Banner




Ud. está aquí
Banner
Banner

Del Cine y las Leyes

Correo electrónico Imprimir PDF
el_estudiante_poster

“El Estudiante”

Cómo Estudiar a los 70 sin ser Fósil Universitario

*¿En México la Educación Superior Debe ser Gratuita?

*La Resolución de la SCJN Sobre un Caso en tal Materia

*Una Estudiante de la Universidad Nicolaita Impugnó en 2015

*Cuando Trataron de Cobrarle Colegiatura se Amparó y Ganó

POR HORACIO ARMANDO HERNÁNDEZ OROZCO*

“El Estudiante”, película mexicana dirigida por Roberto Girault, cuenta con la participación de Jorge Lavat (Chano), Norma Lazareno (Alicia), Cristina Obregón (Carmen) y Pablo Cruz Guerrero (Santiago). Fue estrenada en 2009.

La historia transcurre en la bella ciudad de Guanajuato, donde Chano, un septuagenario ya retirado, decide lograr sus sueños y regresa a la universidad para estudiar Literatura. Ahí conoce a un grupo de jóvenes, quienes ven en Chano una actitud característica del Quijote, y gracias a ello se rompe el mito de la brecha generacional, abriendo la opción de la empatía entre jóvenes y adultos mayores.

Es claro el mensaje que transmite la película en el sentido de que nunca es tarde para aprender (estudiar), pero la esencia es ese micro encuentro de los personajes, que cuentan con diferentes hábitos y costumbres, coinciden en deseos y metas; al final de cuentas el amor está presente en cualquier etapa de la vida del hombre.

UN QUIJOTE MODERNO EN PLENO S. XXI

En su regreso a la universidad, Chano encuentra que sus compañeros ensayan una obra de teatro sobre la figura de El Quijote, y no obstante que hay una identificación entre el personaje de la película y el personaje de la novela cervantina, el profesor de teatro le niega esta oportunidad a Chano; sin embargo, esta decisión no hace mella en el “novel” estudiante, quien toma como propios los ensayos de los jóvenes, les enseña cómo interpretar sus personajes aplicándolos a la vida real.

El coguionista de la historia, Gastón Pavlovich, tuvo la idea de representar a un Quijote moderno, un personaje que recuperara sus ideales y sueños, que tuviera la iniciativa y las ganas de cumplir sus objetivos pese a las adversidades y para ello se inspiró en su abuelo, un hombre mayor de edad que se metió a estudiar.

Chano, al referirse a las grandes obras, como El Quijote, señala que “están llenas de sabiduría de vida, pero para encontrarla hay que hacerla nuestra y para entenderla, hay que compartirla. Decirla, no solo leerla; explicarla, no solo escribirla”; de tal forma el protagonista invita a sus jóvenes amigos a vivir con autenticidad, a ser libres, a gozar de verdad la vida, con nobleza, con fidelidad, lealtad y, sobre todo, con amor.

SIGUE ESTUDIANDO, AUNQUE LOS PERROS LADREN

El estudiante recuerda que el aprendizaje es de todos los días, nunca se deja de aprender, los alumnos son eternos, pero no fósiles; más se aprende cuando más se da, ese es el lema de Chano; no hay mejor maestro que el estudiante, ni mejor estudiante que quien da testimonio con su vida de lo aprendido.

Es inusual encontrar personas mayores en las universidades, pues por lo general se matriculan en ciclos especialmente diseñados para ellos, pero esto no impide que las universidades acepten a gente mayor.

En México se cuenta con el Instituto Nacional para la Educación de los Adultos (INEA), que pertenece a la Secretaría de Educación Pública, y cuya misión es la de regular, promover, desarrollar y brindar servicios de alfabetización, educación primaria y secundaria, que facilite la formación para el trabajo, a fin de que jóvenes y adultos incrementen sus capacidades, eleven su calidad de vida y contribuyan a la construcción de una sociedad más justa y equitativa.

La UNESCO señala que la educación es un derecho humano fundamental, esencial para poder ejercitar todos los demás derechos, pues la educación promueve la libertad y la autonomía personal y genera importantes beneficios para el desarrollo.

Los instrumentos normativos de las Naciones Unidas y de la propia UNESCO, estipulan las obligaciones jurídicas internacionales del derecho a la educación, además promueven y desarrollar el derecho de cada persona a disfrutar del acceso a la educación de calidad, sin discriminación ni exclusión.

Corresponde a los gobiernos el cumplimiento de las obligaciones, tanto de índole jurídica como política, relativas al suministro de educación de calidad para todos y la aplicación y supervisión más eficaces de las estrategias educativas.

Es importante indicar que la educación, como derecho fundamental no está limitado ni dirigido exclusivamente a los a los niños, pues la normatividad internacional reconoce que es un derecho del cual pueden gozar los adultos.

ESCUELA ABIERTA ¿SIGNIFICA ESCUELA GRATUITAD?

Cuando Chano llega en su primer día a la universidad, se encuentra con Don Pedro, que es uno de los cuidadores, quien le dice “Perdone, este lugar es solo para estudiantes”, a lo que Chano replica “Ah, perdón, es que la puerta estaba abierta”, y curiosamente Don Pedro afirma “Las puertas de la cultura, como las de iglesia, o las de la política, siempre están abiertas, o deberían estarlo.”

Este pequeño diálogo inicial, da pauta para establecer que si bien las puertas de la cultura están abiertas (o deberían estarlo), ello no significa que la educación superior deba ser gratuita.

Recientemente, en el mes de abril de este año, la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, resolvió el amparo en revisión 750/2015 con motivo de un recurso interpuesto por el rector y el tesorero de la Universidad Michoacana de San Nicolás Hidalgo (UMSNH), ya que una estudiante de la Facultad de Biología de la Universidad impugnó la constitucionalidad del Acuerdo del Consejo Universitario que determinaba que a partir del ciclo escolar 2014 los alumnos de educación media superior y superior debían cubrir cuotas de inscripción o reinscripción en sus respectivas escuelas y facultades.

La alumna promovió un amparo contra ese acuerdo por considerar que violenta el derecho humano a la educación y el principio de progresividad. Para ello se basó en el Artículo 138 de la Constitución de Michoacán, que establece que la educación superior impartida por la entidad será gratuita, y en Artículo 1 de la Constitución Federal que estipula el deber de respetar los derechos humanos de conformidad, entre otros, con el principio de progresividad.

Una jueza de distrito concedió el amparo a la estudiante a efecto de desincorporar de su esfera jurídica la obligación de cubrir las cuotas en los subsecuentes ciclos escolares. Al resolverse la revisión se confirmó la sentencia recurrida y se amparó a la estudiante al considerar que los actos reclamados “violaron su derecho humano a la educación previsto en el Artículo 3 de la Constitución Federal y desarrollado por el Artículo 138 de la Constitución del Estado de Michoacán”. Sin embargo, se precisó en la sentencia que “En nuestro sistema constitucional, la configuración mínima del derecho a la educación implica que la educación superior que imparta el Estado, en principio, no necesariamente debe ser gratuita aunque no está prohibido que lo sea, pues bien puede establecerse su gratuidad en virtud del principio de progresividad”.

Próximamente la Ciudad de México contará con su propia Constitución, pero ¿se incluirá como derecho humano que la educación superior que imparta le entidad sea gratuita?

La mejor respuesta la tendrá como siempre nuestro amable lector…

Escribir un comentario