Banner




Ud. está aquí

Del ABC Político

Correo electrónico Imprimir PDF
javier_duarte_ochoa

*A Matacaballo Trabajarán los Ministros de la Suprema Corte

*El PRI Bajó el Pulgar y… a los Leones Contra los Corruptos

*Gran Secretaria de Turismo, Pero en Relaciones Exteriores…

POR GERARDO LAVALLE

A.- Para los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, el inicio de su periodo de trabajo, será a matacaballo.

Muchos son los temas que se encuentran en los escritorios y en manos de los secretarios redactores de proyectos.

Uno, por la trascendencia política y jurídica, les va a quitar el sueño: la inconstitucionalidad de las leyes aprobadas por los Congresos de Veracruz, Quintana Roo y en menor escala, Chihuahua.

Todo tiene que ver con la lucha contra las mellizas Corrupción e Impunidad.

Hábilmente –o de manera cínica y desconociendo lo que fijó la reforma Constitucional para dar paso a la construcción del sistema anticorrupción-, los mandatarios de Veracruz y Quintana Roo, Javier Duarte de Ochoa y Roberto Borge Angulo, enviaron sus paquetes de iniciativas para generar su propio sistema procorrupción.

No se le puede llamar de otra manera.

Impulsaron las modificaciones para el nombramiento del Fiscal Anticorrupción, cuyo periodo sería de nueve años, “autónomo” e inamovible. Al mismo tiempo, propusieron los nombramientos de magistrados supernumerarios, designaron al Auditor Superior y al Contralor General.

Todo en tiempo récord.

Cuando el PRI perdió las gubernaturas de ambas entidades –también Chihuahua-, por las malas actuaciones de sus mandatarios, surgieron las principales dudas: ¿quién irá primero a la cárcel?

Presuntamente Duarte de Ochoa, Borge Angulo y César Duarte Jáquez (Chihuahua) desviaron recursos federales y estatales para fines personales.

Eso los colocó en posición difícil, porque sin los instrumentos de protección política, quedaban en manos de quienes llegarán y forman parte de otro partido político.

Entonces los mandatarios en turno decidieron que era el momento para crear su sistema procorrupción.

Nadie pudo ignorar que la búsqueda era solamente una: que los sucesores no tuvieran herramientas para investigarlos, acusarlos y consignarlos.

Sin embargo, los priístas –que presuntamente también podrían dejar de serlo si prospera la acusación de violación al Código de Ética (¿desde cuándo tiene valor real?) del tricolor- no contaban con algo fundamental: la inclinación del dedo pulgar fue similar a la del Emperador Romano: A los leones.

Y el Ejecutivo federal actuó. A través de la Procuraduría General de la República presentó los recursos de inconstitucionalidad a las leyes procorrupción aprobadas por los Congresos locales.Chihuahua se defiende con el argumento de que sus leyes fueron aprobadas antes de la Reforma Constitucional, por lo cual no la violenta.

Veracruz y Quintana Roo no tienen para dónde hacerse.

Por ello, Javier Duarte y Roberto Borge tratan de “limpiar” la casa en dos meses.

Si, como dicen los ganadores Miguel Ángel Yunes y Carlos Joaquín González, hay pruebas “contundentes” que demuestran los desvíos de recursos públicos y el enriquecimiento “inexplicable” de los gobernadores todavía en sus cargos, entonces el camino que les queda a los que se van es sumamente sinuoso.

Aún no queda claro de qué lado se pondrán los ministros de la Corte.

Pero es indudable que tendrán que presentar proyectos de sentencia, como fuere: de culpables o de inocentes, con sustentos legales que no dejen duda.

Porque si en la Corte se pierde la credibilidad, las instituciones estarán en menudo lío.

INEGI, CONEVAL, INE, TEPJF, entre otras instituciones autónomas, están en entredicho. Las primeras por no encontrar las metodologías adecuadas para distintas mediciones; las otras, porque los consejeros quieren ser magistrados y los magistrados consejeros.

Fallan a las instituciones quienes fueron elegidos, designados o nombrados para cumplir periodos específicos.

¿También la Corte entrará en el camino que la lleve a la descalificación?

Confío en que no.

B.- Probablemente doña Claudia Ruiz Massieu haya sido, en mucho tiempo, la mejor secretaria de Turismo.

Durante su gestión de casi tres años, logró lo que nadie: subir el número de visitantes a nuestro país pese a la crisis de inseguridad.

Fue eficientísima en coordinar los trabajos para reconstruir Los Cabos, después del paso de Odille. Los destrozos fueron mayúsculos. Y ahí se notó la mano de la señora Ruiz Massieu para la reconstrucción.

En lo personal no me quedó claro su relevo para convertirse en secretaria de Relaciones Exteriores.

De ahí mi comentario. Desde su llegada a la SRE ha sido reactiva y no propositiva y menos activa.

Al llegar a la culminación las precampañas electorales en Estados Unidos, como representante de México del más alto nivel y como responsable de las relaciones con otros países y fundamentalmente con Estados Unidos, la canciller se quedó siempre un paso atrás.

Diga usted si no: cuando Donald Trump “aceptó” la candidatura republicana para buscar la Casa Blanca, pronunció un discurso en el que ratificó sus dos prioridades: levantar el muro a lo largo de la frontera con México y que tendría que pagar el Gobierno mexicano y, la revisión y cancelación en su caso, del Tratado Trilateral de Libre Comercio.

El mismo día, el presidente Peña Nieto se reunía con Barack Obama en Washington. Y horas después del mensaje de Trump, reconocía la necesidad de revisar el TTLC.

Una semana después, doña Claudia “avala” el anuncio de su Jefe.

¿Por qué no se anunció con antelación la revisión si todo mundo sabía que el TTLC ya está corto en sus funciones?

Supongo que no es lo mismo reunirse con operadores turisteros que con jefes de Estado, cancilleres y congresistas de otros países.

¿No sería buena idea regresarla a Turismo?

C.- ¿Cuál es la función y responsabilidad de un gobernador?

Simple: ¡dar seguridad a sus gobernados!

Y eso implica atenderlos en salud, en generación de empleos, en educación, en vivienda, en dotarlos de agua, drenaje, energía eléctrica y, por supuesto, dar seguridad en su integridad física, de su familia y de sus bienes.

Cuando un gobernador dice: “le pedí que no viajara a esa hora porque es peligroso”, admite la incapacidad de proporcionar la seguridad que alguien, como ciudadano merece y como alcalde, más.

Me extraña que Héctor Astudillo arroje la última palada a los atractivos de Guerrero, aunque sostenga que el asesinato de Ambrosio Soto, edil de Pungarabato, ocurrió en tierras michoacanas.

Seguramente tiene cualidades de enterrador.

Escribir un comentario