de turno para llevar a cabo decisiones colectivas; incapacidad de proporcionar servicios públicos básicos; e incapacidad de interaccionar con otros estados como miembro propio de la comunidad internacional.

Evidentemente en el caso de México ha recuperado gobernabilidad en varias entidades, como Michoacán. Sin embargo, tiene serios problemas en varias regiones, donde la proliferación criminal es alarmante, alentada por la proliferación de armas.

Explica el investigador que el término Estado fallido es polémico. Califica de esta manera a un Estado débil en el cual el gobierno central tiene poco control práctico sobre su territorio. El término es muy ambiguo e impreciso, agrega.

Lo que se quiere decir, expone, es que un estado “tiene éxito” si mantiene un monopolio en el uso legítimo de la fuerza física dentro de sus fronteras. “Cuando este monopolio está quebrantado, por ejemplo, por la presencia dominante de señores de la guerra, de milicias o de terrorismo, la misma existencia del Estado llega a ser dudosa, y se convierte en un Estado que ha fallado o Estado fallido. La dificultad de determinar si un gobierno mantiene “un monopolio en el uso legítimo de los medios de la fuerza” (que incluye los problemas de la definición de “legítimo”) es uno de los factores que no permiten dejar claro cuando un Estado se puede determinar fallido”.

En fin, que la discusión continúa después de once años de haber sido acuñado.

Sin embargo, nadie puede negar que México tiene severos problemas de gobernabilidad en algunos poblados y municipios de los estados de la República y que los legisladores no levantan un dedo para colaborar en la resolución del problema. La Ley de Seguridad Interior yace en los escritorios, no les importa.

Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla

 

Escribir un comentario