Banner




Ud. está aquí

Tema Principal

Correo electrónico Imprimir PDF
primero_la_plataforma_mision855
gustavo_madero
madero_gustavo

La Plataforma Debe ser Transexenal, Señala Gustavo Madero, Responsable de los Contenidos

*El Sistema Político Está Dando Muestras de Agotamiento

*Un Reto Para Todos: Cómo Deberá ser el Nuevo Modelo

*No dan ya Federalismo y Métodos de Seguridad y Fiscal

*Urgen las Ideas de Futuro Para los Próximos Cien Años

*Necesaria: Estabilidad de los Regímenes Parlamentarios

Por Alberto Almazán

Primero el programa, después el hombre, decía Jesús Reyes Heroles el 23 de septiembre de 1975. Hablaba en el Cine Variedades, en donde se reunía la dirigencia y el Consejo Político. Era la víspera del destape. El ideólogo de la Revolución Mexicana intentaba frenar los ímpetus de quienes ya querían “el nombre” antes del programa, la plataforma, la declaración de principios. Fracasó. El hombre, José López Portillo fue primero. Y Reyes Heroles fue relevado de la dirigencia del PRI 24 horas después de haber colocado el candado cuya llave tenía el Presidente de la República.

A la distancia, 43 años después, el PAN sigue la regla reyesheroliana: primero la plataforma, después el o la candidata. Y, sin embargo, la historia parece reescribirse con las aspiraciones públicas de cuatro panistas: Rafael Moreno Valle, Margarita Zavala, Juan Carlos Romero Hicks y Ricardo Anaya.

Cuando las manecillas del reloj corren a la velocidad marcada por el proceso electoral para los comicios de 2018 y que inicia formalmente el 2 de junio, Acción Nacional definió que la plataforma debe ser primero o por lo menos así lo postula Gustavo Madero Muñoz exdirigente nacional del PAN, expresidente de la Mesa Directiva del Senado, excoordinador de los senadores y diputado con licencia.

Entrevistado por MISIÓN POLÍTICA, el chihuahuense, a quien el Consejo Político designó para coordinar los trabajos de la Plataforma del PAN hacia el 2018, ataja la pregunta:

“No, primero la Plataforma después el o la candidata”.

Desde la capital de Chihuahua, en donde funge como Coordinador Ejecutivo del Gabinete del gobierno estatal, Madero Muñoz insiste:

“Además de la Plataforma, las ideas y más en estos momentos en que los ciudadanos ya han manifestado un agotamiento de las formas de participación política, de que no se sienten representados y en estos momentos en que el sistema económico, el sistema político está ya dando muestras de un agotamiento y se necesitan ya las ideas de futuro de este país, para los próximos cien años, es donde la plataforma va a ser determinante y construir sobre ella el proyecto electoral, con candidatos y candidatas que lo abanderen”.

Estima que la Plataforma debe ser transexenal y explica sus razones para ello.

“Es la visión de futuro del país. Honestamente creo que estamos en un cambio de régimen, porque hay un agotamiento. El federalismo ya no da, el sistema de seguridad de cómo estaba concebido ya no da, el sistema fiscal ya no da, el combate a la pobreza, como está concebido tampoco.

“Hay una concentración en muy pocas familias de los ingresos y hay unas grandes cantidades de familias excluidas de los beneficios del desarrollo, que reclamen una mayor distribución de los ingresos y éstos signos de crisis del sistema económico, político y social nos retan a todos a pensar cómo debe de ser el sistema político de aquí en adelante, cómo debe de ser el sistema económico y como debe de ser el funcionamiento para el combate a la desigualdad”.

LAS PROPUESTAS CONCRETAS

Gustavo Madero, excluido del proyecto de su hijo político Ricardo Anaya, a quien formó e hizo sucesor en la dirigencia nacional del PAN, vuelve por sus fueros y carga la enorme responsabilidad de diseñar, analizar y proponer contenidos en la Plataforma hacia el 2018.

Desde su óptica, en México no hay mayorías estables y hacen falta para definir el futuro del país.

“Le apostamos –y se incluye- siempre a que quien gane la Presidencia o la gubernatura gane también el Congreso, pero eso ya no sucede y entonces tenemos que empezar a construir mayorías estables.

“El Gobierno de Coalición es la figura. Está incluida en nuestra Constitución y va a poder funcionar en la elección del 2018; puede ser una extraordinaria salida para que podamos sumar y que las diferencias se vuelvan una riqueza y no una debilidad institucional”.

Tejedor fino de acuerdos y oportuno en la exigencia, Madero apoyó el Pacto por México y fue artífice de reformas trascendentales como la energética, la educativa y la de telecomunicaciones. Después cobró, y con intereses, al presionar para la reforma político-electoral del 2014, luego de “sorprender” a funcionarios del gobierno de Javier Duarte repartiendo despensas y apoyos en las elecciones intermedias de Veracruz.

En las propuestas concretas que introducirá en la Plataforma para que sea aprobada por el Consejo Político, Madero incluye la del cambio de régimen, pero sin cambiarlo.

Lo explica:

“Necesitamos esa estabilidad que tienen los regímenes parlamentarios, no los regímenes presidencialistas con una oposición mayoritaria, es lo que tenemos en México, ya son gobiernos divididos; se les llaman así, cuando el titular del Ejecutivo no tiene una mayoría en el Congreso y esto ha dificultado mucho la construcción de mayorías estables y esto le ha costado mucho a nuestro país”.

En la construcción de la Plataforma 2018, surge la propuesta de que el Senado apruebe a todos los secretarios de Estado junto con los funcionarios de instituciones de primer nivel como son el IMSS, el ISSSTE, Nafinsa, Pemex, CFE, Lotenal, Bansefi etcétera.

Aunque la idea no es nueva, ninguno de los partidos políticos con registro nacional la ha plasmado. El PAN quiere ser el primero en que la lleve a la práctica.

LA REYERTA INTERIOR

Dos semanas atrás, el PAN estuvo en todos los medios. No por los acuerdos de su Consejo Político sino por los desacuerdos, los reclamos, los insultos, los choques frontales de los que nadie quedó exento de ser partícipe.

Con Gustavo Madero al teléfono, imposible no preguntarle qué pasó.

¿El PAN tiene con qué ganar en 2018?

No se inmuta. Tiene la respuesta:

“Estamos en ese proceso. El PAN es un partido democrático, tendrá que tomar esa decisión de una manera responsable, porque sabemos que somos la opción que tiene la mayor posibilidad. Por ello se tiene que elegir a la persona más idónea para abanderar estos principios. El dilema está generando ahora tensión en nuestro partido, pero que confío que va a darse un resultado institucional y vamos a poder cerrar filas con quien quede para poderlo apoyar.

“Hay que recordar que, en el 2018, no sólo se va a elegir Presidente o Presidenta de la República, sino también todo el Senado, 128 senadoras y senadores, 500 diputados y diputadas y 8 gobiernos estatales, por lo que es un paquete muy potente, nunca en la historia de nuestro país, ha habido en un solo día tantos puestos de elección popular y tan importantes en juego. Es una decisión que todos los mexicanos tendremos que tomar con gran responsabilidad, porque hay como una especie de marea: la campaña presidencial jala a todos los electores para votar, de manera muy similar los Congresos locales, las alcaldías, incluso los gobiernos locales”.

Vuelve a la reyerta interior en la que el expresidente Calderón, Moreno Valle, Rodríguez Prats, Romero Hicks y Anaya entre otros, fueron protagonistas.

“Las diferencias de opinión son válidas, lo que nunca debe de haber es la falta de imparcialidad, la falta de respeto, la falta de formas de expresar las ideas, o lastimar o dividir, fuera de eso la política es apasionante, pero también debemos de ser responsables y cuidadosos, para cuidar las formas y también para saber que las diferencias son más circunstanciales.

“Hay condiciones que cambian mucho en la política y hay que mantener siempre los puentes abiertos para lograr sumar; en política el reto es sumar, no dividir y no restar, sumar y juntar voluntades con un proyecto común y aceptar que somos diferentes pero que podemos construir proyecto común, esa habilidad o esa destreza es lo que vuelve a un partido o a un político diferente y el PAN necesita demostrar que en esta ocasión lo va a poder lograr.

Hay que salir unidos, con una buena plataforma, un buen proyecto y con buenas ideas, además de los buenos candidatos y candidatas, ese es el reto y en eso estamos trabajando, yo confió en que lo vamos a lograr, dice finalmente.

(MISIÓN POLÍTICA indagó si algunos de los otros 8 partidos políticos con registro nacional trabaja ya sobre su plataforma político-electoral rumbo al 2018, y no encontró nada. En el PRI se filtró que después de la Convención Nacional de agosto, se iniciará el análisis; lo mismo ocurre con el PRD que tendrá primero que solventar lo de su elección de dirigencia).

Escribir un comentario