Banner




Ud. está aquí
Banner
Banner

Artículo Invitado

Correo electrónico Imprimir PDF
miguel_angel_mancera

Los Silbatos de Mancera: Una Medida Complementaria de “Otros Mundos”

*La Clave Contra el Acoso es la Reeducación de la Sociedad

*El Problema es Cultural; Tardará Mucho Tiempo en Corregirse

*Urge a las Autoridades Asesoría Profesional en la Materia

POR LUIS MIGUEL MARTÍNEZ ANZURES*

Hace pocos días, durante un evento público se presentaron los resultados de la estrategia denominada “30-100” (con la cual se busca erradicar el acoso a las mujeres y niñas en el transporte público). El nombre de la estrategia se debe a que, en un lapso de 30 días, y después en 100, se presentarán los informes de los avances.

En este contexto, el jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera, anunció que se entregarán silbatos para prevenir el acoso a las mujeres en el transporte público. Los silbatos, cabe destacar, son manufacturados por la empresa inglesa Acme. En su página de internet, esta marca anuncia un precio de 2.90 libras para su modelo Tornado No. 636. Dicho modelo será el de manera masiva será entregado por las autoridades capitalinas a las posibles víctimas de acoso en el Sistema de Transporte Colectivo (Metro) y en y Metrobús.

Lo interesante de esta medida fue lo que sucedió en días posteriores a dicho anuncio.

Por una parte, el Jefe de Gobierno, ante los embates y fuertes criticas de grupos  feministas y pro-derechos de la mujer, declaró en días posteriores al evento ya referido, lo siguiente:

“Es una medida que viene a ser complementaria. La Ciudad de México tiene hoy vehículos exclusivos para mujeres, camiones exclusivos de mujeres y un incremento en nuestras últimas acciones de prácticamente 300 por ciento de denuncias…

A mí me parece que este asunto del silbato se tendrá que conocer. Es como todo cuando empieza o estás proponiendo algo, primero habrá que conocerlo bien. Hoy ya tienes un estado, que es el estado de Jalisco, cuyo congreso ordenó y aprobó una ley para este asunto del silbato.

La gente de la Ciudad de México no está enterada, por ejemplo, de que el silbato se utiliza en Londres, en varios países del mundo para estas tareas, en ciudades como Barcelona, en Buenos Aires, en varios países y lugares.

Por otro lado, los grupos en defensa de la mujer encabezados por el INMUJERES dijeron lo siguiente:

“Este Consejo Consultivo denunció que varios medios de comunicación y algunos sectores sociales centraron su atención exclusivamente en el silbato y criticaron que hacer eco de esta campaña machista, es apelar a la violencia de género contra las mujeres y las niñas como un problema menor, digno de ser tratado con bromas misóginas”, condenó el organismo”.

Por las anteriores declaraciones queda claro que la visión gubernamental sobre la adecuada atención al problema de acoso en el sistema de transporte colectivo metro y metrobús, dista diametralmente de lo que, las organizaciones en defensa de los derechos de las mujeres siguen defendiendo y tratando de posicionar en el espectro ideológico de los capitalinos.

El problema no se solucionara con un silbato, un dron o una nueva aplicación implementada en todos los smartphones de las usuarias de estos sistemas de transporte. El problema va más allá. Es cultural y, por desgracia, cuando decimos cultural, es que tardará mucho tiempo en ser solucionado y corregido. Por qué esa es la lógica de los cambios culturales. Las razones de estos supuestos son sencillas, re-educar a una población que no tiene entre sus valores morales el respeto hacia la dignidad de sus mujeres lo que resulta totalmente lamentable, pero fundamental de reconocer, si es que deseamos empezar a corregir de manera sustancial este problema. Urge que las autoridades capitalinas se asesoren por personas expertas en temas de equidad de género. Es inaplazable para la vida orgánica de esta capital del país que tengamos un sistema de transporte eficiente y seguro que sea capaz de ofrecerle las medidas mínimas de dignificación de su integridad a las miles de usuarias diarias.

En este sentido, algo es seguro: si el gobierno de la CDMX quiere proyectarse como una administración innovadora y eficiente en estos temas tan sensibles para el porvenir de la sociedad capitalina, es verdaderamente necesario que abran bien sus oídos ante los expertos/as en estos temas y dejen de innovar con remedos de otros países; que si bien pueden disuadir de alguna manera el acoso de los hombres hacia las mujeres, en realidad no solucionan, para nada, el problema de fondo. Re-educar a nuestra sociedad para tener mayores espacios seguros de convivencia para las mujeres de esta ciudad es el fondo y en las formas se siguen perdiendo las autoridades de esta ciudad. Lamentable.

 

Escribir un comentario