Banner




Ud. está aquí
Banner

Urbana

Correo electrónico Imprimir PDF
sujeto_armado

Amenazan con Establecer Policía Comunitaria en Milpa Alta

*Otrora la Delegación más Segura, ha Dejado de Serlo

*Aumenta la Inseguridad Denuncian Habitantes de la Zona

*Plazo de Seis Meses Para las Autoridades de Esta Ciudad

*No más Tiempo Para Registrar Avances, Dicen Indignados

POR HÉCTOR RIVERA TRUJILLO

Representantes de los pueblos de Santa Ana Tlacotenco, San Lorenzo Tlacoyucan, San Bartolomé Chicomulco y San Pablo Ozotepec, denunciaron que aumentó la inseguridad en esa delegación, afirmando que los delincuentes además de robar becerros y pollos, ahora se están metiendo a saquear las casas habitación, cada día se incrementan los asesinatos y las autoridades no investigan.

Ante esta situación, anunciaron que han decidido iniciar un proceso interno de organización para contar con una policía comunitaria que les garantice mayor seguridad.

Los representantes de la comunidad de esta demarcación, Gabriel Mejía, Antonio Blancas, Agustín Martínez y Abel Meza, afirmaron que les asiste el derecho y aclararon que “no es un juego, ni cualquier cosa, se tiene que hace bien, se tiene que estar organizados y por algo se tiene que empezar y ese proceso lo hemos iniciado”.

Después de reunirse con funcionarios del gobierno de la ciudad, Agustín Martínez, informó que darán como plazo seis meses a las autoridades, para determinar si descendió la delincuencia, o de lo contrario, continuarán con la formación de su policía comunitaria.

Afirmaron que la policía no investiga y tampoco existen resultados de las muchas denuncias realizadas y ocurren situaciones como, por ejemplo, “que tienen una semana tratando de denunciar un robo y en la fiscalía correspondiente les dicen que no se puede porque no hay sistema”.

Además, ante la ineficiencia, ineficacia, omisión o colusión de las autoridades delegacionales con la delincuencia que está escalando en Milpa Alta, el vocero de los representantes de los citados pueblos, Agustín Martínez, dijo que exigen la renuncia del Jefe de Sector de la Secretaría de Seguridad Pública y de la Fiscal de la Procuraduría General de Justicia, porque “deseamos tener el control de nuestra seguridad, porque está en riesgo el futuro de nuestros hijos”.

Precisaron, que hay mucho riesgo de que esa zona, por las carencias y falta de oportunidades, la gente siga vendiendo más barato, se continúe lotificando, y se termine de crear un foco de pobreza con todas sus consecuencias sociales, sanitarias y de inseguridad, porque no hay acciones gubernamentales ni preventivas, ni correctivas ante esta problemática.

Piden y exigen seguridad, pero también desean decirle al Jefe de Gobierno y a todas las secretarías involucradas en Milpa Alta, entre ellas la de Desarrollo de Pueblos Rurales que encabeza Rosa Icela Rodríguez, que también vuelvan la mirada hacia allá, “somos pueblos trabajadores que en unión comunitaria hemos hecho muchas cosas en beneficio de todos nosotros y de la ciudad”.

Queremos del gobierno de la Ciudad de México, afirmaron “apoyo para un desarrollo que genere empleo, no ayudas momentáneas, sino proyectos de inversión a mediano y largo plazo, tampoco deseamos que nuestras autoridades volteen a vernos como ha sucedido cuando hay linchamientos y salimos en cadena nacional en las televisoras, sin entender cuál es el trasfondo de estos acontecimientos, principalmente por la ineficacia u omisión de las autoridades”.

Pero resulta, dijeron, “que no ven hacia Milpa Alta, porque no se nota políticamente cualquier cosa que hagan allá, en cambio, sí invierten en Ecobicis, o en invernaderos en las barrancas de Álvaro Obregón, que hoy no sirven para nada, pero políticamente les genera simpatías”.

Antonio Blancas, informó que en marzo un fuerte aire tiró más de 18 mil metros cúbicos de madera y “hasta ahora las autoridades no hacen caso, si lo hacemos nosotros, luego vendrán a decir que ellos lo hicieron”.

El representante de las brigadas combatientes de incendios forestales y de brigadas de vigilancia forestal dijo que, a pesar de las más de seis mil 500 hectáreas recuperadas con siembra de árboles de manera comunal, ya fueron asesinados dos de sus compañeros sin haberse investigado el tema de fondo y a los que las autoridades les adjudicaron presuntas ligas con delincuentes mayores.

Gabriel Méndez, también representante de los pueblos citados, indicó que además de las renuncias de Jefe de Sector de la policía y de la Fiscal de la PGJ-CDMX, exigen que se dé seguimiento y resultados a las denuncias ante el Ministerio Público, se presente un programa de prevención del delito con la participación de la comunidad y se aumente el número de policías para los pueblos.

Por todo esto, afirmaron, “queremos que como nos lo permite la Constitución Mexicana, debido a que estamos regidos por el sistema de usos y costumbres, hemos decidido iniciar un proceso interno de organización para contar con una policía comunitaria, que nos garantice mayor seguridad”.

La reunión con los representantes de los pueblos de Milpa Alta, se realizó después de manifestarse frente al Palacio del Ayuntamiento y posteriormente el edificio de gobierno de la CDMX y entre los acuerdos quedaron en que realizará un recorrido para buscar las zonas donde se puedan colocar cámaras de seguridad con C2 y se va a proponer un Agente del Ministerio Público itinerante para que tengan donde denunciar.

 

Escribir un comentario