Banner




Ud. está aquí

Artículo Invitado

Correo electrónico Imprimir PDF
miguel_angel_yunes
fiscalia

Veracruz, la Etapa que Viene

POR RAFAEL MARIN MARIN

Mañana 1 de diciembre y después de una campaña, prácticamente sin rival pero llena de escalofriantes denostaciones que pudo superar sin mayor obstáculo, Miguel Ángel Yunes Linares, será el próximo gobernador de un periodo constitucional de dos años para empatar elecciones federales de seis años para 2018, rompiendo así con esa tradición prácticamente maldita de dictaduras o gobiernos dictatoriales donde solo un partido ganaba.

Después de 86 años donde en Veracruz el PRI fue gobierno y a nivel nacional la segunda fuerza electoral nacional para ese partido, el PAN ahora gobernara y la razón de que el tricolor perdiera es fácil de entender: la corrupción institucional y por supuesto dentro del partido, la mala elección de candidatos, la falta de obras, el endeudamiento, la violencia generada por el narcotráfico, motines y escapes de reos en reclusorios, la delincuencia organizada y la propia inseguridad pública, la simulación educativa como en la de adultos que genero más analfabetas que en ningún estado, las carreteras destruidas, la complicidad de las autoridades ambientales estatales para perder hasta un 50 por ciento de los recursos naturales, el desempleo y los feminicidios entre otros, tuvieron visible rostro en las manos de los propios veracruzanos que decidieron en las elecciones pasadas decirle al PRI, “¡ya basta!”.

No tuvo Yunes Linares realmente candidato en contra porque no hubo por parte del PRI una elección democrática que sacara a un contendiente por lo menos que diera la batalla a la par al panista. Por primera vez, el gobierno del estado no apoyó a su candidato, pero también por primera vez, el gobierno no tenía opción de hacerlo, dado que ni recursos hubo para ello, ante el saqueo que se maneja y se documentó oficialmente. Se hicieron de los arqueos públicos donde todos y cada uno de los responsables debe responder, tenga o no fuero constitucional, estén o no en funciones, aparezcan en blanco sus cuentas o millonarios sus prestanombres.

Todo ello quedó atrás y las autoridades federales investigan más que las locales, por lo que la sociedad veracruzana espera también un nuevo congreso –ya no con mayoría del PRI como fue el pasado, llamado de la ignominia- a la altura de las circunstancias, aunque parece esto un poco difícil porque las comparecencias de los Secretarios que se van, se han hecho ante comisiones legislativas, lo cual es una reverenda vacilada y no ante el pleno. Pero además de que ante esas comisiones a veces ni dos diputados locales de todos los partidos asisten, por lo que el mote al nuevo congreso puede ser no el de la ignominia sino el “de la flojera”.

El panorama financieramente no pinta bien para el nuevo gobierno y mucho menos para los veracruzanos pero como lo ha mencionado el gobernador electo y pronto constitucional Miguel Ángel Yunes Linares, los veracruzanos son más que simples estadísticas y saldrán con trabajo y dedicación adelante, para reconstruir el escenario perdido en doce años y restaurar el Estado de Derecho y el orden constitucional que solo se pudo conseguir en parte mediante la nominación de un gobernador interino de 45 días en manos de Flavino Ríos que privilegio acuerdos con el futuro gobernador Yunes Linares, al grado de aceptar por no ser contrario a la ley, que parte de su equipo tomara posesión en varias carteras antes del primero de diciembre, a fin de ir perfilando las entregas recepciones sin problemas.

Seguramente vendrán medidas de austeridad en todos los órdenes y baja de sueldos de funcionarios de primer y segundo nivel hasta Jefe de Departamentos, una reingeniería de la administración pública estatal y la fiscalización a fondo de todas y cada una de las dependencias estatales, paraestatales, descentralizados o instancias creados por decreto del ejecutivo incluidos los patronatos de fomento diverso que estén funcionando al lado de ellos porque hasta la fecha estos últimos no son fiscalizables bajo la defensa pingue de que son asociaciones civiles independientemente de que reciban recurso estatal o federal como los patronatos dedicados a la educación tanto en la básica como del Fondo FAETA.

Otra más será la revisión del trabajo de los cuerpos de seguridad pública, de tránsito y transporte público, donde el recurso y apoyo fue multimillonario sin resultados halagadores, más bien amplios cuestionamientos sobre el trabajo honesto e imparcial que realizan.  En materia de salud ni se diga, hospitales llenos de humedad y pacientes sin recibir medicinas siquiera del primer cuadro básico e instalaciones en mal estado.

Gracias a los buenos oficios del gobernador interino, el mandatario entrante y el propio Secretario de Gobernación, Osorio Chong -por órdenes presidenciables-, Veracruz no naufragó ni hubo revuelta con pérdidas de vidas humanas que se hubieran contado en cientos, sino que está llegando a buen puerto.

Apéndice: El Foro de Profesionales y Técnicos de Veracruz, en la segunda quincena de diciembre organiza varias conferencias magistrales entre las que destacan “Revocación de Mandato: reforma viable” y, además entregará en la segunda quincena de diciembre sus “Reconocimientos 2016 al Mérito Académicos y Profesional”. Actuemos. Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla


Escribir un comentario