Banner




Ud. está aquí
Banner
Banner

A la Vuelta de la Esquina

Correo electrónico Imprimir PDF
trump

Trump: ¿Narcisista? ¿Megalómano? o ¿Con Complejo de Superioridad?

*Primero: Desdeñar Sentimientos y Poca Capacidad de Empatía

*Segundo: Vanidad Excesiva y Discriminación Hacia el Resto

*Tercero: Hacer Sentir mal a los Demás sin el Menor Miramiento

POR IVAN RUIZ

Si no es narcisista es megalómano o tiene complejo de superioridad.

¿Quién conjunta los diez síntomas que definen al narcisista, de acuerdo a una clínica psiquiátrica de Madrid, España?:

1. Reaccionar a la crítica con sentimientos de rabia, vergüenza o humillación

2. Aprovecharse de otros para lograr sus propias metas

3. Tener sentimientos excesivos de egocentrismo

4. Exagerar sus logros y talentos

5. Estar preocupado con fantasías de éxito, poder, belleza, inteligencia o amor ideal

6. Tener expectativas irracionales de tratamiento favorable

7. Requerir atención y admiración constantes

8. Desdeñar los sentimientos de otros y tener poca capacidad para sentir empatía

9. Tener un interés obsesivo en sí mismo

10. Perseguir principalmente metas egoístas

Acertó. Donald Trump es el poseedor de la problemática que envuelve al narcisista y de ahí que todas las naciones del mundo están en riesgo si el personaje que mayor odio ha acumulado en el mundo actualmente llega a la Casa Blanca. De ser así nadie estará seguro.

Ni hablar. Como cantaba el fallecido conductor de televisión Paco Stanley: “Qué lindo soy / Que bonito soy /  Como me quiero / Sin mi me muero / Jamás me podré olvidar”.

El problema es no tener una saludable autoestima.

LA MEGALOMANIA Y SU DEFINICION

El megalómano (hermano gemelo del narcisista) cuenta con esta definición:

1. Concepto grandioso de sí mismo: no hay nada más grande e importante en el mundo que él mismo. Hablan con grandiosidad de su persona y viven con una continua ansia de poder para seguir engrandeciéndose.

2. Autoestima muy alta, sesgada y lejos de la realidad: vanidad excesiva y sentimientos de discriminación hacia el resto.

3. Siempre está satisfecho con su forma de ser: tiende a hablar de sus cualidades y habilidades en cualquier evento social con mucho afán, no mostrando gran interés por los comentarios de los demás.

4. Delirio o aires de grandeza: se ve como alguien único y excepcional. Nadie puede compararse a él en inteligencia e importancia. Se siente en superioridad respecto a los demás.

5. Ideas delirantes: obsesionado con su grandeza, creen que tienen la respuesta para todos los problemas e inquietudes.

6. Extraordinarias habilidades sociales

7. Llegan a tener un comportamiento un tanto histriónico: las personas con una personalidad histriónica se caracterizan por una conducta megalomaníaca y un tanto dramática en cuanto al reflejo de sus sentimientos.

Spoot. Salud explica:

“Al igual que los narcisistas, un megalomaníaco realmente admira y se enorgullece de todas sus cualidades lo cual quiere decir que goza mostrándose superior al resto y descalificando a sus pares. No les gusta pasar desapercibidos y tienen un extraordinario don de palabra. Son personalidades que tienden a la extravagancia y cuyos pensamientos resultan un tanto egocéntricos. Además tienden a la inflexibilidad”.

COMPLEJO DE SUPERIORIDAD

Aquellos seres que padecen del complejo de superioridad (determinado por Adler en los años setenta) son los que muestran estos síntomas, según EcuRed:

1. La armadura del maltrato: Las características de alguien que demuestra ser muy seguro de sí mismo revelan sus miedos e inseguridades. No se deje engañar y tenga en cuenta que la agresividad es solo el mecanismo de defensa.

2. Sólo fachada: Una cara seria y la mirada despectiva en todo momento hacia los demás es, en realidad, una reacción anticipada a sufrir de la discriminación.

3. Un complejo de verdad: Creer que todo el mundo lo critica es otra señal de la megalomanía que no es más que tomarse en serio ser el protagonista de su propia telenovela y que todo debe girar alrededor de su existencia.

4. Casi un delirio: La megalomanía raya con la paranoia y también hace parte del narcisismo. No es coincidencia que quienes creen ser lo más importante en el mundo, se sienten los más bellos.

5. ¿Fortaleza? Hacer sentir mal a los demás es una reacción que surte el mismo efecto de la mirada de rechazo hacia el resto del mundo y todo viene del temor.

6. Detrás de la agresión: “Lastimar a los demás antes de que lo hagan conmigo”, es la premisa para alguien que sufre el desequilibrio en el autoestima. Un día se sentirá importante, otro no.

Y Por si hay alguna duda, los especialistas aclaran:

“El complejo de superioridad no puede confundirse con la confianza en uno mismo. Algunas personas han desarrollado un sentimiento de confianza en un campo determinado de la vida sobre la base de hechos reales que saben sobre sí mismos. Por ejemplo, puedes sentir mucha confianza para hablar en público si has estado practicando durante años, eso no quiere decir que te sientes superior a los demás o que tienes sentimientos de inferioridad. Sólo significa que te conoces bien y que estás seguro”.

Esperemos que esto deje hasta cierto punto y con sus asegunes aclarado que una buena parte de los nefastos dictadores que han existido en el mundo han padecido de alguno de estos trastornos de personalidad. También que el gobernante de un país como los Estados Unidos no debe ser (porque sí puede ser) una persona con los tornillos tan flojos.

Escribir un comentario