Banner




Ud. está aquí
Banner
Banner

Imeca Político

Correo electrónico Imprimir PDF
enrique_penia_nieto

El Senado no Debe Equivocarse

POR CARLOS ZAMARRÓN

Es ahora, en la administración del presidente Enrique Peña Nieto, cuando pudo concretarse una asignatura pendiente por muchos años. Me refiero al Sistema Nacional Anticorrupción aprobado por el Congreso de la Unión y en lo particular por el Senado de la República. Sin duda alguna que constituye una herramienta legal para sepultar en lo posible y acaso en lo deseable, una añeja lacra que entre otros factores ha impedido que México vuelva a crecer.

En ese contexto y en este mismo espacio el que nos brinda MISION POLITICA de EL SOL DE MEXICO, señalamos hace algunos meses que el sistema mencionado, al no contar con el Fiscal Anticorrupción –como hasta ahora- resultaba letra muerta. Con breve reflexión, hoy cuando el Senado de la República está a punto de superar el asunto, reconocemos que como ha sido, razonadamente se tomó su tiempo para dar a los mexicanos a la o al que tendrá la responsabilidad nada sencilla, de luchar y castigar a corruptos y a corruptores.

Ciertamente que como señala nuestro sabio refranero, “errar es de humanos”. Sin embargo en el tema que nos ocupa debemos destacar un deseo colectivo: Que el Senado de la República no se equivoque al seleccionar entre una treintena de aspirantes finalistas al cargo, a la o al Fiscal Anticorrupción. No acertar sería muy grave y alentaría sin duda que corruptos y corruptores siguieran adelante, con mexicana alegría, traicionando a México.

Pronto habrá Fiscal y entonces, suponemos con esperanza y por supuesto que gracia de duda, el Sistema Nacional Anticorrupción tendrá razón de ser. Entonces todos los senadores, pero especialmente los que han venido trabajando en las Comisiones que mucho tienen qué ver con el tema, podrán sentirse satisfechos de un trabajo largamente pospuesto por muchos años, por no pocas legislaturas de la cámara alta.

Pero insisto, el Senado –en este caso y para pronto, en todos- no debe ni puede equivocarse porque si eso llega a ocurrir, los cambios estructurales que se han logrado en el gobierno de Peña Nieto y que apenas se implementan para luego dar resultados tangibles, de nada habrán servido en materia –en el caso- del añejo vicio de la corrupción en nuestro país.

Y al mencionar todo lo anterior, creo, es oportuno destacar –por aquello de que como dice el mentiroso y corrupto político tabasqueño todos los males son generados por la mafia en el poder- que la corrupción no se ha asentado exclusivamente en los tres niveles de gobierno, sino igual entre quienes conforman sectores empresariales, productivos, sociales, culturales, etc., etc., y  muchos etcéteras. O sea que, como alguien dijo, “la corrupción somos todos”.

Que el Senado de la República –en el caso del Fiscal- no se equivoque.

Hasta la próxima

Escribir un comentario