Banner




Ud. está aquí
Banner
Banner

Del ABC Político

Correo electrónico Imprimir PDF
miguel_angel_mancera

*Verde que te Quiero Verde…y Arribaron los Campesinos

*El Equipo de Gobernadores en Jauja y las Acusaciones

*Miguel Ángel Mancera Continúa Deshojando la Margarita

POR GERARDO LAVALLE

A.- Federico García Lorca escribió el Romance Sonámbulo. Y a muchos no les dirá nada. Pero cuando uno observa como periodista que se busca recuperar el voto campirano, es válido recordarlo en su primera cuarteta:

“Verde que te quiero verde.

“Verde viento. Verdes ramas.

“El barco sobre la mar

“y el caballo en la montaña.”

¿A qué viene el espíritu literario?

A un hecho que pasó de noche, no por el evento en sí mismo sino por el mensaje que se generó.

¿A cuál hecho me refiero?

Al mitin, manifestación o como usted quiera llamarle que se realizó hace justamente una semana y al que nadie le miró el colmillo político.

Por eso:

“Verde que te quiero verde.

“Verde viento. Verdes ramas…”

Porque me hizo recordar que Jorge de la Vega Domínguez, entonces presidente del CEN del PRI, allá en 1987-1988 y con Carlos Salinas de Gortari como candidato, prometió que “el campo nos dará 20 millones de votos”.

Salinas ganó con cerca de 10 millones de sufragios.

En una acción inesperada, el secretario de Agricultura, José Calzada Rovirosa, encabezó el mitin, reunión o conjura que reunió a unos 50 mil –aunque digan los organizadores que fueron 100 mil- campesinos, o al menos así se presentaron, que llegaron a la Plaza de la Constitución, para exigir frenar los recortes presupuestales al campo.

A diferencia de las respuestas de otros secretarios de Estado, el responsable de la producción agroalimentaria de México, hizo acto de presencia, tomó el micrófono y les dijo: “hay que escuchar a todos, es con las ideas de todos como podemos construir una mejor agenda”.

No se quedó ahí. Micrófono en mano alzo la voz: “Los discursos son muy importantes, pero son más importantes las acciones y si las tocamos de manera coordinada, pues tenemos mayor garantía de que nos vaya bien”.

Don José, quien gusta de viajar por la libre y no pagar cuota –recordar que fue el primer miembro del gabinete legal del presidente Peña Nieto en presentar su 3de3 antes, inclusive, de que fuera aprobada, no es ocioso-, se fue hasta el inicio de la sacrosanta Revolución Mexicana.

Comenzó así: “Quizá no hayamos estado a la altura para cumplir todas las expectativas, y lo quiero reconocer, pero estamos en la mejor voluntad precisamente de hacer una agenda pública y para que a nuestros pequeños productores y productoras cada vez les vaya mejor. Yo lo reconozco: tenemos una deuda histórica con el campo mexicano, los campesinos no le han fallado a México”.

Rodeado del espíritu zapatista, porque la marcha, mitin, reunión o conjura, obedecía al 137 aniversario del natalicio del Caudillo del Sur, Emiliano Zapata, Calzada Rovirosa, quien ha sido candidateado para la dirigencia del CEN del PRI, promoción que no cuajó, también forma parte de la lista de aspirantes a la “grande” y no precisamente de “máxima seguridad”, sino la que tiene como premio sentarse en la Silla del Águila.

¿La reunión, mitin, marcha o conjura es el inicio de la recuperación del voto verde?

No lo sé, pero me da la impresión de que así es.

Cómo explicar, por ejemplo, que durante años –desde la docena trágica hasta la fecha- no se hubieran reunido tantos representantes del campo mexicano y menos en el Zócalo de la Capital del país y ahora hayan llegado sin contratiempos y en elegantes autobuses, de esos que se rentan y cuestan 5 mil pesos diarios.

Salvo que la imaginación vuele tanto con leer a García Lorca con su:

“Verde que te quiero verde.

“Verde viento. Verdes ramas…”

Diría que la estrategia política del PRI es esa: rescatar el voto verde, porque para el caso del urbano cada día le es más difícil.

Poco vivirá, créame, el que no compruebe mi aserto o mi equivocación.

B.- Hablando del PRI: ¿cuándo se conocerán los nombres de quienes acompañarán a Enrique Ochoa Reza en la nada fácil tarea de ganar las tres elecciones del próximo año?

Porque pasan los días, las semanas ya, y la incertidumbre de aquellos y aquellas que sienten ser parte de la estructura partidista y cuentan con experiencia y no forman parte del grupo que encabezó Manlio Fabio Beltrones, va creciendo.

El dirigente del partido realiza giras y giras. Y en ellas no suelta el discurso: combatiremos la corrupción… no permitiremos la impunidad… de nuestro partido y de otros… denunciaremos a quienes la practiquen…

Y mientras tanto, tres priístas y un panista de reciente ejercicio de poder, ejemplos vivos de presuntos actos de corrupción mediante desvío de fondos federales y estatales, creación de empresas fantasma, propietarios de innumerables casas, edificios, residencias, ranchos, caballerizas y demás estructuras de acero, concreto, cristal, mármol y demás, viven en su oropelesco mundo lanzando y recibiendo acusaciones.

No es secreto o lo es a voces: del pasado, Tomás Yarrington y Eugenio Flores, son señalados ante autoridades mexicanas y estadounidenses, de haber tenido (¿ya no?) nexos con criminales y narcotraficantes desde hace tres lustros; de los recientes: Rodrigo Medina y Guillermo Padrés, acusados públicamente de infinidad de irregularidades financieras durante sus gestiones y de los nuevos, Javier Duarte de Ochoa y Roberto Borge Angulo.

Todos en el ojo del huracán y no de la tormenta tropical y, sin embargo, caminan como el viejo escocés: tan campantes.

¿Sirve de algo decirles a los priístas que no se admitirá la corrupción en ningún nivel? Es posible que el mensaje se pierda con la repetición o que finalmente permee. Me quedo con la primera parte.

¿Con este tipo de discursos y sin un CEN poderoso, fuerte, con respaldo, se ganarán las tres elecciones que habrán de realizarse el próximo año?

¡Cuidado con equivocarse!, porque el siguiente año es el de conservar la residencia oficial y el Palacio Nacional o irse al ostracismo.

C.- Miguel Barbosa, el senador poblano que no calla nada y arroja sus cartas sobre la mesa sin que se inicie la partida, lo destapó y dijo textualmente: es tiempo de que Miguel Ángel (Mancera) sea miembro activo del PRD para ser el candidato presencial de la verdadera izquierda en 2018. Acude a las reuniones con los gobernadores: Arturo Núñez, Graco Ramírez y Silvano Aureoles.

Lo repitió Silvano Aureoles. Y siguieron el mismo camino Jesús Ortega, Jesús Zambrano, Dolores Padierna, Armando Ríos Piter y otra decena de “notables perredistas”.

Mancera acude a respaldar a los candidatos del PRD. Está en los Consejos Políticos del PRD. Forma parte del invento de Alejandra Barrales: Consejo de Análisis, en el cual participan los miembros activos del partido.

Sin embargo, Mancera deshoja la margarita y no precisamente la que usted imagina.

Escribir un comentario