Banner




Ud. está aquí

Artículo Invitado

Correo electrónico Imprimir PDF
alma_delfina
politicos_corruptos

La Cadena de los Videos

*Eva y Delfina, Depositarias de la Confianza del Comandante

*En Entredicho la Honestidad de la que Tanto se Jacta AMLO

*Mochan Sueldo a los que Ocupan Cargos de Elección Popular

Por Ángel Lara Platas

Los recientes y recurrentes videos de Eva Cadena, candidata por el partido MORENA a presidenta municipal por el municipio veracruzano Las Choapas, en los que aparece recibiendo dinero de un supuesto empresario, no serán determinantes para bajar del caballo a Andrés Manuel López Obrador en sus intenciones presidenciales, pero sí son una inocultable evidencia para poner en entredicho la honestidad de la que tanto se jacta el tabasqueño.

Por supuesto que el equipo cercano actuó rápido ante el embate que evidenciaba las ambiciones de la diputada con licencia. La dejaron sola a pesar de que el supuesto destinatario sería nada menos que su jefe político, pero era necesario que apareciera como sacrificada, así fuera a valores entendidos y negociación de por medio para que, en un control de daños, el eterno aspirante presidencial no saliera tan afectado políticamente.

Esto se da en Veracruz donde dicen que las negociaciones de ésta naturaleza y otras similares, fueron práctica común durante la administración del pupilo de Guatemala. El problema será de consecuencias mayúsculas si es que aparecieran más videos donde a otras personas cercanas a Andrés Manuel, se les hubiese filmado con cámara escondida, recibiendo fajos de billetes cuyo destinatario fuera el hombre de la “honestidad valiente”.

Por supuesto que el jefe de los morenos ya debe tener un discurso adecuado “por si las dudas”. Se dirá sorprendido por las insanas acciones de sus colaboradores cercanos, se declarará víctima circunstancial de las traiciones de sus allegados. Si la evidencia es tan contundente como la que envolvió a la diputada Eva Cadena, seguramente optará por reconocer que las tentaciones monetarias corrompen hasta a los más intachables y transparentes del mundo.

Pero el asunto no se queda en Veracruz. Delfina Gómez, candidata a gobernadora del Estado de México por MORENA, ha sido acusada por desviar más de 50 millones de pesos de los trabajadores del Ayuntamiento de Texcoco, del cual fue presidenta municipal, ocupando para tal fin una cuenta personal de uno de sus cercanos colaboradores. La cosa es que la señora Delfina, cercanísima a Andrés Manuel, no ha dado hasta el momento una explicación que disipe las dudas sobre el manejo de ese dinero. Los morenos que la defienden, dicen que ella practica el altruismo oficial, con dinero del pueblo, para que los trabajadores del Ayuntamiento de Texcoco pudieran gozar, quien sabe cuándo, del dinero que por nómina se les estaba descontando.

Igual que Eva Cadena, Delfina Gómez también era depositaria de la absoluta confianza del comandante en jefe de las huestes del partido Movimiento de Regeneración Nacional. Andrés Manuel tenía las mejores expresiones de afecto y reconocimiento de la ex candidata por Las Choapas, hasta que difundieron los videos de ella con las manos en los mazos de billetes. Para deslindar a la candidata a gobernadora de las acusaciones por el desvío de recursos públicos, ha contestado que cuando sea gobernadora contratará a gente de probada honestidad para que no hagan lo mismo que sus colaboradores en Texcoco.

Sin embargo, en medio de la intensa autopromoción de que quienes dirigen al mencionado partido respecto a que es gente proba y recta, corren comentarios en el sentido de que a todos los que ocupan algún cargo de elección popular, del nivel que sea, los “mochan” con la mitad de su sueldo. También se habla que las candidaturas son vendidas al mejor postor.

Y, seguramente, cuando la elección para presidente de la República esté más cerca, además de los videos incriminatorios, volarán sobre la testa del tabasqueño señalamientos comparativos con el actual gobierno de Nicolás Maduro, y antes el de Hugo Chávez. Incluso, por ahí ya salió un comentario de un prestigiado medio de comunicación extranjero, asegurando que “Andrés Manuel López Obrador sería un peligro para México y para los Estados Unidos”.

ECOS DE LOS CIEN DIAS DE D. TRUMP

El señor Trump, que cobra en la nómina de la Casa Blanca, cruza la línea de los cien días de su gobierno con no muy buenas calificaciones. Se creía que su discurso áspero y ofensivo sería parte de alguna estrategia de campaña, pero por los hechos, lo sigue aplicando en su ejercicio de gobierno. Al interior de su propio gabinete se ha creado un ambiente de cierta incertidumbre por sus contradictorias decisiones. Su opinión de las cosas cambia a la par de su humor. Las críticas arrecian por utilizar como mecanismos de su gobierno a las redes sociales como el Twitter, utilizado de manera indiscriminada para posicionamientos que deben cumplir con ciertas reglas protocolarias.

Sus expresiones corporales se asemejan más a las de un actor de vodevil que de un representante de la nación más poderosa de la tierra. La crítica por sus diarios desaciertos crece de manera significativa; las manifestaciones de rechazo a su particular forma de conducir los destinos del vecino país, se presentan no tan solo en los Estados Unidos sino también en las principales ciudades del orbe.

Escribir un comentario