Banner




Ud. está aquí
Banner
Banner

Tema Principal

Correo electrónico Imprimir PDF
mision804_la_madre_mexicana_y_su_circunstancia
mamas
embarazo
fetos
madre

Diversificado el Modelo de la Madre en México

*Solteras, Concubinas y Abuelas-Adultas Mayores

*Madres Tradicionales, Divorciadas o… Adolescentes

*Abraham y Sara, Pioneros en Maternidad Subrogada

POR NIDIA MARIN

Si bien la vida, la fertilidad y la tierra han marcado al mexicano y simbolizan a la madre inevitablemente, los estereotipos que dominaron tres cuartos del siglo XX en México se han ido diluyendo. En el pasado quedaron las “cabecitas blancas” sufriendo eternamente por los hijos, hoy “la dadora de la vida” es madre tradicional, moderna o a medias, casada o que vive con el padre de sus hijos fuera de matrimonio o bien soltera, divorciada, adolescente (o mayor de edad y abuela) o también que subroga su vientre… Siguen sufriendo, pero sin tanta alharaca.

De acuerdo a las estadísticas, en nuestro país hay más de 40 millones de mujeres mayores de 15 años. De ellas siete de cada diez han sido madres y 8.2 millones son madres solteras, divorciadas (de los aproximadamente 577 mil 713 matrimonios anuales casi la cuarta parte se divorcia), viudas o separadas, adolescentes o que subrogan su vientre. Algo más de cinco millones son madres solteras y otro tanto, abuelas-adultas mayores.

En el caso del embarazo adolescente, una investigación de la Dirección de Servicios de Documentación, Información y Análisis (SEDIA), de la Cámara de Diputados señala (Claudia Gamboa Montejano que México de acuerdo a la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT) indicó en 2011 que por cada mil mujeres 37.0 eran adolescentes y advirtió que la problemática social que significa el embarazo en la adolescencia, fenómeno que se origina en:

-El matrimonio a edades tempranas y el rol de género que tradicionalmente se asigna a la mujer;

-La práctica de las relaciones sexuales de los jóvenes sin métodos anticonceptivos;

-La presión de los compañeros, que alientan a los adolescentes a tener relaciones sexuales;

-El consumo de bebidas alcohólicas y otras drogas, que producen una reducción en la inhibición, lo que puede estimular la actividad sexual no deseada;

-Carecer de información y conocimientos suficientes sobre los métodos anticonceptivos y el no tener un fácil acceso a su adquisición;

-Y la falta de una buena educación sexual.

El año pasado la OCDE señaló a México con el primer lugar en materia de embarazo adolescente entre sus países miembros. Actualmente el gobierno federal lleva a cabo la Estrategia Nacional para Prevenir el Embarazo en Adolescentes (ENAPEA), que tiene como objetivo principal disminuir un 50% el embarazo en adolescentes para el 2030 y la eliminación de los embarazos en niñas de 14 años o menos, ya que de los ocho millones de nacimientos registrados en el periodo 2008-2011 resultó que 0.7% correspondieron a madres entre los 10 y 14 años de acuerdo a la ENAPEA.

La paternidad precoz detona una cadena de condiciones de vulnerabilidad agravadas en los hijos señaló en la UNAM la directora de Desarrollo Urbano Sustentable del Inmujeres, María del Carmen Juárez Toledo, al explicar que la mencionada ENAPEA  busca disminuir a cero los nacimientos en niñas de 10 a 14 años y, para 2018, lograr cifras de 63.1 por cada mil adolescentes de 15 a 19.

EL ALQUILER DE VIENTRES UNA ANTIGUA HISTORIA

En cuanto al alquiler de vientres subrogados, de acuerdo a un estudio de la Universidad LaSalle, “la primera persona dedicada al alquiler conocida por la historia nació 2000 A.C. Hablamos de Sara la esposa de Abraham que tenía problemas de infertilidad y a causa de esto le ofreció a su marido una esclava para gestar a un hijo el cual criarían como propio.

“En la Mesopotamia sumeria también fue implementada la subrogación. En este reino, esto era una práctica común y legal. El rey Hammurabi, estableció que si una mujer era infértil, le daría a su marido una esclava con la finalidad de poder tener un hijo varón”.

En tiempos más cercanos dice el excelente trabajo universitario, “…la primera inseminación artificial se realizó en 1790, cuando un cirujano escocés inyecto semen a su mujer, y ese año nació un niño sano”.

Asimismo: “A partir de 1920, se empezó a utilizar la inseminación artificial para ayudar en casos de infertilidad.

“En Harvard en 1944, fue realizada la primera fecundación in vitro, coloquialmente conocidos como “niños probeta”.

“En 1967, se consiguió la primera fecundación de un óvulo humano. Pero el primer embarazo de un niño concebido con este método fue hasta 1976.

“En Inglaterra en 1978, nació la primera niña concebida por fecundación in vitro.

“El segundo bebe que nació con este método, fue en Australia en 1980, esta vez fue varón.

“Noel Keane, abogado, fue el primero en utilizar el término de maternidad  subrogada en 1976, paralelamente que dio apertura a la primera agencia de alquiler de vientres, en Michigan, Estados Unidos.

“Esta agencia dio lugar a 302 nacimientos, en tan solo 12 años, hablando ya de1988.

“En 1980, dio lugar al primer programa de maternidad subrogada, gracias a una compañía llamada Surrogate Parenting Asociate, INC. Desde entonces esta compañía ha dado lugar al nacimiento de más de 500 niños norte americanos.

“En Michigan en 1986, nació la primera bebe subrogada, con la exitosa fertilización a partir de los genes de sus padres.

“En estados Unidos, han nacido más de 40,000 niños gracias a este programa de fertilización, en donde han existido algunos casos de mujeres subrogadas negadas a entregar al niño a sus padres biológicos”.

EL MARCO LEGAL Y LAS REFORMAS

¿Y en México?

La discusión ha estado centrada en  el marco legal. El Distrito Federal y Tabasco permitían este tipo de práctica, sin fines de lucro.

Ante las irregularidades y prácticas fraudulentas que se presentaban porque la Ley General de Salud tenía un hueco en materia de técnicas de reproducción asistida (subrogada) el pasado 26 de abril se presentó ante el pleno del Senado de la República el dictamen para regular el artículo 61 y 462 Ter de la mencionada ley.

La Senadora Martha Tagle Martínez, del Partido Movimiento Ciudadano comentó que  el acceso a la reproducción asistida implica el ejercicio de una serie de derechos humanos, entre ellos, el derecho a fundar una familia, a la igualdad, a la no discriminación, a la autonomía reproductiva, a la salud y a beneficiarse del progreso científico contenidos en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, y en los tratados internacionales que México ha ratificado.

Precisó que la Corte Interamericana de Derechos Humanos, en la sentencia Artabia Murillo y otros contra Costa Rica, ha manifestado que la prohibición al acceso a la reproducción asistida constituye una injerencia arbitraria en los derechos a la vida privada y familiar a formar una familia y a la igualdad de las personas con problemas de infertilidad.

Por eso, dijo, la gestión subrogada o gestación por sustitución es una forma alternativa de acceder a la paternidad o maternidad en el marco de las técnicas de reproducción humana asistida. Se trata de una solución médica para resolver diversos problemas de infertilidad con magníficos resultados, por supuesto, implica lograr acuerdos razonables y equitativos entre la pareja que quiere un hijo y la mujer que presta su anatomía para gestarlo.

Aclaró que en el dictamen se define como gestación subrogada la práctica médica consistente en la transferencia de óvulos humanos fecundados en una mujer, producto de un espermatozoide y un óvulo de terceras personas. Se realizará, sin fines de lucro, habiendo un acuerdo entre las personas solicitantes y la mujer gestante, permitiendo la compensación de gastos médicos y otros derivados del embarazo, parto, posparto y puerperio.

Además, precisó, la Secretaría de Salud regulará la gestión subrogada en las disposiciones jurídicas correspondientes.

Avanzar en la legislación sobre esta materia, agregó, es un paso más que abona a garantizar a las parejas y a las personas que desean tener hijos e hijas y que no pueden hacerlo. En el artículo 462 Ter quedó estipulada una restricción: estará permitida únicamente bajo estricta indicación médica, un tema que todavía hay que revisar. “Tenemos pendiente seguir luchando para que sea un derecho para todas, incluidas las parejas homoparentales”, concluyó.

Así el Senado de la República prohibió el alquiler de vientres si no es por indicación médica y solo para parejas heterosexuales con problemas de infertilidad. Se impondrán de 6 a 16 años de prisión y multa por el equivalente de 8 mil a 17 mil veces la unidad de medida y actualización en varios supuestos, porque se trata de que existan mejores prácticas y de acuerdo a la ética médica. Fue aprobado por 72 votos a favor; uno en contra y una abstención.

¡Feliz Día de las Madres!

Escribir un comentario