Banner




Ud. está aquí
Banner
Banner

Los Dados de Dios

Correo electrónico Imprimir PDF
andres_manuel_lopez_obrador

La Escalada de López Obrador ¿Para Defender Presuntos Delincuentes?

*Empeñado en que las Clases Medias lo Rechacen

*Según los Números no Llegó al 3% en Chihuahua

*Tampoco fue así en Durango y en Tamaulipas

POR NIDIA MARIN

Aprovechando el momento para golpear a diestra y siniestra, Andrés Manuel López Obrador hoy utiliza la detención de dos líderes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (acusados del presunto desvío y “lavado” de 132 millones de pesos), para agenciarse adeptos y fastidiar, una vez más, a la Ciudad de México. Y el fondo son sus personales aspiraciones de alcanzar el 2018. Otra vez está con los humos a todo lo que dan en su inestable cabeza. ¿Ahora defiende supuestos delincuentes del fuero federal?

Francamente no se entiende como pretende gobernar  todos los mexicanos un personaje que se pasa las leyes por el arco del triunfo. Desde aquella famosa frase que pronunció y que ahora niega “¡al diablo con las instituciones!”, desde que avaló a José Luís Abarca en la presidencia municipal de Iguala y guardó silencio en el caso de los asesinatos de los 43 de Ayotzinapa, quedó al desnudo el único interés supremo del tabasqueño: el poder… a costa de lo que fuere.

Por eso hoy no es de extrañar que defienda a los líderes de la CNTE considerados presuntos delincuentes por las autoridades y muy probablemente por el grueso de los mexicanos.

En este asunto hay quienes lo conocieron antes de su serie de derrotas y dicen que no era así. Sin embargo, existen otros personajes que también lo conocen desde hace tiempo y dicen que no ha cambiado (algunos de sus consanguíneos así lo han señalado públicamente). También están quienes lo califican como una versión de Nicolás Maduro (no de Hugo Chávez).

Mientras son peras o son manzanas, el propio López Obrador se empeña en que las clases medias lo rechacen. Serían aproximadamente 44 millones de mexicanos que en su mayoría no admiten sus arbitrariedades. Ello si tomamos en cuenta esa cifra señalada por el Instituto Nacional de Geografía e Informática (INEGI) en 2013.

Por otra parte están los 2.7 millones de mexicanos que conforman la clase alta. A una mayoría de estas personas las palabras del tabasqueño les acusan sarna.

Y efectivamente una cifra aproximada de 59 millones pertenece a la clase baja, pero aun así  no todos son tan poco sensatos para votar por un personaje mesiánico e impredecible.

Ahora, lo que realmente cuenta es el padrón electoral (y más la lista nominal pero la misma se conoce ya cercana a la elección). Hasta el 3 de junio pasado de acuerdo con el Instituto Nacional Electoral dicho padrón nacional sumaba nada más y nada menos que 82,359.091 personas (en 2012 fue de 79 millones 454 mil), pero en lo general en los procesos electorales presidenciales vota aproximadamente 63% si tomamos en cuenta las elecciones presidenciales de 2012 en las cuales acudieron a las urnas 50 millones 323 mil 153 electores.

Por lo tanto…

Además, este señor desde el domingo pasado rechazó que el partido de su propiedad, Morena, hubiera obtenido menos del 3% de votación en algunos lugares y hubiera perdido el registro.

Integralia, fue el think thank que señaló en su Quinto Reporte: “Algunos partidos —sólo por mencionar MC, PT y PES— perderán el registro local en algunos estados por no obtener al menos 3% de la votación válida emitida en al menos una de las tres elecciones: gobernador, diputados locales y ayuntamientos. Lo mismo aplicaría al PRD y Morena que dejarían de tener registro local en algunas entidades. En el primer caso: Chihuahua, Sinaloa y Tamaulipas. En el segundo caso: Chihuahua, Durango y Tamaulipas”.

Hasta los Resultados preeliminares, de acuerdo con el cuadro de Integralia, en Chihuahua, Morena habría obtenido 2.41%, mientras que en Durango alcanzó 2.84% y en Tamaulipas 2.30%. En Aguascalientes pasó de panzazo con 3.23%.

Evidentemente, en el proceso electoral local pasado el partido de López Obrador aumentó sus expectativas (lo cual no quiere decir que los demás partidos están mancos) y de estar gobernando municipalmente a 2.97 millones de personas gobernará a 3.38 millones. Sí, contra 23.46 millones que estará gobernando el PAN y 45.21 millones que gobernará el PRI. A nivel estatal Morena no gobierna a nadie, ni siquiera a tras mano, porque los gobiernos que simpatizaban con López ya se independizaron ante las arbitrariedades del líder.

El asunto es pues que hoy, vuelve a las andadas y amenaza al país con una escalada de violencia con el supuesto de defender a los líderes magisteriales de la CNTE que se ha dicho (sin comprobar) que dicha Coordinadora fue fundada en 1979 obedeció a una decisión de la entonces integrante del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, Elba Esther Gordillo Morales para luchar contra Carlos Jonguitud Barrios.

Y ciertamente, como dijera Víctor M. Martínez Bullé Goyri en su trabajo para el Instituto de Investigaciones Jurídicas, “Marchas, Manifestaciones, Plantones y Bloqueos ¿Y el Derecho?”, “los ciudadanos de a pié no entendemos por qué una pequeñísima parte de la sociedad puede, de forma por demás arbitraria y desmedida, afectar en ocasiones gravemente al resto de la sociedad, gozando de la más absoluta impunidad e incluso, como señalamos arriba, protegidos por la autoridad”.

Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla

 

Escribir un comentario