Banner




Ud. está aquí
Banner
Banner

Imeca Político

Correo electrónico Imprimir PDF
miguel_angel_osorio_chong

El Reloj de Bucareli ¿Sigue Atrasado?

POR CARLOS ZAMARRÓN

Probablemente para cuando esta entrega a MISION POLITICA sea publicada, en una de esas el “Reloj Chino”, ese que a muchos nos ha servido por años para ubicar la sede de la Secretaría de Gobernación, ya esté marcando la hora exacta. Ojalá que así sea y que previamente la Ley haya sido aplicada a quienes hasta la semana pasada continuaban en su postura radical retando a la sociedad mexicana y, por supuesto que al Estado, claro, sin importarles que el titular de la dependencia Miguel Osorio Chong haya expresado en su momento y en el contexto de un diálogo que se sabía de antemano algo así como un “sueño guajiro” aquello de que “El Tiempo se Agotó”.

Y es que regularmente cuando algo se estira –en este caso el tiempo- generalmente se revienta. Y es que, dicen en mi pueblo, “lo que con la boca se asegura, con aquello se sostiene”, aunque más allá de esa sabiduría refranera muy nuestra, al menos simples mortales como el que esto escribe, no iría a un diálogo a sabiendas que el mismo, y muy especialmente con dirigentes de la CNTE y demás colados a su “lucha”, no generaría ni un elemental acuerdo.

Y esto último al menos a este tecleador le parece no únicamente difícil sino imposible, y les digo, amables lectora, lector, las razones que considero principales: La ley no se negocia lo ha dejado muy en claro el presidente Enrique Peña Nieto, y los dirigentes de la CNTE insisten nada menos y nada más en que se abrogue la Reforma Educativa, no que se ajuste hacia perfeccionar lo que plantea. En ese sentido dudo mucho que esos presuntos delincuentes que le tienen pánico a una evaluación elemental –aún cuando saben que si truenan la misma, ello no significa su despido- puedan tener mínima capacidad académica para enriquecer el texto de la mencionada Reforma.

Y bueno, volviendo a lo del “Reloj Chino”, en verdad deseo de buena fe y con el efecto de que don Miguel Osorio Chong preserve la necesaria salud política hacia el 2018, año en que algunos sesudos analistas le ubican, que su máquina ya esté funcionando bien para marcar las horas y en este caso los tiempos, de forma exacta.

Como sabemos, los días siguientes a la declaración pública del titular de Gobernación sobre tiempos agotados y la firme promesa de que se tomarían decisiones para que la libertad de tránsito –la de empleo, tranquilidad, de emplear a muchos ahora despedidos de sus trabajos, la de comer, la de atender la salud y muchas otras, entre ellas por supuesto la de acceder a la educación-, esas decisiones nomás no se notaron al menos hasta el momento de redactar esta entrega.

Los bloqueos continuaron principalmente en el estado de Oaxaca y en otras entidades y en ese contexto imagino a personajes como el que tiene la obsesión enfermiza de ser el Presidente de México –aunque ya lo fue de manera “legítima”, esto es Andrés Manuel López Obrador saltando de alegría –como muchos otros mexicanos antisistémicos- por las gracejadas de los presuntamente maestros de la CNTE que de una u otras formas hemos estado padeciendo hasta los que no tenemos vela alguna en ese entierro.

Escribir un comentario