Banner




Ud. está aquí
Banner
Banner

Del ABC Político

Correo electrónico Imprimir PDF
zapatos

*¿Dónde Están los Servicios de Inteligencia en el Caso Oaxaca?

*Todo Indica que Hubo Improvisación e Ineficiencia en el Operativo

*Los Funerales Políticos: dos Dirigentes Partidistas Renunciaron

*Habrá que Esperar Quienes Llenarán los Zapatos de Ambos

POR GERARDO LAVALLE

A.- Semana para olvidar, si se puede.

Nada más imposible cuando hay muertos por enfrentamientos y muertos por política.

Tratar de entender qué pasó en Oaxaca y cuál o cuáles fueron las razones para que la Policía Federal “fuera emboscada” cuando hay cuerpos de inteligencia y aeronaves surcando los cielos para detectar lo qué hay en la zona, parece misión imposible.

¿Es creíble que un grupo, por mayoritario que fuere, sorprendiera por la retaguardia a un cuerpo de élite?

Si asumimos que todo es posible, entonces estaríamos llegando a una verdad negada por siempre: la Policía Federal no está preparada para hacer frente a imponderables.

Por eso tienen que actuar el Ejército y la Marina.

Porque quienes portan los uniformes militares y marinos han pasado por entrenamientos excesivos para poder portarlos. No son improvisados. No se muestran insuflados ante los conocimientos que poseen. Eso hace la diferencia.

El comisionado de la Policía Federal, Enrique Galindo Ceballos ha quedado evidenciado. Y quizá no es su culpa directa, pero lo es cuando designó a sus subalternos, quienes por lo actuado no supieron por dónde vendrían los ataques y supusieron que la pura vestimenta “impresionaría” a los rijosos.

Error de párvulos.

A quienes presuntamente pretendían desalojar y someter, no les impone nada. La ley, se la pasan por el arco del triunfo y a los cuerpos policíacos los enfrentan no con piedras y palos solamente sino con machetes, bombas molotov, cohetones, armas de grueso calibre y francotiradores bien adiestrados.

Han pasado 10 días de los hechos en comento y las respuestas esperadas aún esperan.

Porque las “investigaciones se guardan en secrecía” y se tienen que desahogar las diligencias y peritajes de balística para llegar a conclusiones jurídicas.

¿Qué decir a las familias de los policías heridos y mutilados?

Les dirán, sin duda, que fueron emboscados. Y he ahí la repregunta: ¿dónde estaba la inteligencia y el mando del operativo?

Porque dirigir las acciones desde la zona de confort alejada de los hechos, no pareciera ser una táctica vencedora sino con visos de derrota anunciada.

Decía José Antonio Crespo que la única forma de vencer a quienes actúan al margen de la ley es utilizar la fuerza pública de manera abrumadora. “Si se envían 100 policías para contener a 100 manifestantes, habrá enfrentamiento. Llegan mil uniformados para frenar a 100 marchistas, éstos se repliegan y no tienen capacidad de respuesta”, agregaba.

También, y si echarle leña al fuego, estimaba que hubo improvisación e ineficiencia en el operativo que se realizó en Nochixtlán.

Opinión de politólogo comprometido con la democracia y crítico de los maestros que se encierran en su círculo vicioso de imponer sus condiciones.

Si en el gabinete de seguridad que lidera Miguel Ángel Osorio Chong no se entiende que las cosas amenazan con salirse de curso y que se hacen necesarios los cambios y deshacerse de las herencias, todavía podrían ponerse peor.

Sí, ya hay diálogo con la CNTE pero no es el único actor interesado en la desestabilización del Estado Mexicano. Hay muchos más que lo mismo visten de Boss o Ferragamo que con una sudada y sucia camisa.

Los extremos de quienes ejercen presión, están a la vista y no se advierten medidas para contrarrestarla.

De seguir todo como está, de nueva cuenta el Gobierno será reactivo y no activo. ¿Dónde quedaron las enseñanzas del reciente pasado?

B.- También semana de funerales políticos.

Dos dirigentes de partidos políticos presentaron sus respectivas renuncias.

Una simplemente fue la confirmación de la incapacidad para imponer criterios. La de Agustín Basave Benítez era esperada desde antes de las elecciones del 5 de junio. No pudo superar a las corrientes, mejor dicho, a las tribus que se opusieron a las 6 alianzas con el PAN. Y de las tres que se firmaron, se ganaron, aunque el PRD dista mucho de ser el partido que aporte la gobernabilidad aunque Ricardo Anaya haya reconocido, tardíamente, que los votos amarillos también contaron en las victorias de Durango, Veracruz y Quintana Roo y por consecuencia cogobernarán los dos partidos en las tres entidades.

No obstante los mini avances perredistas, en el resultado final los votos se redujeron de manera alarmante.

Basave fue, sin duda, víctima de las elecciones.

La otra dimisión sorprendió y sacudió a la clase política.

Manlio Fabio Beltrones Rivera, con mucho el político más completo de la década, decidió hacer una pausa y dejar la dirigencia del PRI para que haya fortalecimiento con miras al 2018.

Duro en sus conceptos de despedida, el exgobernador de Sonora puso sobre la mesa una exigencia imposible de exponer antes de estos tiempos: que el Gobierno respete al partido y el partido apoye al Gobierno. Guardando los espacios de cada cual.

Algo así como una “sana distancia” pero sin ruptura, sí con autonomía de gestión y al margen de la agencia de colocaciones políticas que se instruye desde la Atalaya del poder público.

¿Tiempo de pausa? No comparto la postura del todavía líder del PRI, porque su renuncia tendrá que aceptarla o rechazarla el Consejo Político y más tarde la XXII Asamblea Nacional que tendrá verificativo el 2 de julio.

¿Y si la clase política del tricolor decide no aceptar la renuncia? ¡Eso sería autonomía! Soñar, por supuesto no cuesta.

La renuncia de Beltrones se asemeja a las despedidas de técnicos de equipos de futbol. Mientras ganan, todos aplauden; cuando pierden, ni las gracias les dan. Es el único responsable de las derrotas no obstante que en el campo hay una oncena que es incapaz de actuar con espíritu triunfador. De ahí el símil: Beltrones no es el único responsable de la catástrofe electoral en 7 entidades que eligieron gobernador.

Hay muchas manos. Y algunas de funcionarios federales que jugaron las contras y apoyaron al PAN. No es invento ni justificación. Es la realidad que corre como reguero de pólvora dentro del PRI y fuera del PRI.

Una renuncia innecesaria. El animal político que lleva Manlio dentro de todo su ser y corre por la sangre de sus venas, lo sabe. Pero fue su decisión. Fue víctima de los procesos electorales.

C.- Ahora habrá que esperar quienes llegan para llenar los zapatos de Basave y Beltrones.

En el primero de los casos, la decisión no parece tener problema. Ya se apuntan los impresentables pero que saben de su fuerza hacia el interior del PRD. Vaya, hasta René Bejarano cree tener los merecimientos para dirigir lo que queda de lo que alguna vez fue un gran partido.

En el segundo, el asunto es menos terso. Son algunos nombres los que se manejan: Alfonso Navarrete Prida, Jorge Carlos Marín, José Antonio Calzada Rovirosa, Ivonne Ortega y Carolina Monroy del Mazo. En estos días aumentará la lista de suspirantes o de propuestas.

Y este sábado se correrá el telón y una nueva función con nuevos actores dará comienzo.

Escribir un comentario