Banner




Ud. está aquí
Banner
Banner

Del ABC Político

Correo electrónico Imprimir PDF
mapa_mexico

*A Tribunales una Buena Parte de los Comicios de Junio

*Por lo Menos hay Augurios Para Puebla, Oaxaca y Zacatecas

*Trabadas en el Senado las Siete Leyes Secundarias del SNA

*Se Ratifica, sin Atención Debida las Elecciones en la CDMX

POR GERARDO LAVALLE

A.- Faltan 18 días para la celebración de los comicios en 13 estados y la Ciudad de México.

La atención está puesta en las entidades.

Porque ahí se juegan todos los partidos el camino que conduce a 2018.

Hay apuestas de que cuando menos cuatro elecciones terminarán en la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

¿Cuáles?

A decir de quienes suponen tener bola de cristal, Veracruz, Aguascalientes, Durango y Tlaxcala serían resueltos por los Siete Adalides de la Democracia.

Otros añaden Tamaulipas y Quintana Roo.

Dejan fuera de la judicialización electoral a Hidalgo, Chihuahua, Sinaloa, Zacatecas, Oaxaca y Puebla.

Sin embargo, en lo personal tengo dudas sobre Puebla, Oaxaca y Zacatecas.

Creo que también llegarán al TEPJF. El caso de Oaxaca no porque el ganador vaya a ser probablemente el del PRI, sino por la rebatinga que sostendrán PRD-PAN contra PT.

Puebla, porque habrá forma de comprobar que se trató de una “elección de Estado”.

Y es que el gobernador, Rafael Moreno Valle se juega su boleto para asistir a la jornada del 2018. Y ha utilizado todos los artilugios que la ley permite y los que están prohibidos para que su candidato, que no del PAN, Antonio Tony Gali triunfe y deje en el camino a Blanca Alcalá, la única que le compite.

En Zacatecas descalifican a priori a David Monreal. Todos aquellos que lo hacen ignoran tres factores: el nada brillante gobierno de Miguel Alonso Reyes, el hermano que tiene el candidato y el respaldo indiscutido e indiscutible de Andrés Manuel López, quien apuesta por tener a su primer gobernador.

El aspirante del PRI-Verde, Alejandro Tello, si bien no es un mal candidato, no prende en las preferencias electorales. Pero puede dar la sorpresa en las urnas y ese sería motivo suficiente para la impugnación.

Y qué decir de Veracruz. Ahí la apuesta es segura: irá a la Sala Superior del TEPJF. Salvo…

Salvo que cualquiera de los dos candidatos fuertes, los primos Yunes, saque una ventaja superior a los 10 puntos. Si es Héctor, el del PRI, el vencedor, Javier Duarte no dormirá tranquilo. Y no porque el sucesor le cobre facturas. No. Será porque Miguel Ángel no se cansará de señalar que se gastó mil millones de pesos en la elección. La última palabra, por supuesto, la tendrán los Adalides de la Democracia.

No sé el resto de dirigentes partidistas, pero Manlio Fabio Beltrones ordenó a los abogados del PRI acudir a los cursos de actualización jurídica en el Centro de Capacitación del Tribunal Electoral, particularmente en temas que tienen que ver con el acceso a los tiempos oficiales en radio y TV, procedimientos de fiscalización y sanción y sobre la normatividad en materia de propaganda y el sistema de nulidad. La idea, reveló en su momento el presidente del CEN del tricolor, no es judicializar los procesos del 5 de junio, sino estar preparados para la posible defensa de los triunfos tricolores.

Sin embargo, prepara el dispositivo legal.

¿En el PAN ya hicieron lo propio?

¿Y en el PRD?

Del resto de los partidos no tengo ninguna información al respecto.

A distancia de otras elecciones, no se debe olvidar que los derrotados siempre tienen “elementos” para impugnar. Es su derecho. Y lo ejercen, aunque en ocasiones abusan.

Quien saben si es chicle y pegue, como ocurrió en Colima, que por una llamada telefónica del secretario de Desarrollo Social del gobernador Mario Anguiano Moreno, que fue interceptada, el TEPJF anuló la elección y el panista Jorge Luis Preciado supuso que “ganaría por arrolladora mayoría”.

No se le hizo. Ignacio Peralta le repitió la dosis.

B.- Hay tiempos fatales.

Sin embargo, los congresistas federales, quienes son los que colocan al final de las leyes los llamados transitorios para darse el tiempo suficiente de examinar lo que sigue, no se inmutan cuando incumplen con sus responsabilidades.

Solamente para recordar: las leyes secundarias de la reforma constitucional en Telecomunicaciones fueron aprobadas cinco meses después del plazo legal.

Y entraron en vigor sin que nadie hiciera mayor escándalo.

Hoy los senadores están trabados por las siete leyes secundarias del Sistema Nacional Anticorrupción.

Se habían comprometido los líderes de las tres bancadas más numerosas –sin que ninguna de ellas se mayoritaria-, Emilio Gamboa Patrón (PRI), Miguel Barbosa Huerta (PRD) y Fernando Herrera Ávila (PAN) a llegar concretar el trabajo y enviarlo a la colegisladora.

Pero no se pusieron de acuerdo. El estira-y-afloje los llevó hasta el último minuto posible para dictaminar las leyes y subirlas al Pleno y decidieron, cómo no, que no hay prisa para ello.

Surgieron ya las desavenencias. El PRI propuso que se abra un periodo extraordinario después de las elecciones –con los plazos constitucionales vencidos- y el PAN con el PRD lo quieren para antes del 28, la fecha fatal.

Dos son los grandes temas que detienen la aprobación del paquete anticorrupción: la llamada ley 3 de 3 y la elección del Fiscal Anticorrupción. Del o la Fiscal General nadie se ha ocupado.

Si durante los tres meses que duró el periodo ordinario iniciado en febrero no pudieron ponerse de acuerdo, se antoja difícil que en los próximos días lo hagan.

¡Porque así son los congresistas!

C.- Cierto reclamo en la oficina de comunicación institucional del CEN del PRI porque en pasadas entregas señalé que tanto en la dirección nacional como en la de la Ciudad de México no le han puesto la atención debida a las elecciones de la Capital.

Sin rubor alguno, lo sostengo.

A la dirigente interina, Mariana Moguel no la conocen los pocos priístas que todavía militan en el tricolor. Y su oficina de prensa no genera una sola información. Búsquela en cualquier parte y si la encuentra… se llevará el premio de ser militante, aunque sin derecho a voto pero eso sí, con mucha voz.

Curiosamente la dirigente del PRI-CDMX es la única que no aparece en eventos, haciendo declaraciones, proponiendo cambios para la Capital.

Como diputada Local por el Distrito XXXIV en la Asamblea Legislativa, Moguel ha presentado algunas iniciativas y con excepción de la correspondiente para la creación de un Centro de Igualdad de Género –que ignoro si ya tiene sede-, las demás pasaron a mejor vida. ¿Qué otra cosa ha hecho?

En la dirigencia del PRI, a la que llegó cuando Mauricio López dejó el cargo, al que también arribó de manera interina después de la abrupta salida de Cuauhtémoc Gutiérrez, no hay referencia de sus actividades. Y estamos en tiempo electoral.

Escribir un comentario