Banner




Ud. está aquí

Reportaje

Correo electrónico Imprimir PDF
famosos

Languidece el Tradicional Restaurante de los Famosos

*Han Comido ahí 16 Presidentes de México, Falta E. Peña

*Marilyn Monroe y el Príncipe Carlos, de Inglaterra, También

*María Félix, Diego Rivera, Agustín Lara, Cantinflas, Tin Tan

POR SUSANA VEGA LÓPEZ

Un recinto gastronómico, una galería fotográfica; una esquina que forma parte de la historia del corazón de la Ciudad de México donde se exhiben fotos de presidentes de la República, pintores, escultores, deportistas, periodistas, toreros, artistas de teatro, televisión y de la época dorada del cine mexicano, que se reunían allí para deleitarse con exquisitos platillos mexicanos, lucha por no quedar en el ostracismo debido a la gran cantidad de vendedores ambulantes que invaden el lugar.

A punto de cumplir cien años, las mesas del establecimiento –que lucen casi vacías- y las paredes repletas de cuadros con anécdotas esperan contar su historia; el relato de personajes que han acudido a probar los tacos, como la diosa de Hollywood, Marilyn Monroe que, con una leve sonrisa y su mirada sensual, se le ve a punto de morder… un taco; o María Félix, que resalta su belleza al lado de los hermanos Rafael y David. A la diva, cuentan, le gustaba cenar en ese emblemático restaurante y salir al balcón a saludar.

El inmueble, localizado en la calle del Carmen número 69, que atrajo mucho turista nacional y extranjero, ahora ya perdió la planta baja, misma que se dividió en locales para su renta debido a que los comensales ya no llegan porque se les dificulta pasar por el mar de gente. Personas que van de compras a establecimientos comerciales desconoce que en la esquina de Carmen y Bolivia pueden disfrutar de una deliciosa sopa de médula o de nopal, un caldo tlalpeño, el mole poblano, chicharrón en salsa verde, sopes, quesadillas o tacos.

Aunque también está la sopa azteca, la de cebolla, la barbacoa, las criadillas de toro bien asadas al mojo de ajo o en salsa verde, pescados, tacos de machitos, pollo, lengua, arrachera taurina, filete de res, cabrito al horno, eso sí, con unas buenas tortillas calientitas son sabores que encanta a cualquier paladar. Y de postre: la natilla y el flan napolitano de la casa.

El Taquito, una historia que contar, es el título del libro de Rafael Guillén que habla del restaurante que ahora administran él y su hermano Marcos, nietos de doña Conchita y don Marcos, fundadores de este recinto gastronómico al que llegaba Pedro Infante, quien protagonizaba la película “A toda Máquina” unas calles adelante; Agustín Lara, Tin Tan, Cantinflas, y toreros de la época, por citar algunos.

También estuvieron: el príncipe Carlos de Inglaterra, pintores como Diego Rivera, Raúl Anguiano, José Luis Cuevas, Tamayo y otros personajes más. El acervo familiar cuenta con casi dos mil fotografías que muestran al público.

Todos los presidentes desde Emilio Portes Gil a la fecha han llegado a saborear los platillos, aunque falta el presidente Enrique Peña Nieto, dijo a Misión Política, Rafael Guillén, y agregó: “pero aquí lo esperamos porque no debe romper la tradición pues ningún Presidente de México ha faltado”.

Trajes de luces de toreros de renombre como Silverio Pérez, cabezas disecadas de toros de ganaderías famosas, placas conmemorativas develadas todas por el periodista Jacobo Zabludovsky quien acostumbraba ir a comer, asombran y admiran a los visitantes de este restaurante-bar que cuenta con uno de los primeros permisos que se otorgaron para la venta de toda clase de bebidas.

Allí se preparó el banquete para dar la bienvenida al presidente John F. Kennedy en el Castillo de Chapultepec, así como la comida ofrecida al Papa Juan Pablo II en su primera visita a México en la Basílica de Guadalupe.

“Comenzaron mis abuelos con una recaudería en la calle y luego se instalaron bien con la venta de comida. Los transeúntes probaban las chalupitas y comidas que encantaron”, dijo Rafael y señaló que su papá (del mismo nombre) y sus tíos David y Enrique comenzaron a ayudar a sus abuelos pues no se daban abasto en la atención.

Esta tradición ya centenaria de preparar alimentos con recetas secretas de la abuela, abre sus puertas todos los días de lunes a domingo de 9 de la mañana a siete de la noche, excepto el 25 de diciembre y 1 de enero: “El Taquito, Restaurante Taurino”.

Escribir un comentario