Banner




Ud. está aquí
Banner
Banner

Del ABC Político

Correo electrónico Imprimir PDF
pan

*Unas Pinceladas de Azul en el Mapa Político Mexicano

*El Camino de la Alternancia Continúa; Sólo Restan Tres

*Queda Claro: el PRD en la CDMX no Hizo su Trabajo

*¿Sacarán las Uñas los Legisladores Contra la SCJN?

POR GERARDO LAVALLE

A.- A 39 millones de habitantes gobernará el PAN en cuando los gobiernos que estuvieron en juego el pasado domingo, asuman sus respectivos cargos.

Un tercio de la población.

Acción Nacional, cuyo primer triunfo en un Estado ocurrió en Baja California en 1989, cuando Ernesto Ruffo Appel derrotó a Margarita Romo, gobernará 11 Estados y de éstos, cuatro que representan el 20 por ciento del total de la población nacional.

 

A partir de las elecciones del pasado domingo, Acción Nacional corona sus esfuerzos como partido de oposición, después de estar prácticamente en la lona. Los gobiernos de Vicente Fox Quesada y Felipe Calderón no coadyuvaron a que sus militantes alcanzaran mayores triunfos en los Estados, si bien al término del gobierno de Ernesto Zedillo el mapa pintaba de azul en el corredor del Bajío y hasta Chihuahua. En su mejor momento, el PAN dominó Baja California, Guanajuato, Querétaro, Jalisco, Aguascalientes y San Luis Potosí.

Hoy los ciudadanos le conceden la alternancia en cuatro de los siete estados que aún prevalecían sin ella: Veracruz, Tamaulipas, Durango y Quintana Roo. AL PRI solamente le quedan Estado de México, Hidalgo y Colima. De los otros 28, en todos ya se dio la alternancia.

Como partido de oposición –el primero en nacer legalmente con tal denominación en 1939 para hacer frente al PNR-, el PAN se reposiciona y con sus triunfos del domingo aspira a competir y fuerte en los comicios del próximo 2018.

Antes, por supuesto, están las aduanas del Estado de México y Nayarit, que aparecerán en el escenario electoral el próximo año.

Horas después del cierre o casi cierre del Programa de Resultados Electorales Preliminares, el líder del PRI, Manlio Fabio Beltrones salió a reconocer que los números no les favorecieron a sus candidatos. Al mismo tiempo, Héctor Yunes Landa, admitía su derrota frente a su primo, Miguel Ángel, quien ya con la victoria en la mano, daba a conocer que no actuará con sentido de venganza pero que hará cumplir la ley y por tanto a los funcionarios y exfuncionarios del gobierno que encabeza Javier Duarte que hayan incurrido en acciones ilegales irán a donde ofreció a la ciudadanía que los mandaría: a la cárcel.

Seguramente desde la dirección nacional del PAN se impulsará castigar a todos los priístas que no supieron honrar el cargo desde los gobiernos que los ciudadanos les confirieron durante años. Y el castigo será, por supuesto, el inicio de juicios que, de ser posible, serán sumarios para demostrar que “el PAN sí sabe gobernar”.

Con ello se borrará lo de Sonora, donde por razones extrañas no se ha actuado en contra del exgobernador Guillermo Padrés más allá de catear dos de sus propiedades. En Nuevo León, como se sabe, la Fiscalía General del Estado logró que jueces civiles otorgaran embargos precautorios contra bienes del exgobernador Rodrigo Medina y 9 de sus colaboradores.

Ambas acciones quedarán empequeñecidas por las que tomará Acción Nacional y sus nuevos gobernadores.

La razón es simple: el PRI gobernó desde 1929 y cada mandatario que sucedía al otro, protegía al que se iba. Tamaulipas sería un ejemplo claro, con los dos exgobernadores anteriores a Egidio Torre Cantú, es decir los señores Tomás Yarrignton y Eugenio Flores contra quienes, con todo y el cúmulo de acusaciones que hay su contra no se ha actuado.

Otro ejemplo claro sería el de Chihuahua en donde a pesar de una denuncia penal presentada por el virtual nuevo mandatario, Javier Corral, ante la Procuraduría General de la República, duerme el sueño de los justos.

La venganza será terrible. No solamente porque hay heridos por los resultados electorales, sino porque es el as que tiene el PAN para demostrarle a la sociedad que, si bien algunos de sus exgobernadores han sido señalados con el dedo flamígero por sus presuntos latrocinios, los que llegan son la viva imagen de la pureza y la honestidad.

¿Quiénes serán los primeros en vivir en estrechos espacios y sin derecho al aire acondicionado, el televisor de plasma y los buenos vinos?

No diga que no lo advertimos desde ahora.

B.- Damnificado por la contaminación y damnificado por la elección.

A Miguel Ángel Mancera, Jefe de Gobierno de la Cuidad de México y cuya actuación como gobernante podría calificarse de regular a buena, es el más sacrificado por hechos que no solamente competen a su jerarquía.

La contaminación ambiental no es solo su responsabilidad. Para eso existe una Comisión Ambiental de la Megalópolis, pero ninguno de los gobernadores que la conforman, Eruviel Ávila, Mariano González, Rafael Moreno Valle y Graco Ramírez, han puesto algo de su parte para tratar de reducirla.

Un ejemplo claro: el transporte de carga que llega a la Ciudad de México, con toneladas y toneladas de productos perecederos, circula como Pedro por su casa sin pasar revisión alguna. Tampoco los autos verifican en aquellas entidades.

Por ello, es el único damnificado por la contaminación.

Y en torno a la elección del domingo, está claro que el PRD en la Ciudad de México, todavía y de manera inexplicable bajo el mando de Raúl Flores, no hizo su trabajo y que los Jefes Delegacionales no entienden que ya tienen competencia con las huestes de Morena.

De ahí que aunque se registró un muy alto porcentaje de abstencionismo para la elección de los 60 legisladores que formarán la Asamblea Constituyente, Morena haya salido en primer lugar y el perredé en segundo, lejos de aquel.

Ello representa un problema para Mancera, porque de acuerdo a la reforma constitucional que dio nacimiento a la Ciudad de México, la redacción de la Constitución para la capital del país se hará en las mismísimas oficinas del Jefe de Gobierno, que para tal efecto contrató a “28 notables” que se encargan de la redacción.

Será el Jefe de Gobierno el que presente, digamos, el borrador y los asambleístas constituyentes los que se encarguen de avalar, cambiar o rechazar el contenido.

¿Cuántas venganzas no aflorarán?... ¡todas!, diría el de enfrente.

C.- Poco o nulo eco encontró el llamado presidencial para realizar una consulta que esclarezca las posiciones de los mexicanos en materia de discriminación.

Presumiblemente sería la herramienta con la cual el Legislativo tendría de dónde asirse para aprobar la Iniciativa para los Matrimonio Igualitarios.

Quizá la falta de difusión de los fines perseguidos haya sido el obstáculo de la escasa respuesta.

O probablemente porque a los congresistas federales ya les entró la duda sobre lo que se busca, luego de examinar que la Suprema Corte de Justicia de la Nación es la que está legislando.

Porque la iniciativa presidencial obedece a “armonizar las decisiones de la Corte”, no a la generación de una nueva ley.

Esto es: la Corte ya determinó que es un derecho natural que haya matrimonios igualitarios aún y cuando en la Constitución ni es sus leyes secundarias se previniera el caso.

¿Sacarán las uñas los legisladores federales y le dirán a la Corte, a sus once ministros que no son representantes populares ni han sido elegidos en comicios libres y soberanos, que los únicos autorizados para hacer leyes están en el Congreso de la Unión? Mera pregunta al aire, sin ánimo de amarrar navajas.

Escribir un comentario