Banner




Ud. está aquí
Banner
Banner

Tema Principal

Correo electrónico Imprimir PDF
mision812_reforma_politica_para_el_2018
fernando_herrera
miguel_barbosa
martha_tagle

Gobiernos de Coalición, Segunda Vuelta, fin al Mandato Sexenal y Otras Propuestas

*Se Debe Empezar por una Reforma Electoral: Fernando Herrera

*Urgente dar Legitimidad a Quien Gobierne, Dice Martha Tagle

*La Realidad Política Será Distinta Para Entonces: Miguel Barbosa

*Los Modelos de Elección en México, Desde hoy Están Rebasados

POR ALBERTO ALMAZÁN

¿Qué viene para el 2018?

¡La REFORMA POLÍTICA!

¿Y que contendrá?

De lo que MISIÓN POLÍTICA fue informada, le damos a conocer:

1.- Gobiernos de Coalición;

2.- Segunda Vuelta;

3.- Mandato presidencial de 4 años con una reelección;

4.- Jefe de Gabinete y,

5.- Cuando haya alianzas, deberán ser programáticas no solo electorales.

Las propuestas provienen de Acción Nacional, del Revolucionario Institucional, del de la Revolución Democrática y del Verde Ecologista de México.

Sin embargo, varias de las iniciativas presentadas desde la LXI Legislatura duermen el sueño de los justos y ahora se intentan revivir o presentar nuevas.

¿Por qué una RFORMA POLÍTICA más allá de otra electoral de coyuntura?

Porque, en opinión de la senadora independiente Martha Tagle, se tiene que buscar la gobernabilidad.

“Faltan más de dos años para que este gobierno termine y no advierto cómo lo hará. Está debilitado y no por asuntos internos, pero al final del día, debilitado”, dice la congresista.

Y Fernando Herrera Ávila, coordinador del grupo parlamentario del PAN en el Senado de la República, estima que el tema tiene que abordarse con seriedad y por ello su partido pugnará, cuando menos, por dos temas fundamentales para darle gobernabilidad al país: la Segunda Vuelta y los Gobiernos de Coalición.

(Los Gobiernos de Coalición ya son un hecho en la Constitución, pero faltan las leyes reglamentarias que le den vigencia).

El coordinador de los senadores del PRD, Miguel Barbosa Huerta es más conservador.

Dice que la realidad política será otra en el 2018.

Desde la óptica de las oposiciones –el PAN con una postura fuerte por sus triunfos electorales recientes- es necesario crear las condiciones de una gobernabilidad desde el Poder Ejecutivo federal que permita la toma de decisiones y que no sean frenadas por la ausencia de mayorías en las cámaras al Congreso de la Unión.

Martha Tagle estima que lo urgente es darle legitimidad a quien gobierne y la forma es la Segunda Vuelta, aunque admite que se corren riesgos de que se unan los que quedaron en tercero o cuarto lugares con el segundo para ganarle al que haya obtenido el primero.

COMUNICACIÓN POLÍTICA, UNA PIEDRA EN EL ZAPATO

Concluida y rebasada la reforma político-electoral del 20143-2014 para realizar las elecciones de 2015 y las recientes de junio, para los senadores de dos partidos y una independiente, la comunicación política es una piedra en el zapato.

Es la “spotización” absurda, en la que no se difunden programas ni proyectos políticos sino el ataque artero y denigrante, coinciden.

Fernando Herrera señala que se debe empezar por una Reforma Electoral que lleve a una Reforma Política.

“Los actuales modelos de elección de nuestro país, están rebasados recién han incurrido en el escenario público las candidaturas independientes, que deben de alentarse con mayores condiciones de competitividad”.

En este tema, Barbosa Huerta asienta y establece que ha sido un error de los gobiernos estatales, al armonizar su legislatura electoral, aumentar los requisitos y con ello despojar a los ciudadanos de la oportunidad de participar y ser un factor de decisión electoral y de poder público.

Los tres entrevistados tienen en común no ser miembros del partido gobernante. De ahí, que sus puntos de vista difieran con aquellos que emiten en el PRI.

Sin embargo, en lo que los cinco grupos parlamentarios del Senado están de acuerdo, es en la necesidad de reformar la comunicación política.

Hay planteamientos y por ahí perdidas dos iniciativas. Se presume, por lo que se habla en “secreto” en las oficinas senatoriales, que en septiembre podría comenzar a trabajarse sobre el tema, porque, como dice Tagle respecto al modelo de comunicación política de las campañas:

“Me parece que la ciudadanía está harta de los spots, además no se presenta ningún tipo de idea, ningún debate serio, no hay la idea de contar con un voto informado y necesitamos revisarlo, no para regresar al modelo anterior de que los partidos pudieran comprar los medios, sino que realmente se tengan espacios de difusión, discusión, donde pueda haber un contraste de las ideas y en sí una serie de cuestiones que se tienen que revisar a fondo del sistema político, que tienen como fin una reforma política que pueda garantizar la gobernabilidad que en este momento no se ve. Hay muchos movimientos en todo el país que hablan de un gran desgaste de los gobiernos y que requerirían que la clase política se ponga a analizar que se requiere para dar viabilidad”.

Barbosa le da prioridad al tema. Estima que la comunicación política tiene que dar un giro de 180 grados y enfocarse a la difusión de programas y acciones y no seguir en el degradante esfuerzo de violentar a las personas.

(Y es que a raíz del uso indiscriminado de los spots concedidos a Morena y al PAN, por sus dirigentes, Andrés Manuel López Obrador y Ricardo Anaya Cortés, los otros partidos políticos sostienen que se viola la normatividad, aunque el Instituto Nacional Electoral y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación no lo consideran así, por lo que se hace necesaria una reforma electoral en el punto de la comunicación política. Corren el riesgo de ser señalados como parte de la mafia que no quiere a López en la Presidencia de la República)

SEGUNDA VUELTA QUE NO QUIERE EL GOBIERNO

Desde hace tres lustros se habla de la Segunda Vuelta electoral en materia de elección presidencial.

Los últimos dos gobiernos federales han asumido el cargo con menos del 40 por ciento de los votos. Barbosa, Tagle y Herrera consideran como viable la Segunda Vuelta porque legitimaría a quien gobernara.

“Debe de pensarse de manera muy seria en las candidaturas comunes, deben de analizarse los gobiernos de coalición y también debe de plantearse, con total objetividad, la posibilidad de la segunda vuelta en la elección presidencial, tampoco cerrarnos al régimen parlamentario. El próximo año, a propósito del aniversario 100 de la Promulgación de la Constitución, tenemos una extraordinaria oportunidad para dejar las bases, los cimientos, que proyecten a México de cara a una de las elecciones más importantes, que será la renovación de la presidencia de la República en el año 2018”, dice el coordinador de los senadores del PAN.

Martha Tagle entiende que la Segunda Vuelta conlleva riesgos. Y lo explica así:

“Si hay ese tipo de riesgos –que los terceros y cuartos lugares se sumen al segundo para ganar al primero-, en otros países lo han vivido, creo que en la definición de la regla es donde se podrá poner en la balanza el tema, pero lo que se busca es que la persona o personas que lleguen cuenten con suficiente legitimidad, con más del 50 por ciento de la votación, sobre todo en un sistema como el nuestro en donde en el mejor de los casos, tenemos el 50 por ciento de participación ciudadana, es decir son muy pocas las personas que están definiendo quienes gobiernan éste país.

“Y pensar en revisar seriamente esta posibilidad de tener segundas vueltas puede motivar a que haya más participación ciudadana, porque hablaríamos incluso de que habría una competitividad seria, porque vemos otros Estados donde no la hay y yo creo que así generaríamos una competencia real entre las diferentes opciones que se encuentren jugando en ese momento”.

MP.- ¿El hecho de que se llegue a la segunda vuelta cree usted que generaría que ese 50 por ciento de la primera vuelta se convirtiera en un 70 o 80 en la segunda?

MT: No necesariamente. Lo ideal sería que llegue al 50 por ciento. Tuvimos en este proceso electoral de las gubernaturas, Estados donde prácticamente se quedaron a tercios y la pregunta es ¿qué pasa con los dos tercios que no ganaron? La persona que va a ganar prácticamente gobernará con un tercio y tampoco hay la intención de hacer un gobierno de coalición, entonces la idea precisamente es debatir esto y es una propuesta que los académicos y diferentes personalidades han hablado desde hace mucho tiempo, me parece que incluso hay que revisarlo.

¿Jefe de Gabinete?

Es posible, responde Herrera Ávila.

Habría que estudiarlo, dice Tagle.

No hay que cerrarse, afirma Barbosa.

Como fuere, los legisladores de oposición –y en temas específicos como la comunicación política también el PRI y sus aliados- están tejiendo lo que sería la Reforma del Régimen. Una reforma que vaya a fondo y examine no solo la legalidad sino la legitimidad.

Porque conforme a las estadísticas, cada elección es más cerrada. La prueba fehaciente fue la de 2006 en la que Felipe Calderón ganó por el .56 por ciento.

La otra mitad de electores se quedó sin representación.

La búsqueda, coinciden los legisladores, es fortalecer la gobernabilidad, que exista no solo en el papel sino en el ejercicio del día a día.

Septiembre, cuentan a MISIÓN POLÍTICA otros legisladores, será la fecha en que se comience a edificar la nueva realidad política de México.

Escribir un comentario