Banner




Ud. está aquí
Banner
Banner

Imeca Político

Correo electrónico Imprimir PDF
javier_duarte_deochoa

Los Antisistémicos de Siempre

Por Carlos Zamarrón

En tiempos de las carpas y teatros populares –ya desaparecidos- en la Ciudad de México ya existían los anti-sistémicos aunque en el caso de artistas con mucha vena cómica, como fue el caso del inolvidable Jesús Martínez mejor conocido entonces como “Palillo”. El ofender al gobierno, particularmente el federal, era un tema prohibido, reprimido al cubo por lo que dicho personaje actuaba con el correspondiente Amparo en ristre. Hoy, no hay éxodo en el ejido y cualquiera puede mentarle la madre incluso, al presidente del país sin mayor, ni menor consecuencia. ¿Qué tal?...

Lo anterior viene a mención porque el Caso Duarte en lo general y particularmente por lo que hace a su detención en Guatemala y no por los “esfuerzos” o “estrategias” ni la “valiente denuncia” del muy cuestionable gobernador actual de Veracruz Miguel Ángel Yunes Linares, sino por operativos permanentes de inteligencia policial, desde que el pillo de siete suelas huyó de la acción de la justicia de México, realizados por la PGR y por la INTERPOL, ha dado para todo: Oportunismo y cobro de facturas políticas, el jale de agua para molinos electorales, búsqueda ociosa diría, pero al fin sin costo de reflectores y mucho más.

En ese contexto destacan los especuladores o para el caso –usted decide lectora, lector amables- “espe-culeros” que sin mayor trámite y autonombrándose fiscales de yeso, expertos en el Ramo Penal etc. Y que finalmente y en todo caso son anti sistémicos empedernidos, pintan al gobierno de Enrique Peña Nieto como el “Cohetero de Pueblo”, ese que cuando la quema del material pirotécnico le sale a toda madre, la lluvia le echa a perder el asunto y de todos modos queda mal y en el extremo como pendejo de campana, el que es tan, tan, pero tan tarugo que cuando dormido se le sale alguna flatulencia se levanta para saber quién fue y a esas horas tocan a su puerta.

Que si Peña Nieto pactó con Javier Duarte de Ochoa su detención a cambio de impunidad para su familia, en especial para su esposa e hijos, que si la esposa es o no su cómplice, que si los chavitos igual. Poco dicen del presunto apoyo económico puntual y hasta millonario del ex mandatario al tabasqueño Andrés Manuel López Obrador, ese de la honestidad valiente. Poco dicen de que México solicitó la llamada Ficha Roja para que INTERPOL buscara al pillo y lo encontrara en Guatemala o Guatepeor para el caso. Seguramente esa policía casi mundial se prestó al “juego sucio” de Peña Nieto.

Volviendo al cómico “Palillo” que, reitero, generalmente tenía que actuar amparado luego de que en varias ocasiones fuera detenido por la policía en pleno escenario con la correspondiente interrupción de su rutina, se recuerda que cuando como en estos días el mal clima azotaba a casi todo el país con fuertes lluvias, trombas y más, Jesús Martínez –al comentar sobre el mal tiempo- preguntaba –afirmando por supuesto- ¿No será cosa del gobierno? Eso fue hace varias décadas en las carpas y teatros de barriada de la entonces tranquila Ciudad de México pero eso, lectora, lector pacientes cuanto amables, sigue ocurriendo ahora mismo en todo el país porque los “espe-culeros”, perdón quiero decir especuladores, no faltan y en el extremo se multiplican cada segundo.

HASTA LA PRÓXIMA

 

Escribir un comentario