Banner




Ud. está aquí
Banner
Banner

A la Vuelta de la Esquina

Correo electrónico Imprimir PDF
la_vida_salvaje_en_lucha

La Vida Salvaje en México, más Allá del Crimen Organizado

*Otro Tipo de Lucha que Están Dando los Científicos

*La Defensa Constante de un Emblemático Felino

*Trabajos en pro de la Salvación de su Habitat

POR IVAN RUIZ

“Vuélvete salvaje por la vida” (Go Wild for Life) es la sugerente frase que preside en el mundo el Día Mundial del Medio Ambiente, que coincide en  México con la fecha de las elecciones intermedias. En varios estados de la República Mexicana será escasa la atención para una fecha tan vital como ésta. Sin embargo, en otras entidades es posible que se reflexione sobre lo que estamos haciendo con nuestro entorno.

En México, ya lo sabemos, nuestra riqueza en la materia es inmensa. Pero si hay una especie que ancestralmente nos conmueve es el jaguar, misma que se observa en la cerámica, las máscaras,  esculturas, pirámides, las ceremonias y en todo aquello que nos recuerda nuestro pasado.

Los aztecas lo llamaban “ocelotl” y lo consideraban, de acuerdo a Fray Bernardino de Sahagún, “noble y principesco, dueño y señor de los animales. Prudente, sabio y orgulloso”, nos recuerdan los antropólogos.

Para los mayas era Balam Baalam o Chac Moól. Aseguran que simbolizaba liderazgo, poder y guerra.

Y los Olmecas en sus esculturas de “hombres-jaguar”, dicen que representan la unión entre gobernantes y jaguares míticos.

¿Y el futuro? En nuestro país el jaguar se distribuye desde las selvas tropicales del sureste de México, hasta el Río Bravo en el Golfo y en la Sierra Madre Occidental de la costa del Pacífico, hasta los límites con Belice y Guatemala. Por lo regular, la altitud de estas zonas es de 1000 metros sobre nivel del mar, dice el INEGI.

Los especialistas hacen lo imposible por preservarlo. Como en la UNAM, institución que constantemente revisa, estudia y contabiliza las poblaciones de la especie. Dicen que recientemente ha sido registrado en los estados de Sonora, Sinaloa, Nayarit, Jalisco, Estado de México, Guerrero, Nuevo León, Tamaulipas, San Luís Potosí, Querétaro, Tabasco, Oaxaca, Chiapas, Yucatán, Campeche y Quintana Roo, “esto quiere decir que se han visto animales o rastros de cualquier tipo, e incluso que han sido cazados de manera ilegal”.

LA LUCHA POR LA PRESERVACION

En “La Huella del Jaguar”, un blog de la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional Autónoma de México nos recuerda que estas bellezas son de los felinos más grandes del mundo, solamente superados por los tigres y los leones.

Pero advierten:

“El jaguar es una de las especies emblemáticas de nuestro país, pero se encuentra en peligro de desaparecer del medio silvestre si no tomamos las medidas adecuadas para asegurar su conservación en este mismo instante. Debido a esto el jaguar o Panthera onca, es una de las especies que hoy recibe mayor atención en los programas de conservación de México”.

Y recuerdan el programa denominado “Cenjaguar” es un esfuerzo de trabajo de varios laboratorios del Instituto de Ecología, la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas, la Comisión Nacional Para el Uso y Conocimiento de la Biodiversidad, así como de otras instituciones académicas y organizaciones no gubernamentales mexicanas.

Mediante el mismo “sabremos en dónde hay jaguares y en que condición se encuentran las poblaciones importantes de México. Además podremos determinar las áreas prioritarias para la conservación de esta especie en el país así como identificar y promover la conservación de los sitios que sirvan como corredores que conecten a estas áreas prioritarias”.

Desde hace varios años el gobierno de México luchador su preservación ya que, por ejemplo, considera preocupante, el impacto generado por las infecciones y enfermedades que pueden afectar a las poblaciones silvestres tanto propias como las procedentes de la fauna doméstica que invade sus territorios.

Además se considera que “uno de los factores más relevantes pero poco considerados para la pérdida de poblaciones del Jaguar, es la falta de reconocimiento al papel ecológico que cumple esta especie en el ecosistema y por lo tanto del beneficio social que puede generar a través de su papel de especie bandera y paraguas a la vez, desafortunadamente en muchos sitios se le sigue considerando simplemente como un animal peligroso”.

A su vez, Jaguar Animal alerta: “La vulnerabilidad del jaguar a la persecución se demuestra por su desaparición a mediados del siglo XX de zonas de Estados Unidos y México donde ahora el único morador es el puma. Actualmente la caza comercial y la captura por sus pieles se ha reducido drásticamente desde los 70 gracias a las campañas en contra y a la normativa de CITES”.

Aunque el Día Mundial del Medio Ambiente 2016 está dedicado a Angola con esa sugerente frase “Vuélvete salvaje por la vida” (Go Wild for Life), en México también podemos seguir luchando para preservar esa magnificente especie que es el jaguar.

¿Cómo? Una buena forma es lo que sugieren los ecologistas:

“Nunca practiques cacerías de ningún tipo o compres pieles de animales, tampoco productos medicinales hechos con ellos y procura tampoco comprar animales silvestres como mascotas ni recuerdos hechos con partes de ellos”.

 

Escribir un comentario