Banner




Ud. está aquí
Banner
Banner

Lascas Económicas

Correo electrónico Imprimir PDF
javier_garcia_cabeza_de_vaca

Los Problemas en Veracruz, Tamaulipas, Durango y Aguascalientes no se Resolverán en dos por Tres

*Inversión y Empleo no se Restauran por Cambio de Siglas

*Ubiquemos a los Gobernantes, Antes del Evidente Chaparrón

POR LUIS EMIGDIO CONTRERAS

Más allá de la nueva geografía política que estaremos atestiguando en los próximos meses, y en algunos casos hasta el año entrante, lo cierto es que los problemas de inversión, empleo, gasto público y ambiente de negocios no se resolverán de la noche a la mañana en latitudes como la de Veracruz, Tamaulipas, Durango y Aguascalientes, con todo y que la alternancia sea la comidilla actual y aún a estas fechas sigan las borracheras de los triunfadores.

Tan es así, nos decían empresarios, que cada fin de semana vienen a la Ciudad de México –a eso de las grillas de las cúpulas-, que en los casos veracruzano y tamaulipeco “las cosas tardarán años en restablecerse y eso si, y solo si, se restaura la gobernabilidad, se abate corrupción, violencia y criminalidad”. Cosa fácil.

¿Qué tanto redundan en los indicadores macro estas tres variables rojas o negras, como usted las quiera denominar? Mucho. Los propios comerciantes e industriales, mermados pero organizados en ambas demarcaciones, nos decían en el calor de las campañas no tan lejanas que el retroceso en todas esas variables va del 30 al 80 por ciento en menos de una década.

“Estamos en una suerte de etapa de salvajismo darwiniano en donde sobreviven los que se adaptan más rápido al entorno tan adverso”, nos dicen en tono disque irónico nuestras fuentes poniendo especial énfasis al norte de Veracruz y al sur de Tamaulipas en donde los cárteles de la droga dictan todo, a pesar de que SEMAR, SEDENA o todo el Gabinete de Seguridad nos quieran contar exactamente lo contrario.

Ni hablar de aspectos en otros tiempos bonancibles como el turismo, las maquiladoras o incluso, los siempre salvadores ingresos por remesas. Además de que en Veracruz y Tamaulipas es el paso obligado de los migrantes hacia el sueño americano, con toda la cauda de muertes, mutilados, secuestros, trata, derecho de piso y prostitución, entre otros, desde luego muy pocos se atreven a apostar recursos frescos cuando el clima no es adverso sino lo que le sigue.

Por ello, no deja de llamar la atención que tanto Francisco Javier García Cabeza de Vaca y Miguel Ángel Yunes Linares, proclamen que casi por ensalmo vendrán los tiempos mejores de Yuri a estas tierras, solo porque ellos van a ocupar los sendos palacios de gobierno. “Quitar las estructuras plagadas y encementadas de corruptelas, sangre y desolación no será nada sencillo”, consignan nuestros amigos del sector privado.

En cuanto al norte, poniente y centro del país, digamos Baja California, Durango, Chihuahua, Aguascalientes, Sinaloa, y si nos apuran hasta el norte de Puebla, las cosas no son tan bonitas como algunas voces de los respectivos gobiernos nos pintan. En este caso firmas especializadas en sondeos para saber si se puede aumentar el empleo formal en esas entidades, han reportado fuertes dificultades de hoy y de hace al menos 20 años, en donde al lado de todos los asuntos negativos que hemos señalado para los otros estados, también se debe tomar en cuenta la migración forzada de buena parte de la población y desde luego, la falta de expectativas positivas de los que se tuvieron que quedar porque no les quedó de otra.

Ahí, platicaba un hombre de negocios del ramo educativo, de repente se empezaron a instalar una multiplicidad de universidades presuntamente buenas, pero que en el fondo son patito, con emblemas rimbombantes porque en el fondo –y a veces en la superficie- se han convertido en un trasfondo y un enjambre financiero, difícil de abrir, de verdaderos lavaderos de dinero.

Explican nuestros amigos que en la competencia a los centros educativos de raigambre quedan bien con los gobiernos locales pues “coadyuvan a la formación de las nuevas generaciones”, y aunque sus libros reales queden en cifras rojas, al mismo tiempo pueden sostener verdaderos elefantes blancos con toda una impresionante nómina e infraestructura que no educa a nadie, o a muy pocos. Y en estos casos hay que incluir también a Sonora, Coahuila y Nayarit, nos apuntan.

Y bueno, ya que andamos en este periplo nacional, platiquemos un poco de Quintana Roo, el resto de Puebla, Hidalgo y Tlaxcala, en donde las cosas parecen relativamente tranquilas aunque en el caso del macro centro turístico de Cancún hay un cóctel de cárteles de la droga permanentemente disputándose la plaza con sus secuelas de muerte, lavado también, así como venta y trasiego de droga. Nos consta cotidianamente a todos los mexicanos.

Nos preguntaban, al final del consabido café, qué era lo que nos quedaba a la sociedad toda luego de los comicios y la guerra en tribunales o de calificativos entre adversarios, y nos atrevimos a plantear que el saldo es bastante serio y gris Oxford: los neo gobernantes en los 12 estados hasta hace semanas en disputa no verán nada sencillo ir cuesta arriba, tras las estupideces y transas de sus predecesores en el puesto.

Los de abajo, acá abajo, tropezaremos un día y otro también con la misma piedra traducida, decíamos, en desempleo, desinversión, desconfianza, desmotivación y otras linduras que le hemos platicado tanto en este espacio. Así que como no todos podemos huir a Mérida, mejor nos ponemos a chambear, porque el bote de tamales no se vende solo.

Estas Lascas Económicas andan trabajando con algunos asesores de los neo gobernantes –algunos ya no tanto- para ubicarlos con todo y jefes, como los clásicos decían, antes de que nos coja el chaparrón de la desgracia y nos quedemos sin piedras en el camino, manque sea para enviárselas a los profetas del infortunio. Damos fe, sí vale. Y nos vemos la semana entrante,  en este mismo espacio.  Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla .

Escribir un comentario