Banner




Ud. está aquí

Del Cine y las Leyes

Correo electrónico Imprimir PDF
el_gran_debate_poster

“El Gran Debate”

El Poder de la Palabra

*Lucha Estudiantil en Contra de la Segregación en EU

*Tercera Década del Siglo XX: Rechazo y Convencimiento

*Argumentos Emitidos Tanto a Favor Como en Oposición

*Pacifismo y Esclavitud, en el ojo de un Huracán Juvenil

POR HORACIO ARMANDO HERNÁNDEZ OROZCO

“El Gran Debate” (“The Great Debaters”), película americana dirigida y actuada por Denzel Washington (Melvin B. Tolson), así como la participación de Forest Whitaker (James Farmer Sr.), Kimberly Elise (Pearl Farmer), Tate Parker (Henry Lowe), Jurnee Smollett (Sammantha Brooke), Jermaine Williams (Hamilton Burgess) y Denzel Whitaker (James Farmer Jr.), cuyo estreno fue en 2007.

La historia narra hechos sucedidos en la década de los 30’s en colegio metodista de Wiley del poblado de Marshall, al sur del Estado de Texas, que era una universidad para alumnos negros, en la cual el profesor Melvin B. Tolson daba el curso de historia Afro-Americana, y preparó a cuatro estudiantes para poder conformar el primer equipo de debate del colegio, con el fin de competir con los equipos expositores y debatientes de otras universidades más prestigiosas.

Aunque la película se basa en una historia real, cabe señalar que el grupo original del profesor Tolson, nunca debatió contra la Universidad de Harvard, sino contra la Universidad del Sur de California, que en ese tiempo era la campeona nacional del debate; además, el equipo de College Wiley tampoco fue considerado como un grupo de debate en el circuito universitario nacional, pues los afroamericanos fueron admitidos hasta después de la Segunda Guerra Mundial.

CONTRA LA SEGREGACIÓN, LA ARGUMENTACIÓN

Los primeros debates del equipo de Tolson fueron contra otros colegios de estudiantes de color, su primer encuentro contra estudiantes anglosajones fue el equipo de la Universidad de la ciudad de Oklahoma, y la proposición a debatir era: Los estudiantes negros deben ser admitidos en las universidades estatales; el equipo de College Wiley sostuvo la afirmación positiva, mientras que el equipo oponente defendía la negación.

Primer argumento a favor: además de ser un error su rechazo, es un absurdo, pues los registros históricos demuestran la valía de los negros: 30 de mayo de 1865, el sargento de color Crocker es el último soldado en morir en la guerra civil; en 1918, los primeros soldados americanos condecorados en Francia son los negros Henry Johnson y Needhan Roberts; en 1920 el Times de Nueva York anuncia que la ‘n’ de negro se escribirá con mayúscula; primer argumento en contra: forzar a las universidades públicas sureñas a la admisión de los negros tendría como resultado más odio racial, pues William Edward Burghardt Du Bois, un eminente académico negro señala que es un desperdicio de dinero, tiempo y temperamento juntar a la mayoría poderosa para hacer algo que no quiere hacer.

Segundo argumento a favor: se ignora el hecho de que William Du Bois, es el primer negro en graduarse y obtener su doctorado en una escuela para blancos llamada Harvard en 1890 y en 1895; segundo argumento en contra: el propio doctor Du Bois cita que es imposible que un negro reciba la educación adecuada en un colegio de blancos.

Tercer argumento a favor: Du Bois afirma que el hombre blanco se resiste al cambio, pero si nadie hubiere forzado a los estados sureños a cambiar, aun habría esclavitud; tercer argumento en contra: demasiados blancos están afectados por el odio racial, y un negro no sería feliz en una universidad de blancos, y si alguien se siente infeliz sería imposible que recibiera la educación adecuada.

Es claro que los argumentos a favor y en contra giraron en la figura del doctor William Du Bois, quien era reconocido tanto por anglosajones como afroamericanos, y su autoridad era de tal magnitud que el manejo de sus afirmaciones daría la pauta para el vencedor.

CONTRA LA VIOLENCIA LA ARGUMENTACIÓN

Después de lograr un buen prestigio, el equipo de College Wiley, es invitado a debatir contra la Universidad de Harvard, y sólo tendrán 48 horas para preparar el tema: La desobediencia civil es un arma moral en la lucha contra la injusticia.

Los argumentos a favor corren a cargo de College Wiley, y los de en contra por Harvard; el equipo visitante defiende el derecho de ejercerlo, tomando como ejemplo a Gandhi, quien era el ideólogo de la no violencia entre la sociedad y su entorno, sus oponentes dan una opinión totalmente diferente y en contra de los visitantes.

El primer planteamiento es defender que la desobediencia es algo moral, y ello depende de cómo definir moral, el joven James Farmer Jr. dio cuenta de la masacre de Amristar, también conocida como la masacre del Jallianwala Bagh, ocurrida el 13 de abril de 1919, en la cual las tropas británicas mandadas por el general Reginald Dyer ametrallaron a una multitud de miles de hombres, mujeres y niños sijes, hinduistas y musulmanes desarmados, que estaban reunidos en el jardín de Jallianwala para el festival de Vaisakhi (Año Nuevo); Dyer argumentó que ese día dio una lección moral; Gandhi y sus seguidores respondieron con una campaña sin violencia de no cooperación, tomaron en forma pacífica varios edificios y fueron desalojados violentamente, Gandhi fue detenido, pero tuvieron que liberarlo, él llamó a este evento una victoria moral; pero ¿qué es moral: la lección de Dyer o la victoria de Gandhi?

Contraargumento: de 1914 a 1918, por cada minuto que el mundo estuvo en guerra, cuatro hombres perdían su vida, 240 jóvenes morían cada hora, 8 millones de muertos, la masacre fue por mucho superior a la sufrida en Amristar, aquí también hay un ejemplo moral, pues se impidió que Alemania esclavizara a toda Europa, la desobediencia civil no es moral por ser pacifista, pues luchar por tu país sacrificando tu vida, eso sí es moral; no usar la violencia es sólo encubrir la anarquía.

Segundo argumento, se debe actuar con amor y respeto frente a los oponentes, los que rompen las reglas deben aceptar las consecuencias de sus actos, la desobediencia civil es un concepto americano formulado por Henry David Thoreau en 1849, precisamente egresado de Harvard.

Contraargumento: cualquier hombre más justo tiene más convocatoria que los demás, y lo que nunca supo Thoreau es que Hitler estaba de acuerdo con sus ideas, la condena de la democracia es que ninguna idea prevalece sin el apoyo de la mayoría, el pueblo decide los problemas del día a día y no una sola persona.

Refutación: la mayoría no decide lo que está bien o está mal, eso lo decide la conciencia, y ninguna persona debe rendir su conciencia a un legislador, nadie debe arrodillarse ante la tiranía de una mayoría.

Réplica de cierre: No queda a potestad del civil decidir qué ley obedecer y cuál no, nada de lo que va en contra de la ley puede considerarse moral, sin importar el nombre que se le dé.

Cierre de argumento: que moralidad puede tener la ley, cuando las autoridades permiten que se linche a un negro sin hacer algo al respecto; la autoridad injusta no tiene autoridad alguna; existe el derecho y el deber de resistir con violencia o con desobediencia civil, recen porque sea la segunda opción.

Es claro que el debate a favor y en contra debe basarse en argumentos lógicos y racionales, pero ¿si los argumentos se basan en la verdad, acaso habrá algún contraargumento que los pueda vencer?

La mejor respuesta la tendrá como siempre nuestro amable lector…

Escribir un comentario