Banner




Ud. está aquí
Banner
Banner

Lascas Económicas

Correo electrónico Imprimir PDF
luis_videgaray

Efecto Inicial en una Economía Plagada de Debilidades, Trump

*En Riesgo Divisas por las Remesas y Exportaciones

*Prevén Haya Severos Daños en Empresas y Empleo

*También en Cuanto a los Créditos, Tasas y Remesas

*¿México Adoptará Medidas Urgentes e Importantes?

POR LUIS EMIGDIO CONTRERAS

El día llegó. Este viernes pasado por fin arribó físicamente a la Presidencia de Estados Unidos Donald Trump. La nota, efectivamente, no es saber si contamos como país con un aliado o con un enemigo los próximos cuatro años pues ya ha mostrado su racismo, belicosidad e intolerancia contra todo lo que huela a mexicano desde tiempos de campaña lo que, de hecho, le hizo ganar ante un electorado clasemediero presuntamente de raza blanca que se ha sentido desplazado por la élite política estadounidense, digamos, en los últimos 30 años, de al menos George Bush padre, para acá.

No. Lo importante ahora es qué políticas directamente nos afectarán en el corto y mediano plazos de este multimillonario que, más allá de sus evidentes problemas sicológicos, cuenta con el poder suficiente no para acabar, por ejemplo, no solo con la migración legal o ilegal que dice agobia a sus fronteras, sino, sobre todo, con el mundo mundial en el que nos ha tocado sobrevivir.

En los hechos, y derivado de esta investidura, en México encararemos -como por cierto ya se lo habíamos comentado en este espacio en varias entregas- fuertes convulsiones económico financieras particularmente en el desplome de ingreso de divisas provenientes tanto de las remesas como del flujo de exportaciones y esto, a la vez, también podría acarrear el desempleo a cerca de 200 mil mexicanos al menos en el primer año -poco menos de medio punto del PIB- y la expulsión de otros tantos connacionales que no encontrarán labor alguna de este lado de la frontera, por la sencilla razón de que si no existe trabajo para los de dentro, mucho menos para los de fuera.

Quisiéramos equivocarnos, pero si Trump y su proteccionista gabinete económico toma políticas públicas inmediatas, la caída de las remesas, por ejemplo, pudiera ser de más de 10 mil millones de dólares en un solo año, es decir, arriba del 40 por ciento de lo que se anticipaba para el 2016, es decir, 26 mil mdd.

Pero la obvia pregunta que surge es, si este panorama negro en materia de migración, desempleo, caída de remesas, desplome de exportaciones, incremento en las importaciones y otras linduras derivadas de la nueva administración de la Unión Americana las estamos anticipando aquí y se adoptan o adoptarán medidas urgentes e importantes tanto en el gobierno de Enrique Peña Nieto como en las administraciones estatales y si nos apuran, hasta en las municipales.

Es el caso, por darles un dato, del Tratado de Libre Comercio para América del Norte, en donde por arriba del amago del presidente Trump (ya real por las acciones contra las armadoras, solo por citar un rubro) de su “renegociación” que más bien sería extinción, ¿no sería mucho más útil el tomar el toro por los cuernos en estos tiempos de proteccionismo a ultranza y empezar una nueva relación mercantil seria y productiva hacia futuro con el sector privado estadounidense y, en su caso, el canadiense, elevando al mismo tiempo, nuestros propios aranceles advirtiéndole a quien vea y no vea que llevar la peregrina idea del aislacionismo no es precisamente un buen negocio en estos tiempos de bloques internacionales?

Si ya nos dijeron muchas veces que Luis Vidagaray, el aprendiz de canciller, será ni más ni menos que la cabeza de sector para entrarle de lleno a la mesa de acuerdos con Trump y los suyos, ¿dónde están las medidas emergentes para salvaguardar las empresas mexicanas, incluyendo las trasnacionales asentadas en este país ya amenazadas y cooptadas por el magnate y sus seguidores?

Buscar socios y encontrarlos en estos tiempos cerrados es y debe ser una labor loable que exige liderazgo, tiempo, preparación y dinero. No vemos nada de esto en el (in) accionar de las autoridades. Veamos. Más allá del optimismo de Ildefonso Guajardo, sedicente secretario de Economía, pareciera que está esperando que el mundo se componga solo o que, en su momento como el mismo lo proclamara hace casi dos años cuando quiso ser aspirante a la gubernatura de Nuevo León, estuviera esperando la llamada “de centro del poder”, para empezar a moverse. Malo y chafa.

Muy por encima del muro proclamado y quién cubrirá el costo, ¿qué se está haciendo para defender los derechos de los 9 millones de paisanos y sus familias que allá andan partiéndosela diariamente -de los 11.5 millones que dice la Casa Blanca va a deportar casi en forma fulminante- y que no tienen alternativas para sacar adelante su economía doméstica?

Las voces más pesimistas afirman que la entronización de Donald Trump podría llegar a significar solo en sus primeros 12 meses una baja en el PIB de 1.5 puntos, una mayor devaluación para situar al dólar en los 25 pesos, tasas de interés primarias por arriba de 10 por ciento, desempleo arriba de los 600 mil y con expectativas negativas para, al menos, el siguiente trienio. Etapa en la que ya no estará, por cierto, Enrique Peña Nieto. Pero tampoco sabemos si habrá mucha nación que defender para entonces. ¿Usted nos puede orientar más sobre el particular?

Ya les daremos más datos duros en sectores concretos que tendrán que modificar de lleno sus prospectivas o tronarán como ejotes de aquí al 2020, digamos. Lo más importante es movernos en la dirección correcta y la duda es saber si en eso siquiera están pensando los que nos cuentan toman hoy en México las decisiones. Su opinión nos puede ser muy útil en estos momentos.

Por lo pronto, estas Lascas Económicas realmente andan preocupadas porque no vemos piedras del poder decididas en este México de hoy, sino solo tepalcates de viejos platones o vasijas que ya dieron de si y ahora no sirven mucho que digamos. Con todo, le esperamos y platicamos de esta era Trumpista que empieza, la semana entrante en este mismo espacio.  Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla

Escribir un comentario