Banner




Ud. está aquí
Banner
Banner

Imeca Político

Correo electrónico Imprimir PDF
miguel_angel_mancera

Megalópolis: el Destino ya la Alcanzó y Quienes no Circularán… Políticamente

POR CARLOS ZAMARRÓN

Es indudable y más allá del discurso de algunos que gobiernan en la llamada Megalópolis, que los mismos no le han encontrado la cuadratura al círculo para al menos paliar o contener elementalmente el problema de la contaminación, o sea la pésima y riesgosa calidad del aire que los habitantes de dicha región respiramos un día sí, al siguiente también.

Es igual de indudable que quienes gobiernan en la Megalópolis, destacadamente el Jefe de Gobierno de la CDMX Miguel Mancera, y que públicamente han expresado que en su futuro político hacia el 2018 contemplan contender en la elección presidencial, si es que algún capital político –según ellos- tenían, pues simple y sencillamente estarán en aquello de “No Circula”.

Y es que en una elemental reflexión en ese contexto, podemos concluir que si hasta ahora no han sido capaces de resolver la problemática referida, la contaminación riesgosa reitero, y eso en la región en la que cada cual gobierna, pues está claro que menos podrán resolver los grandes y graves problemas nacionales que visto es, están y estarán creciendo conforme pasan los años.

El No Circula sencillo, doble, o en el extremo total, de acuerdo a lo que hemos padecido en los últimos días principalmente en la región denominada Valle de México por una, otra y todas las razones que usted quiera, desde el me vale madre, la corrupción, las trampas y por supuesto el hecho de que personas en muchos casos cuentan con vehículos para cada día, ha fracasado. A la Megalópolis ya le alcanzó el destino fatal y a sus gobernantes la fatalidad política. No hay de otra.

Dice y bien el sabio refranero que a grandes males grandes remedios y lo cierto es que el No Circula es un programa que de no haberlo ideado la autoridad en la región, seguro que Disney lo y habría adoptado para sus tiras cómicas.

Así las cosas, estamos ante graves problemas en materia de calidad –mala del aire que cotidianamente respiramos en la CDMX, Estado de México y el resto de las entidades megalopolitanas. Incluso, en lo que hace a la primera, al menos quien esto escribe no tiene claro si sigue siendo la capital del país, un nuevo estado del mismo, pero hasta ahora sin ciudad capital, un Jefe de Gobierno del Distrito Federal que como tal ya no existe y una Asamblea Legislativa del Distrito Federal que RIP. Mal andamos.

Y mientras algún milagro se produce para medio componer las cosas en el tema de la contaminación, es oportuno comentar que en la capital de China –país que en el mundo más invierte por la calidad del aire- aspirar a tener un auto equivale a efectuar una solicitud para ello, esperar el dictamen correspondiente –se investiga al solicitante para saber si no cuenta con un patas de hule- y garantizar que su máquina consumirá energía eléctrica. Qué decir de la infraestructura para el transporte urbano público que es muy extensa cuando en la CDMX en los tiempos que lleva secuestrada por las tribus perredistas y morenas las mismas solamente construyeron y mal la Línea 12 del Metro…Pero qué le vamos a hacer, así están las cosas del abarrote.

HASTA LA PROXIMA

Escribir un comentario