Banner




Ud. está aquí
Banner

Los Privilegios del Poder

Correo electrónico Imprimir PDF
donald_trump

Crecimiento del Desempleo y un Deterioro Salarial en la era Trump

*México, Presa Fácil y Apetitosa Para el Magnate

*Punto más Débil, Nuestra Dependencia Comercial

*Urgido de Presentar Victorias para Consolidarse

*Tenderá a Revertir los Avances Sobre el Empleo

POR VERÓNICA V. GONZÁLEZ Y ARNOLDO PIÑÓN

Los próximos cuatro años del gobierno de Donald Trump en Estados Unidos, representarán un calvario nunca antes vivido por nuestro país. Los trabajadores serán parte de los que paguen los costos: se frenará la generación de empleos y los salarios acelerarán su deterioro.

El daño a la creación de nuevos empleos, desde antes de la toma de protesta del presidente estadounidense, inició con la cancelación de proyectos de inversión de las empresas Ford Motors Company y General Motors Company, que en conjunto implican casi dos mil fuentes de empleo.

La primera en ceder frente a las amenazas de Trump de aplicar un impuesto hasta del 35 por ciento a las exportaciones de automóviles producidos en México, fue Ford que suspendió una inversión por mil 600 millones de dólares para la construcción de una nueva planta en San Luis Potosí, en la que tenía programado ensamblar modelos pequeños. Se tenía proyectada la creación de mil 800 nuevos puestos de trabajo.

Posteriormente, General Motors Company dio a conocer el traslado a Estados Unidos de su producción de ejes y de su proveedora de componentes para la nueva generación de camionetas pick up grandes. La estimación es que de inmediato se perderán 100 empleos.

Sólo la alemana BMW asumió una posición distinta frente a las amenazas del presidente Trump: mantiene sus proyecciones de invertir mil millones de dólares en San Luis Potosí para producir el vehículo Serie 3 sedán a partir de 2019, lo cual significará la generación de mil 500 nuevos empleos directos. El gobierno de la canciller Ángela Merkel le reviró al presidente estadounidense recomendándole que las empresas automotrices mejor produzcan vehículos de calidad.

El sector automotriz es, en nuestro país, uno de los más dinámicos, con exportaciones a todo el mundo en constante crecimiento. Sólo entre enero y noviembre de 2016, se vendieron en el exterior 2 millones 551 mil 623 vehículos, de los cuales 76.8 por ciento fueron a Estados Unidos, 9.1 por ciento a países de América Latina, 7.8 por ciento a Canadá y el resto a Asia y a otras naciones. Con esos números, es evidente la dependencia que nuestro país tiene de Estados Unidos, lo que lo convierte en una presa fácil y apetitosa para Trump, urgido de presentar victorias que lo consoliden frente a los estadounidenses.

La dependencia comercial de nuestro país, lo hace la presa más débil frente a los votantes norteamericanos que le creen a su nuevo presidente que, como consecuencia de los bajos salarios que ofrece, les ha arrebatado empleos en zonas como Ohio. Esa percepción no es lejana a la realidad.

Para seguir con el caso de la industria automotriz, el mercado nacional e incluso el mundial carece de la demanda suficiente para comprar la producción mexicana: el año pasado la producción total fue 3 millones 223 mil 102, de los cuales 671 mil 479 automóviles fueron para el mercado nacional. Es evidente la necesidad de diversificar mercados.

El desempleo es, uno de los muchos problemas que el país enfrenta. Si bien el año pasado se crearon casi un millón de nuevos empleos -en total se generaron 892 mil 402 mil nuevas fuentes de trabajo-, el déficit que se arrastra es de muchos años.

En efecto, el país debe crear poco más de un millón de nuevos empleos al año para satisfacer la demanda. Si bien desde 2010 la necesidad de mano de obra ha registrado números positivos, han sido insuficientes pese a que, como lo hemos señalado en diferentes oportunidades, la reforma laboral de 2012 que abarató el despido y precarizó las prestaciones sociales y el salario a través de la legalización del outsourcing.

En 2013 se crearon 553 mil 172 nuevos empleos, en 2014 fueron 581 mil 415, en 2015 se totalizaron 733 mil 498 y los del año pasado. Era una tendencia creciente que con el gobierno de Trump tenderá a revertirse, frente a eventuales políticas proteccionistas que su gobierno seguramente implementará.

Con mayores índices de desempleo, los salarios tenderán también a la precarización: el outsourcing se fortalecerá para disminuir los costos laborales.

Las perspectivas son, pues, bastante pesimistas para los trabajadores.

PARA LA AGENDA

El ISSSTE se convirtió, con el acceso al poder presidencial del PRI hace ya más de cuatro años, en uno de los refugios laborales del panismo. En la secretaría general, encabezada por Juan Manuel Verdugo, hay casos incluso que ocupan jefaturas departamentales pese a que han demostrado incapacidad en el ejercicio. Por ello tienen credibilidad las versiones que aseguran que Luis Francisco Molleda se jacta de tener contacto directo con el director general, José Reyes Baeza. El grupo que liderea Molleda ganó la licitación de uniformes y ropa de trabajo de mayo del año pasado por más de 450 millones de pesos no obstante la serie de irregularidades…

 

Escribir un comentario