Banner




Ud. está aquí
Banner

Urbana

Correo electrónico Imprimir PDF
congestionamiento_vial

Mayor Congestionamiento en la CDMX con la Nueva Norma Ambiental

*Alerta Coparmex de la Compra Vehicular con Holograma dos

*Advertencia Para la Zona Metropolitana del Valle de México

*No hay Poder Adquisitivo Para Adquirir Automotores Nuevos

*Urge un Plan Integral de Transporte: Jesús Padilla Zenteno

POR HÉCTOR RIVERA TRUJILLO

Ante la implementación de la nueva Norma Emergente de Verificación Vehicular, Jesús Padilla Zenteno, presidente de Coparmex-CDMX, afirmó que la misma incentiva la compra de automóviles nuevos, principalmente eléctricos e híbridos, que circularán sin restricciones y “si bien ello beneficiará a la industria automotriz, podría generar mayor tensión al congestionamiento de la Ciudad de México, pues un aumento de parque vehicular redundará en menores velocidades de desplazamiento”.

Explicó, que la situación económica de un alto porcentaje de habitantes de la Zona Metropolitana, no les da para la compra de vehículos nuevos, por lo que probablemente recurran a la adquisición de dos vehículos con holograma dos, lo que a su vez aumentará los niveles de congestionamiento y contaminación ambiental.

Retomó el ejemplo de lo ocurrido con el “boom” de autos eléctricos en China, donde el problema de contaminación se agravó, motivo por el cual insistió en la necesidad de un Plan Integral de Transporte que considere conexiones, intermodalidad, desarrollo urbano y las diferentes regulaciones en los seis estados que incorporen la medida.

La norma, dijo, tendría que venir acompañada de una fuerte inversión en transporte público, eficiente, eficaz y suficiente para la población y convocó al gobierno de la Ciudad de México a considerar la revisión a fondo de las fuentes fijas de contaminantes que afectan en grandes proporciones de aire de la ciudad.

Además, dijo que cualquier inversión no programada genera presión económica extra, por lo que la nueva medida obligará a algunas empresas a invertir en equipos de transporte para las flotillas, e incluso la necesidad de adquirir nuevos vehículos, “lo que podría derivar en problemáticas dentro del sector y no podemos arriesgar la competitividad del país, ni restar movilidad a las empresas; necesitamos que ocurra la transición pero que se dé gradualmente con el acompañamiento del sector empresarial”.

Padilla Zenteno, convocó al gobierno federal y en específico a la Secretaría de Economía para que lancen un programa de acompañamiento, con el fin de promover con las agencias automotrices mejores tasas de interés para las empresas que decidan renovar sus flotillas. Solicitó a la Secretaría de Hacienda un esquema de incentivos fiscales para que esta inversión inesperada se convierta en aliciente para los empresarios y no en una carga económica mayor.

Calificó de preocupante, que la Norma Emergente de Verificación Vehicular contemple los esquemas de Prueba Estática y de Opacidad, donde las revisiones se hacen de forma visual a partir del humo que generan los automotores y dejan la decisión de quiénes deberán circular en la opinión del personal que llevará a cabo la revisión abriendo una gran puerta a la corrupción.

Además, consideró indispensable encontrar mecanismos alternativos en tanto la depreciación de las unidades de transporte permite su reemplazo; generar programas de subsidio a transporte público para las personas de escasos recursos y hacer una nueva revisión tarifaria acorde a las necesidades de la Ciudad de México.

Padilla Zenteno, quien también es el presidente de la Confederación Nacional de Transporte Urbanos y Suburbanos de México, advirtió que no se puede ser omiso ante el problema de los congestionamientos viales que cuestan al país más de 300 mil millones de pesos, “problema que afecta gravemente la competitividad del país”.

Advirtió, que los problemas de congestionamiento y la alta tasa de motorización pueden agravarse en los próximos años si no se toman las medidas adecuadas y precisó que la tasa de motorización del país alcanza cifras alarmantes, cuando por cada niño que nace entran dos nuevos vehículos a circulación, agravando los problemas de congestionamiento y a modo de ejemplo señaló que el congestionamiento vial de la Ciudad de México cuesta setenta mil millones de pesos anuales, sin embargo, “en lugar de resolver el problema de congestionamiento están enfocados en un tema de calidad del aire”.

Destacó que no deben ser omisos ante este problema, “y el reto de mejorar la competitividad de las ciudades, de hacer que se muevan más y mejor de reducir costos de traslado, de impulsar permanentemente la calidad y el ascenso tecnológico, la ocupación adecuada de espacio público, la profesionalización de los operadores de transporte y la profesionalización de las autoridades”. Hizo un llamado a todos los sectores para abrir una discusión seria sobre la necesidad de cambiar los modelos de transporte de todo el país.

Celebró que 19 estados de la República ya se encuentren comprometidos con el proceso de cambio.

Escribir un comentario