Banner




Ud. está aquí

Tema Principal

Correo electrónico Imprimir PDF
mision813_unene_fuerzas_empresarios
jose_ramos
hillary_clinton
donald_trump

México Volvería la Mirada Hacia el Tratado de Asociación Transpacífico y a la Alianza del Pacífico

*Sectores Privados de Estados Unidos y México, Inician Reuniones

*En Canadá Están a la Expectativa, Aunque También Preocupados

*Urge Presentar Evidencias de los Aportes de los Mexicanos: JMR

POR ALBERTO ALMAZÁN

Poder de verdad, el del sector privado.

Capaz de plantarse en el Ángel de la Independencia y doblegar al Congreso en las leyes secundarias del Sistema Nacional Anticorrupción.

Su relación con sus pares, éstos sí poderosos de verdad, de Estados Unidos, podrían ser el fiel de la balanza en el hipotético caso de que Donald Trump se instale en la Casa Blanca.

Previsiones en tiempo y forma: si llegase a cerrarse el Tratado Trilateral de Libre Comercio, el gobierno de México voltea la mirada hacia el Tratado de Asociación Transpacífico (TTP) que conforman 12 países. Lo hace también hacia la Alianza del Pacífico que integran Chile, Perú, Colombia y México.

La amenaza pende de un hilo que podría romperse en enero próximo si en noviembre de este año el magnate inmobiliario resulta electo como el sucesor de Barak Obama.

Bajo la consigna de que las inversiones, los negocios y el comercio no conocen fronteras ni ideologías sino intereses, los poderosos integrantes del sector privado de Estados Unidos y México, han iniciado reuniones para definir el futuro de sus operaciones.

De acuerdo con informaciones, desde el Consejo Coordinador Empresarial comenzaron los contactos con su similar en la Unión Americana y se están sentando las bases de una relación fortalecida frente a la amenaza que representa para ambos el cierre de fronteras, la cancelación de tratados, el achicamiento de espacios para invertir en los dos país, etcétera.

Conociendo del tema, MISIÓN POLÍTICA buscó y logró entrevistar al doctor José María Ramos, profesor-investigador del Departamento de Estudios de Administración Pública de El Colegio de la Frontera Norte, quien realizó el estudio correspondiente a la evaluación del peso específico del sector privado en el futuro cercano.

MP.- Vamos a pensar en la hipótesis de gana Trump, ¿cómo nos va?

JMR.- Aquí hay que destacar y es un poco la discusión que tú tenías, en el sentido de que la Administración demócrata de Obama, es la administración que más migrantes ha expulsado. En estudios recientes de Estados Unidos, ese es uno de los antecedentes, el otro, es que la firma del Tratado de Libre Comercio se suscribió con un presidente republicano, el señor Bush, por lo que es importante esa cuestión, lo que es más importante es la capacidad de incidencia que tenga el gobierno y el sector privado para decidir nuestras prioridades financieras, económicas, comerciales, con los Estados Unidos y aquí son prioridades.

En este sentido el sector privado de los Estados Unidos tiene una capacidad, una influencia y si se hacen procesos de comunicación y de colaboración entre sector privado mexicano y el de Estados Unidos, apoyados por los gobiernos, creo que es posible definir las prioridades y es parte de esta relación estratégica que hemos tenido en los últimos 30 años.

(De todos es conocida la postura de Trump respecto de México: construir un muro de 3 metros de alto a lo largo de toda la frontera; cancelar el TTLC, expulsar a cuando menos 3 millones de mexicanos ilegales, ordenar a las empresas automotrices estadounidenses abandonar el territorio nacional y a otras poderosas trasnacionales obligarlas a no maquilar más en México)

El doctor José María Ramos, escucha la pregunta:

MP.- ¿Quiere decir que el sector privado mexicano podría mejorar la relación en caso de que se pusiera tensa?

JMR.- Así es.

Reflexiona e informa:

“Recientemente tuvimos un seminario en la ciudad de Houston, en donde estuvimos discutiendo estos temas de la relación comercial y nos decía el representante comercial de la oficina de Texas con México, aquí es un tema de negocios, es decir que el estado de California tiene procesos de inversión y de colaboración de cerca de 2 mil, 3 mil millones de dólares.

En un contexto donde hay que recordar que el anterior Gobernador de Texas fue muy crítico, pero lo que sucedió es que la agenda siguió fluyendo, porque nuestra relación con Estados Unidos, es financiera, comercial, social, que no se va a disminuir sobre todo en los temas estratégicos, por lo tanto el sector privado, la sociedad civil, la diversidad de actores que conforman nuestra relación con los Estados Unidos son claves en esta relación que cada vez se fortalece.

UNA RELACIÓN DE INTERESES

Para los productores estadounidenses, México es un mercado sumamente atractivo. Lo saben los gobiernos de Los Pinos y la Casa Blanca. Siempre lo han sabido. Sus intereses comerciales, financieros y los otros, pesan más que la amistad entre presidentes.

Los intereses y el dinero no tienen patria, simplemente se busca tener bien la relación con México porque de aquí para allá les compramos mucho y de allá para acá nos interesa tenerlos bien porque nos compran mucho.

Ante el planteamiento, el académico, hace suya la postura del Gobierno mexicano en el sentido de buscar alternativas por si acaso, pero explica que a la relación bilateral no se rompe por decisiones personales.

“Son procesos transfronterizos o binacionales donde ellos se benefician y nosotros también, pero sobre todo tenemos un indicador: las remesas que están enviando nuestros ciudadanos tanto de origen mexicano como migrantes indocumentados están superando los ingresos por petróleo, que es una realidad que México no debe dejar de lado y por lo tanto debe ser de interés nacional, esta defensa y sobre todo generar estos espacios dentro la propia política electoral mexicana, de defender nuestras prioridades, eso es parte de la democracia y lo hacen otros países, lo hacen los chinos, japoneses, indios, etcétera, es parte de la democracia y bajo este contexto hay que abordarlo”.

(El doctor se refiere al proceso electoral de Estados Unidos, que ya definió a sus candidatos: Hillary Clinton por los Demócratas y Donald Trump por los Republicanos). ¿Cómo podemos esperar a que se entienda que los mexicanos no vamos a desplazar a nadie, sino apoyar a que crezca esa economía…

Insiste en el tema:

“Creo que es una estrategia que debe ser difundida en todos los círculos, sobre todo en los ámbitos donde se está generando esta influencia, sobre todo en estados del centro y sur, estados marginados, donde si bien se pueden ver algunos efectos negativos a nivel local, pero el aporte en general es fundamental para esas economías, sobre todo en los sectores agrícolas y de servicios.

“Lo importante es que esa definición de la parte de los consulados, que tenemos cerca, tengo entendido que son entre 50 y 70, están definiendo los errores, pero que en la parte electoral se debe fortalecer, es decir, hay que presentar evidencias, de los logros, de los aportes, tanto de los migrantes en Estados Unidos como de los beneficios que tienen estos procesos de colaboración financiera, de actividades comerciales entre los dos países que han sido parte de los beneficios del TLC”.

DEL MURO Y SU INEFICACIA

Apenas iniciaba su campaña para convertirse en candidato republicano y cuando peleaba con 13 contrincantes, Donald Trump lanzó su primera ofensiva: México nos envía criminales, violadores, asesinos… Si gano la Casa Blanca construiré un muro de 3 metros a lo largo de la frontera (3 mil kilómetros), además de expulsar a los ilegales.

En México no hubo reacción alguna. Exceptuando la de Vicente Fox quien tildó al magnate inmobiliario de mesiánico y le espetó que él (Fox) no aportaría ni un centavo.

MP.- ¿Construir un muro es como se salvaguarda a una nación de ataques terroristas o de la invasión de inmigrantes ilegales?

JMR.- No necesariamente. Aquí habría que precisar lo siguiente: con la administración Obama se construyeron no muros pero si rejas, que junto con el fortalecimiento de la política de control fronteriza, han impedido que si anualmente emigraban 400 mil migrantes, ahora lo hagan entre 70 mil y 100 mil, entonces si ha habido un efecto, porque realmente eso se alimenta de un discurso conservador y xenofóbico.

Aquí vemos cómo las prioridades de Estados Unidos no se solucionan y lo hemos comentado en otros momentos, los recientes acontecimientos violentos o de terrorismo en Estados Unidos, han sido protagonizados por ciudadanos de Estados Unidos de origen o con vínculos islámicos, por lo que el mayor peligro son los ciudadanos vinculados al Islam que pueden generar eventos como el de San Bernardino o de Florida, en un contexto donde hay la facilidad de conseguir armas.

Abunda y señala que la seguridad de Estados Unidos implica un reto, si parte de la premisa que en la parte de la frontera no se han dado evidencias de que se han dado situaciones de terrorismo, de vulnerabilidad en los últimos años, lo que sucede es que ese tema de muros sí genera votos y la realidad es que el mayor riesgo lo tienen por tener esa clase de poblaciones, es decir no los estamos juzgando anticipadamente, sin embargo ahí está la realidad.

Así es que el reto ya sea para Hillary o Trump va a ser fortalecer y generar una mayor certidumbre para sus propios ciudadanos.

Para cerrar la entrevista, el doctor José María Ramos, retoma el tema de la iniciativa privada.

Esa es una de las partes. También hay que recordar que está el renglón de los intelectuales que han difundido sus prioridades y como parte de la mismas medidas, y más ahora con el tema de redes.

“Creo que es una circunstancia muy favorable para plantear una estrategia muy transversal, con la parte académica, la parte artística, comercial y del sector privado. Tenemos una diversidad de actores de la parte hispana como la de Estados Unidos.

Por ejemplo en la parte de Baja California tenemos una población de entre 30 mil o 40 mil jubilados de Estados Unidos, que en su momento puede ser un factor favorable para mejorar las relaciones transfronterizas y así tenemos en el resto de las ciudades fronterizas”.

¿Buscará la iniciativa privada mexicana fortalecer sus vínculos con su par de Estados Unidos? Es la pregunta que el propio doctor deja en el aire, porque desde su perspectiva sería un elemento que frenaría la xenofobia de Trump y forzaría al Congreso de Estados Unidos a bloquear cualquier intento del aislamiento propuesto por el virtual candidato Republicano.

 

Escribir un comentario