Banner




Ud. está aquí
Banner
Banner

Imeca Político

Correo electrónico Imprimir PDF
gasolina

¿Tiempos de Recoger Varas?

POR CARLOS ZAMARRÓN

Hoy sabemos lo que no se nos había dicho desde el gobierno federal: Que Felipe Calderón –cuya esposa pretende ser  la “María Cristina” o sea, que nos quiere gobernar vía las elecciones del año próximo- ex ocupante de Los Pinos, hizo polvo nada menos que un billón de pesos para verse guapo con la mexicanada con el millonario subsidio a las gasolinas. Seguro que entonces había forma de lanzar cohetes, tradición muy nuestra, y que éstos los actuales tiempos son de recoger las varas de aquella fiesta.

Hoy sabemos también -desde el timonel de la OCDE Miguel Angel Gurría Ordóñez- que de los países integrantes de ese organismo, aun cuando desde el mismo y desde hace diez años se recomendó a México no andar con esas jaladas de subsidiar ese combustible, que aquello resultó como las llamadas a misa y que tal sugerencia valió una pura y dos con sal.

Hoy sabemos que, no por fallas en el debate, la aprobación, la implementación de la Reforma Energética, sino por lo de los precios internacionales –en dólares para acabarla de amolar- de gasolinas, es que desde el uno del presente la justicia se nos hizo revolución e iniciaron protestas en serio, protestas interesadas y oscuras cuanto políticas, igual que saqueos o lo que es lo mismo pillajes, más allá de la desgracia no la gracia de los cuervos por los nuevos precios del combustible. Hoy, hasta hoy, lo sabemos.

Igual sabemos que no habrá reversa en ese tema, que mejor otro pacto para salvar las economías, la nacional y la de las familias mexicanas, y sabemos que COPARMEX, sin ir en esta ocasión al Ángel de la Independencia, no suscribió tal acuerdo porque  no lo conoció a tiempo, porque no le convencen las decisiones y hasta tuvo encontronazo con organismos del ramo que representa.

Sabemos también que, entre otros personajes capaces de violar la ley hasta de su progenitora, Don Peje, ese que desde hace más de una década no trabaja, que impulsa la honestidad valiente, el rollo de primero los pobres y que se siente ya presidente de México -no sabemos si “legítimo” o ilegítimo-, que el tabasqueño participó a tras mano en el llamado a la desestabilización del país vía los saqueos, los bloqueos, la violencia y etcétera que, con pretexto del gasolinazo, nos puso en la órbita del terror hace unos días y que ciertamente no ha cesado.

No sabemos por qué luego de Felipe Calderón no se acordaron los retiros a los subsidios millonarios a los hidrocarburos, o sea durante lo que va del gobierno de Enrique Peña Nieto. No sabemos hasta dónde y de qué manera real y efectiva, el pacto reciente al que no fue COPARMEX repercutirá positivamente en las familias mexicanas de escasos recursos, e ignoramos si a los personajes que llamaron a la desestabilización del país -¿Traición a la Patria?-, se les tocará al menos con el pétalo de una rosa.

Si no se nos dice parte de todas las interrogantes aquí planteadas o se nos ilustra en todas y cada una de ellas, entonces nos podemos asumir en el contexto nada agradable. Estaremos como de los maridos engañados, quienes por lo general son los últimos en enterarse de que las protuberancias que de pronto aparecieron en muchas frentes mexicanas, no eran producto de piquetes del mosquito bobo, sino el nacimiento de los respectivos cuernos.

Usted lectora, lector amables, saben ¿qué pasa?.... Yo tampoco, únicamente que ya no sentimos lo duro, sino lo tupido y todavía en el colmo debemos soportar a Trump que a lo mejor sí, a lo mejor no y lo más probable es que quién sabe si se componga a partir del próximo día veinte de este enero del 2017.

HASTA LA PROXIMA

 

Escribir un comentario