Banner




Ud. está aquí

Los Privilegios del Poder

Correo electrónico Imprimir PDF
miguel_angel_mancera

Reclamos y División Enfrenta Líder de Barrenderos

*Desaseo en la Conducción en los Últimos Cuatro Años

*Larga Lista de Aspirantes a la Secretaria General Seccional

*Continúa en Riesgo la Jubilación de Miles de Agremiados

POR VERÓNICA V. GONZÁLEZ Y ARNOLDO PIÑÓN

El incumplimiento de compromisos en su primera campaña en busca del liderazgo de la sección uno “Limpia y Transportes” del Sindicato Único de Trabajadores de la Ciudad de México (SUTGCDMX), y el abucheo que provocó en un festejo masivo a finales del mes pasado, generaron condiciones para dificultar la reelección de Hugo Alonso Ortiz.

Además, influirá la basificación sólo de quienes representaban compromisos y la alianza con el presidente del SUTGCDMX, Juan Ayala Rivero, para permitir la reelección indefinida de dirigentes sin que hasta ahora se haya informado adecuadamente a los trabajadores.

El secretario general saliente de la sección más numerosa, del  sindicato del gobierno de la ciudad, parece haberse convertido, al igual que Ayala Rivero, en una carga para la administración de Miguel Ángel Mancera: enfrenta una profunda división interna que en apariencia le ayuda pero que revela el desaseo con el que se ha conducido en los últimos cuatro años.

En efecto, hay una larga lista de aspirantes a la secretaria general seccional, incluidos cuatro integrantes de la directiva: Javier Alanís (adscrito a la Delegación Venustiano Carranza), Humberto Cárdenas Ríos (Álvaro Obregón), Rodrigo Sandoval (Tlalpan) y Martín Hernández Torres (Tlalpan). El último de ellos es esposo de una diputada a la Asamblea Legislativa por el Partido Encuentro Social, lo que le permitiría acceder al eventual apoyo del Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

Otros que aspiran son Pedro López Hernández (Cuauhtémoc), Julio Miranda Valeriano (Iztapalapa), Ricardo Arzola Bello (Azcapotzalco), Alfredo Hernández Cruz (Iztacalco) y Gregorio Jaramillo Cárdenas (Tlalpan).

Sin embargo, el grupo “1más1” que encabeza Ángel Flores Olguín (Álvaro Obregón), al ser el más numeroso de esa sección y que se ha manifestado opositor a la gestión de Alonso Ortiz, es el que mayor preocupación genera. Fueron ellos los que, en el festejo del 25 de agosto pasado en la Arena Ciudad de México en Azcapotzalco, abuchearon al secretario general por incumplir la oferta de entrada libre y que según dicen los acusó de ser acarreados, “voluntarios” -recolectores que sobreviven de la venta de la pepena y de cuotas que cobran por retirar la basura-, tianguistas, pertenecer al tiradero y los habría conminado a que se regresaran a sus pueblos de origen.

La división seccional se refleja incluso en el hecho que los ex secretarios generales no han definido apoyar la eventual reelección de Alonso Ortiz, ya que Horacio Santiago -a quien se le impidió mantenerse en el cargo cuatro años más en 2012-, Arnulfo Cruz Cruz, Ángel Jiménez Alanís y Raúl Quintana, al parecer se inclinan por una renovación.

Ahora bien, entre las fallas que se le adjudican al dirigente seccional, es haber mantenido silencio ante el incumplimiento del gobierno de la ciudad de no hacer los pagos del SAR de los trabajadores de nómina 5, para mantener los recursos financieros en una cuenta cuyos fines se desconoce, pese a que se pone en riesgo la jubilación de miles de agremiados de la sección.

En esa irregularidad -sujeta a comprobación- habría optado no sólo por favorecer a funcionarios, sino también a Ayala Rivero.

El retiro de trabajadores está convertido en un punto muy sensible entre los recolectores de basura, debido a que mediante subterfugios se ha incumplido en que las plazas que se dejan sean ocupadas por hijos del trabajador -dejan transcurrir tiempo para argumentar que no cumple con el requisito de edad-; tampoco se les cumplió que al jubilarse con nivel 19 tendrían una pensión por encima de 10 mil pesos mensuales -el promedio es de ocho mil pesos- y las trabas para pagarles los 150 mil pesos de apoyo que se les ofreció.

A Hugo Alonso se le cuestiona que haya estado de acuerdo en que el pago de salarios se haga a través de tarjetas electrónicas, el congelamiento del escalafón y la privatización de la recolección de basura y desechos en el Centro Histórico y de centros comerciales -servicio concesionado a cuatro empresas-.

También se le reprocha que nada hubiese hecho por combatir la corrupción en las áreas de limpia de la ciudad, debido a que se mantienen las cuotas para trabajar: las tarifas incluyen desde rutas, camiones, escobas.

Trabajadores que temen ser identificados por represalias, aseguraron que la asignación de un camión nuevo, tiene una tarifa de hasta 50 mil pesos, el que es sustituido entre 20 mil y 30 mil y los más viejos 10 mil pesos. Sólo han sido retirados del servicio las unidades que son realmente inservibles.

Por todas esas condiciones, se tiene la certeza que la ambición de Hugo Alonso de ser reelecto en la secretaría general de la sección uno " Limpia y transportes " del SUTGCDMX, esta condenada al fracaso.

Las elecciones en esa sección deberán realizarse el próximo 23 de octubre y la convocatoria tendrá que ser publicada a finales de septiembre.

Para la agenda

En el SUTGCDMX la reeleccionistas se desató: Jacinto Gaona Delgado, secretario general de la sección 2 “Construcción y operación hidráulica”, y José Edel López Paz, de la sección 6 “Parques y jardines”, están en la ruta de mantenerse otros cuatro años en la dirigencia. El segundo de ellos sería su tercera gestión -como ya se autorizó el caso de Rocío Franzoni Lobo en la sección 39 “Dirección General de Informática”.

Escribir un comentario