Banner




Ud. está aquí

Del ABC Político

Correo electrónico Imprimir PDF
enrique_ochoa_reza

*Elecciones 2017: Prueba Para el PRI que Nunca Imaginó

*Si las Estructuras de Base Trabajan a Tambor Batiente…

*El Interés Personal de Barbosa, hoy Resulta Desfasado

*No hay Respeto a la División de Poderes en la CDMX

POR GERARDO LAVALLE

A.- Con el arranque de las campañas electorales para convencer a los ciudadanos de participar en los comicios de cuatro estados: de México, Coahuila y Nayarit en donde se renovará gobernador y Veracruz en donde se efectuará lo mismo en las 212 alcaldías, el PRI está sometido a la prueba de fuego que nunca imaginó.

¿Razones? Hay muchas, pero principalmente lo que arrastra de corrupción e impunidad cometida por sus gobernadores.

Súmele usted lo ocurrido con el ex fiscal de Nayarit, Édgar Veytia Cambero, de quien en el PRI aseguran nunca ha sido militante –como tampoco lo era y, si lo fue lo negó públicamente el doctor Enrique Ochoa Reza- y observará que Humberto Cota, el candidato tricolor, tendrá que remar contra la corriente los 60 días que dura la campaña.

Si el PRI logra superar la adversidad, saldrá fortalecido rumbo al 2018.

Pero se antoja menos que imposible.

Los opositores están apuntando al blanco tricolor y en una de esas aciertan.

Quizá la única oportunidad a la vista, es que las estructuras de tierra trabajen a tambor batiente y logren convencer.

No con despensas. No con apoyos. No con programas sociales.

Convencer para vencer, decía Jesús Reyes Heroles.

En la primera semana de campaña, sin excepción de los 24 candidatos y candidatas, los discursos han sido más de lo mismo.

“Acabaré con la corrupción”, afirma Josefina Vázquez Mota.

“El Estado de México es botín”, sostiene Alfredo del Mazo.

“Declararé la alerta de género”, asume Delfina Gómez.

“Daré seguridad”, promete Juan Zepeda.

De los independientes, nada qué decir: suman lo que dicen los otros tres y le ponen su añadido.

En Coahuila, Guillermo Anaya y Miguel Ángel Riquelme, aspirantes del PAN y el PRI respectivamente, arrancaron con ganas de cortarle la cabeza al “moreirismo”, de una parte y, de la otra, de conservar la estructura, pero deslindándose de lo que los hermanos incómodos han hecho en la entidad.

Para Cota, como le decía, el escenario es más negro que las conciencias, si las tienen, de Javier Duarte, de Roberto Borge, de César Duarte, de Tomás Yarrington, de Elba Esther Gordillo, de Mario Villanueva, de Andrés Granier, de Jesús Reyna, de Fausto Vallejo, entre otros.

Porque el adversario a vencer es el gobernador Roberto Sandoval.

El mandatario sabe y bien, quién era su fiscal. Trabajaron juntos cuando Sandoval fue presidente municipal de Tepic y Veytia su secretario de seguridad.

Además, el candidato aliancista Antonio Echavarría tiene con qué ganar por sí solo.

Vaya, la suerte está echada y pone a prueba toda la maquinaria del PRI.

Y para ser honesto, sufrir derrotas en las cuatro entidades podría, probablemente, hacer que el PRI cambiara.

No se morirá como partido.

Pero los ciudadanos de cada entidad saben qué han hecho los gobernadores y conocen de qué pie cojean.

Si castigan a los candidatos del PRI y sus aliados, simplemente será lo que buscaron y encontraron: la decepción de sus militantes, de sus simpatizantes, de los votantes en general.

Bien a bien no tengo bola de cristal para decir quiénes ganarán. Los que lo logren tendrán frente a sí, el reto de demostrar que son y serán mejores que sus antecesores.

B.- Se esperaba que Miguel Barbosa cumpliera su promesa de renunciar al PRD.

Estaba desarmado y derrotado por Alejandra Barrales y las corrientes perredistas que no quieren estar al lado de Andrés Manuel López Obrador.

Me llama poderosamente la atención que el poblano no haya medido el alcance de su decisión.

Antes de irse del PRD, de ser depuesto de la coordinación del grupo parlamentario del partido en el Senado, de declararse admirador del proyecto político del tabasqueño, hablaba y cimbraba estructuras.

A partir de su salida, de perder el poder político y económico que representa ser coordinador de un grupo de congresistas, la figura del poblano se diluye.

Dice que su renuncia obedeció a un actuar congruente, porque no podía apoyar a Delfina –así le llama- en su campaña en el Estado de México desde el interior del PRD.

¿Qué aportará a la campaña?

¿Quién le hará caso?

¿Qué le prometerá a quien lo siga?

No lo sé.

Estoy cierto que la decisión de Barbosa responde a un interés personal, legítimo sí, pero desfasada en tiempos electorales.

Supongo, solamente lo supongo, que Barbosa piensa que su solo nombre arrastrará a los ciudadanos a las urnas.

¡Es una equivocación!

Barbosa es un congresista que se ha empapado en casi todos los temas y es capaz de armar un debate sobre cualquier ley.

Pero no convoca.

Y eso es lo que hace falta en una campaña.

C.- Conforme avanzan los días y el ministro Laynez, de la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación agota el tiempo para sus respuestas sobre las controversias y quejas de inconstitucionalidad de artículos de la Constitución de la Ciudad de México, afloran actitudes soberbias que no respetan la división de Poderes y que presionan al máximo tribunal para que sus determinaciones favorezcan sus intereses.

Manuel Granados, el consejero jurídico del Gobierno de la Ciudad de México se solaza con sus argumentos y considera que tienen la solidez suficiente para decirle a la Corte: NO TE EQUIVOQUES… NOSOTROS SÍ SABEMOS LEGISLAR.

De acuerdo con la Constitución General una de las facultades de la Corte es garantizar la constitucionalidad de las leyes.

Los capitalinos políticos, que no los ciudadanos, aseguran que la Carta Magna de la Ciudad, es de “avanzada” y ello produce sarpullido en la clase política federal.

No concuerdo.

Porque si la razón les asiste, se las dará la Corte. Y si no, declarará inconstitucional lo que así resulte.

¿Acaso van a ir en contra de la Institución por no recibir la respuesta esperada?

Es posible que mandar al diablo a las instituciones ya se haya convertido en una enfermedad.

Escribir un comentario